El Mensajero (Español)

Posted: May 16, 2018

Foto EMC por John Haeger

Alrededor de 75 personas realizaron un piquete frente a las oficinas de Spectrum en Rochester el 26 de abril para protestar por el desalojo de un campamento cercano para personas sin hogar.

La ‘Campaña de la Pobreza’ apoya a aquellos en la pobreza

Por Annette Jiménez/EMC

ROCHESTER — El Día de las Madres sirvió para el lanzamiento de una nueva “Campaña de la Pobreza: Llamado Nacional para el Renacimiento Moral” en apoyo de los millones de personas que aún viven en la pobreza cinco décadas después de que Martin Luther King Jr. creó el movimiento.
 
Rochester es una de las comunidades en 40 estados que participan en la campaña de 40 días, que culminará con una manifestación y un día de solidaridad en Washington, D.C., el 23 de junio.
 
Durante una “Comisión de la Verdad sobre la Pobreza en Rochester” celebrada en la Iglesia Luterana Redeemer el 19 de abril, la Reverenda Emily McNeill, directora ejecutiva de la Coalición Labor-Religión del Estado de Nueva York y copresidenta de la campaña estatal, describió los temas de cada semana de la campaña.
 
“Es un momento realmente emocionante para crear la unidad entre los estados, en todo el país y en todas las comunidades”, dijo la Reverenda McNeill a las más de 200 personas reunidas para el evento del 19 de abril. “Recuerde, estamos juntos en esto”.
 
De acuerdo a información en laborreligion.org, los temas semanales de la campaña son:
 
• Alguien está haciendo daño a nuestra gente.
 
• Vinculación de la pobreza y el racismo sistémico.
 
• Militarismo, la economía de guerra y la proliferación de la violencia armada.
 
• Cambio climático, devastación ecológica y derecho a la salud.
 
• Todos tienen derecho a vivir.
 
• Una nueva e inquietante fuerza.
 
Para crear conciencia y participar en la campaña, el evento de abril organizado por el comité de la Campaña de la Pobreza de Rochester incluyó testimonios de personas afectadas por la pobreza o el racismo sistémico. Los testimonios proporcionados en eventos en todo el estado de Nueva York muestran las conexiones entre las comunidades y las características comunes que existen, observó la Reverenda McNeill.
 
Al participar en la campaña, los miembros de la comunidad siguen los pasos de Jesús, que entró al templo y volcó las mesas de los cambistas que se beneficiaban de los pobres, señaló el Reverendo James Simmons, pastor principal de la Iglesia Episcopal Africana Metodista Baber en Rochester.
 
“(Jesús) habló la verdad al poder”, observó el Reverendo Simmons.
 
El Reverendo Simmons y la Hermana de la Misericordia Grace Miller de la Casa de la Misericordia sirvieron el 19 de abril como dos de los cinco comisionados de la verdad - miembros de la comunidad encargados de escuchar y responder a los testimonios de los residentes del área y las agencias que trabajan con los pobres.
 
Courtney Rogaski de Rochester dio uno de los testimonios, representando la voz de un nuevo segmento de la población pobre: estudiantes universitarios milenarios incapaces de pagar los préstamos hechos para obtener títulos en industrias que no estaban contratando después de la gran recesión del 2008, dijo. Ahora gana menos de $ 23,000 al año y no tiene idea de cómo pagará sus préstamos universitarios.
 
“Las personas a quienes se les dice que vayan a la universidad y (que hayan hecho) todo lo correcto no deberían estar en esta situación”, dijo.
 
Parte del motivo de situaciones como la de Rogaski es que a los trabajadores no se les paga un salario digno para ser autosuficientes, señaló Bruce Popper, vicepresidente de 1199 SEIU United Healthcare Workers East. La mitad de los residentes de Rochester no gana lo suficiente como para ser autosuficiente, agregó.
 
La mayor parte de los trabajadores mal pagados son los auxiliares de salud en el hogar y los asistentes de cuidado personal, la mayoría de los cuales son mujeres de color y desproporcionadamente residentes de la ciudad, dijo Popper.
 
“Los trabajadores de comida rápida se levantaron, exigieron un mejor salario y lograron un camino hacia un salario mínimo de $15”, dijo como un ejemplo para los trabajadores de la salud a seguir.
 
Los trabajadores de comida rápida ahora ganan un salario mínimo por hora de $11.75, mientras que un trabajador de salud en el hogar gana un mínimo de $10.40, dijo Popper.
 
“Si desea saber por qué hubo una disminución estadística en la tasa de pobreza este año, no necesita buscar más allá de los aumentos legislados (estatales) en los salarios mínimos”, dijo.
 
“No fue asesoramiento”. No fue mejor educación. No fue una transportación mejorada. No fue el resultado de la miríada de programas de “culpar a la víctima”. Fue un sueldo más grande”.
 
Pagar a los trabajadores un salario decente tiene el beneficio adicional de ayudar a revitalizar los vecindarios, lo que a su vez ayuda a las familias a sentirse más seguras, agregó. Y crear equidad en el desarrollo del vecindario es un área de preocupación para los residentes del noreste de Rochester, según una declaración de Ida Peréz que fue leída en la reunión del 19 de abril.
 
Pérez ayudó a formar el Scrantom Block Club en los últimos años para exigir que las voces de los residentes sean escuchadas y para tratar de embellecer los vecindarios y ayudar a eliminar algunos de los efectos adversos para los niños que viven en la pobreza.
 
“El área noreste, especialmente North Clinton, ha sido descuidada por demasiado tiempo porque no tenemos el dinero o el poder que tienen otras comunidades”, dijo en su declaración. “Nos dejan fuera o nos informan demasiado tarde sobre nuevas oportunidades. … (Los residentes) han perdido la esperanza de que alguien haga algo para ayudar al área”.