El Mensajero (Español)

Posted: April 19, 2012

EMC fotos por Tamara Tirado

La Chef Daisy Martínez (izquierda) y la Presidente Anne Kress del Monroe Community College (derecha) la felicitan a Shakilya Cruickshank, vencedora de la tercerca competencia "Iron Chef" el 1º de abril. Kress también le dió a Cruickshank el primer premio, una beca para ir a MCC.

Competencia de cocina enseña habilidades para la vida

Por Annette Jiménez/EMC

ROCHESTER -- Los siete estudiantes de la Escuela de Secundaria East que participaron este año en la competencia "Iron Chef" no dieron las señales de ansiedad que usualmente se ven por televisión en los programas de competencias de cocina.

Siete chefs estudiantes trabajaron en el escenario enfrente de más de 300 personas en el Centro Riverside de Convenciones de Rochester el primero de abril mientras preparaban y dirigían tranquilamente a sus sub chefs. Durante todo el tiempo tuvieron que hacer frente al escrutinio de seis jueces y a las luces de las cámaras de televisión de varios canales y de fotógrafos de escuelas.

Así que cuando el Chef Jeff Christiano, director del programa culinario de la escuela, anunció que Shakilya Cruickshank había ganado el primer premio que era una beca para ir a Monroe Community College, la mamá de Shakilya interrumpió la calma con gritos de sorpresa y felicidad.

Después de varios momentos de esperar a que bajara del escenario, Lori Hicks pudo finalmente abrazar a su hija y decirle: "Estoy tan orgullosa de ti". "Estoy muy contenta por ti".

Cruickshank, una estudiante de penúltimo año, no estaba supuesta a participar en la competencia, explicó Christiano. Pero cuando la competencia atrajo a más sub chefs de lo que se esperaba, él accedió a su petición de que le diera la oportunidad de demostrar de lo que era capaz. Los 20 sub chefs incluían al Alcalde de Rochester Tom Richards, a la Ejecutiva del Condado de Monroe Maggie Brooks y al Director de la Escuela de Secundaria East Anibal Solar.

"Ella es una inspiración para mí", añadió Christiano.

Manteniéndose serena, al igual que había hecho durante la competencia, Cruickshank dio pocas muestras de emoción cuando dijo que cocinar la hace feliz.

"Me quita mucha presión", comentó ella.

La Chef Daisy Martinez, que sirvió como juez invitada, dijo que ella estaba impresionada por la serenidad que los estudiantes habían mantenido durante la competencia, en particular las muchachas.

"Estas muchachas ni siquiera sudaron", dijo ella con una sonrisa.

Martínez que presenta un programa en la Red de Comida, donde también presentan el programa "Iron Chef", al cual imita el evento de la Escuela de Secundaria East, dijo que ella está sorprendida por lo rápido que se ha desarrollado la competencia de la Escuela East en tan poco tiempo. Ella recordó la primera vez que había oído sobre el programa hace tres años y que había comprendido el potencial que tenía.

El evento completo de este año fue organizado por estudiantes de la Escuela East y les dio una experiencia del verdadero mundo del trabajo, observó Alecia McLaughlin, administradora del programa.

Los estudiantes prepararon la comida que el público comió mientras la competencia se estaba desarrollando, sirvieron la comida, produjeron los anuncios de radio y televisión que se pasaron antes del evento, sacaron fotos y gravaron a los chefs mientras cocinaban para mostrarlos en pantallas gigantes.

Además de proporcionarles experiencias tan valiosas, Martínez dijo que la competencia también les daba la oportunidad a los estudiantes de brillar y de sentirse apoyados por la comunidad.

"Es una ventaja para todos", dijo ella.

Martínez dijo que también estaba impresionada por las técnicas de cocina que los chefs estudiantes empleaban cada año, incluyendo gastronomía molecular. El año pasado, cuando volvió a su casa, hizo investigaciones sobre una de las recetas, añadió ella.

"No están perdiendo el tiempo", dijo.

Genesis Roman, que ganó el segundo premio el año pasado, volvió para ayudar a los chefs estudiantes, y dijo que además de cocinar, las habilidades que aprenden durante el programa culinario y la competencia, son ventajas que llevarán con ellos cualquiera que sea el sendero que sigan en la vida.

"Ser organizados y hacer las cosas a tiempo, están a la base de la vida", añadió ella. "La vida es a veces frenética y uno tiene que acostumbrarse".

Roman, que está estudiando Artes Liberales en Monroe Community College, dijo que está contenta por Christiano de que su programa culinario haya alcanzado un nivel de éxito más alto al trasladar la competencia al Centro de Convenciones.

"Esta ha sido la mejor experiencia", concluyó ella.

Comentarios

Ingrese un comentario
  1. We encourage participation in discussion of the articles on this site. We review — but do not edit — all comments before they are posted. We will not accept comments that are off-topic or clearly promoting a commercial, political or self-serving agenda. Comments must be civil and respectful. Inappropriate language will not be accepted. Comments containing links that lead away from this site will not be posted. To make a comment, please review and indicate your acceptance of our full Terms and Conditions

  2. Leave this field empty

Campo Obligatorio