El Mensajero (Español)

Posted: August 16, 2017

Narración de historias ayudan a latinos de edad avanzada a preservar cultura, recuerdos

Foto EMC por John Haeger

Tomas Martínez interpreta durante ‘Cuentos del Alma: Guardianes de la Cultura’ el 6 de julio.

Por Annette Jiménez/EMC

ROCHESTER -- Minerva Morales dijo que dar a los adultos mayores una voz para expresar sus recuerdos y valores culturales vale la pena para toda la comunidad.

"Damos a conocer todos nuestros valores y cultura … (y) quiénes somos y de donde vinimos", dijo ella.

Morales fue una de los miembros del Centro de Oro que compartieron sus reflexiones sobre sus países natales, niñez y otras reminiscencias durante una presentación el 6 de julio en el Centro de Conferencia Floreano de la Rochester Broadway Theatre League (RTBL) en el Auditorium Theatre. Alrededor de 50 familiares, amigos y miembros de la comunidad asistieron al evento titulado "Cuentos del Alma: Guardianes de la Cultura".

La presentación fue parte del programa Envejecimiento Creativo en el Centro de Oro, un centro de encuentro de la Liga de Acción Iberoamericana que ofrece actividades, compañerismo y talleres de aptitud física y nutrición para latinos de edad avanzada.

Los programas Envejecimiento Creativo son desarrollados a través de una colaboración entre la organización Elders Share the Arts (ESTA, siglas en inglés), con sede en la Ciudad de Nueva York, el Concejo de Artes del Estado de Nueva York (NYSCA, siglas en inglés) y la Oficina para los Envejecidos del Condado de Monroe, explicó Julie Kline, directora de programa de ESTA. Las organizaciones socias sintieron que era vital reflejar la diversidad de la población de edad avanzada de Rochester ofreciendo un programa de Envejecimiento Creativo en un centro cuyos miembros hablan español, añadió ella.

La colaboración proporcionó clases y talleres en el Centro de Oro por los últimos meses así como comidas y una excursión, dijo Annette Ramos, quien sirvió como artista instructora para el proyecto y de enlace con la RBTL. Ella ayudó también a las personas de edad avanzada a preparar y ensayar los ensayos y poemas que leyeron durante la presentación del 6 de julio.

Raquel Serrano, coordinadora de programa del Centro de Oro, dijo que los miembros produjeron 47 obras en español para ser publicadas en una antología. El libro estará disponible para la venta en el Centro de Oro por un donativo de $2, dijo.

"Ellos serán poetas y escritores publicados", observó Ramos. "Generaciones futuras conocerán sus historias".

"Estamos encantados con la actuación final del programa Envejecimiento Creativo del Centro de Oro", dijo Kline en un correo electrónico. "Nos encantó visitar en persona una sesión del programa de Annette en el Centro de Oro y presenciar las conexiones profundas que ella estaba creando entre los participantes".

La experiencia de Ramos en teatro y narración de historias como personal de la RBTL y directora ejecutiva de la Compañía de Teatro Latino de Rochester, al igual que el entusiasmo y experiencia en actuación de ella y Serrano, hicieron de ambas el par perfecto para dirigir el programa del Centro de Oro, añadió Kline.

Morales dijo que los talleres del programa fueron útiles, ya que ella al principio estaba renuente a escribir algo o a ponerse de pie frente a una audiencia. Ella ayudó también a escribir los recuerdos o ensayos de otros miembros que tenían dificultad con la escritura.

"Lo más importante es que nos sentimos como una familia", añadió ella. "Nos apoyamos uno al otro".

Ese sentido de familia es algo de lo que a Lolin Ríos, quien leyó un par de ensayos durante la presentación del 6 de julio, le gusta más acerca del Centro de Oro. Ella dijo que ha estado viniendo al centro por los pasados siete años.

Ríos dijo que ella sintió cierto temor acerca de escribir su historia y decirla frente a un grupo, pero se sintió más cómoda a medida que el proceso siguió adelante. Y el proceso de escritura trajo una avalancha de recuerdos, añadió ella.

"Me sentí emocionada… (pensando) de mi isla de Puerto Rico", dijo. "Es importante que todos oigan los cuentos".

Elisa DeJesús, vicepresidenta de la división de familia de Ibero, quien supervisa el Centro de Oro, dijo que ayudará a planear otro evento comunitario para proporcionar una audiencia aún mayor para las historias de las personas de edad avanzada.

"Sinceramente, esto es sólo un comienzo", dijo ella. "Tienen que seguir adelante con sus historias".