El Mensajero (Español)

Posted: February 15, 2017

Resurgimiento de Niños Escuchas en los pueblos

Fotos EMC por Jeff Witherow

Dieciséis miembros originales de la Tropa de Niños Escuchas 147 posaron para una foto en el campamento Massawepie en 1989.

ROCHESTER -- Felipe Ríos cree que su experiencia como parte de una tropa de Niños Escuchas durante sus años de adolescente le condujo a escoger una carrera militar.

"Esto me preparó mental y físicamente", dijo él durante una recaudación de fondos para la Tropa de Niños Escuchas 147 en la Iglesia San Miguel. "(El Escutismo) nos dio una ética de trabajo y tuvimos que salir en jiras campestres y hacer cosas que no seríamos capaces de hacer de otra manera".

Ahora, Ríos está devolviendo su servicio como un ayudante de Scoutmaster (adulto que dirige la tropa) para la tropa incipiente, cuyos miembros en la mayoría son de los Apartamentos Los Flamboyanes en la Avenida Clinton Norte. El número de la tropa, observó él, es el mismo de la tropa del cual era miembro durante la década del 1980 y principios de la del 1990 la previa Iglesia Santa Brígida.

Sixteen original members of Boy Scout Troop 147 pose for a photo at the Massawepie scout camp in 1989.

Ríos dijo que estaba entre varios miembros y líderes de la previa Tropa 147 que decidieron revivir la tropa en el otoño de 2015. Ellos comenzaron con aproximadamente 25 niños, pero cerca de 10 asisten regularmente a las reuniones semanales que tienen lugar los lunes por la noche en San Miguel, añadió Ríos.

Los líderes de la tropa están planeando promover sus esfuerzos de reclutamiento este año en las iglesias del área y las escuelas cercanas, dijo él.

"Estamos tratando de dejar saber que estamos aquí", dijo Ríos.

Franco Rodríguez, 11, se unió a la tropa el año pasado después de oír sobre eso en la escuela.

"Yo quería ver cómo era y descubrir cosas", dijo él.

La experiencia ha sido muy positiva, incluyendo salidas en jiras campestres al Parque Webster y el campamento Massawepie en las Adirondacks, dijo él. Su meta es llegar a ser un Eagle Scout (Águila) como Ríos.

"Es impresionante", dijo Franco de estar en la tropa. "Siempre hay cosas divertidas que uno puede hacer y explorar".

La madre de Franco, Jéssica Vargas, dijo que como madre soltera ella aprecia que su hijo tiene influencias masculinas positivas en su vida. Ella apoyó la idea de que su hijo se uniera a la tropa desde el momento que él presentó la idea a ella, dijo Vargas que también es miembro del comité consultivo de la tropa.

"Pensé que era una buena idea darle un ambiente mejor y apoyo y mantenerle lejos de influencias malas", dijo Vargas. "Y (las actividades de la tropa) le mantienen ocupado y motivado para hacer lo correcto y ayudar a la comunidad".

Johnathan González, 14, dijo que se unió a la tropa para hacer algo además de la escuela.

"Vamos a acampar y nos divertimos", añadió él. "Llego a conocer gente nueva".

Los miembros de la tropa también aprenden destrezas de supervivencia valiosas, incluyendo primeros auxilios y otras destrezas para la vida", observó Johnathan.

"La tropa ayuda a uno con las acciones", dijo. "Ellos enseñan a no ser grosero con adultos y cómo ser agradable con otra gente".

Además de acampar y ganar insignias, los Escuchas también han hecho proyectos de servicio a la comunidad tales como visitar residentes de un asilo de ancianos. Los $600 recaudados de la recaudación de fondos del 15 de enero en San Miguel ayudarán a apoyar el viaje de la tropa al congreso de Niños Escuchas en Virginia, dijo Ríos. El viaje incluirá un recorrido del área de Washington, D.C.

Éstos eran los tipos de viaje de la Tropa 147 original bajo el liderazgo de Duane Stevens, que sirvió como Scoutmaster empezando en los últimos años de la década del 1980. Después de haber sido un Eagle Scout, él se acercó al previo Concejo Otetiana del Condado de Monroe, que es ahora Concejo Seneca Waterways sobre cómo él podía devolver a la organización. El concejo le pidió empezar una tropa en el área de Baden Street Settlement. Él reclutó en Santa Brígida, donde el Padre Bob Werth fue párroco y cerca de 30 niños se unieron a la tropa. El Padre Werth es ahora co-párroco en la Parroquia Santa Francisca Xavier Cabrini, que incluye la Iglesia San Miguel.

La tropa duró aproximadamente 15 años, incluyendo una mudanza a la Iglesia San Marcos en Greece los últimos dos años, dijo Stevens. Cada verano, los Niños Escuchas acamparon en Massawepie como también tuvieron un recorrido de verano de diferentes áreas del país. Unas pocas veces, la tropa viajó por todo el país, incluyendo paradas en el Gran Cañón y el Arco de St. Louis, dijo. El viaje de la tropa por todo el país fue patrocinado por una campaña anti-drogas y los Escuchas distribuyeron folletos en los diferentes lugares. Su propio hijo, Víctor, continuó para llegar a ser Eagle Scout, dijo Stevens.

Y la vida se ha completado ya que su hijo es ahora ayudante de Scoutmaster junto con Ríos y dos otros para la nueva tropa 147.

"Tendremos éxito en traer de nuevo el Escutismo urbano a donde debemos estar", dijo Stevens. "No hay nada como el Escutismo que enseña servicio a uno mismo… servicio a la familia y a la comunidad. Servicio a Dios y al país".

 

Comentarios

Ingrese un comentario
  1. We encourage participation in discussion of the articles on this site. We review — but do not edit — all comments before they are posted. We will not accept comments that are off-topic or clearly promoting a commercial, political or self-serving agenda. Comments must be civil and respectful. Inappropriate language will not be accepted. Comments containing links that lead away from this site will not be posted. To make a comment, please review and indicate your acceptance of our full Terms and Conditions

  2. Leave this field empty

Campo Obligatorio