El Mensajero (Español)

Posted: December 12, 2018

Last Updated: December 14, 2018

Foto EMC por John Haeger

El Obispo Salvatore R. Matano y el Padre Joseph McCaffrey miran mientras Edward Schofield, que tiene 8 años, echa una pala de tierra el 25 de agosto durante la ceremonia de inauguración para el nuevo centro parroquial en la Iglesia de la Natividad de la Santísima Virgen María en Brockport.

Centro parroquial avanza en la parroquia de la Natividad en Brockport

Por Annette Jiménez/EMC

BROCKPORT — La construcción de un nuevo centro parroquial para la Iglesia de la Natividad de la Santísima Virgen María ha estado en marcha desde el final del verano.
 
“Hay actividad todo el tiempo”, dijo Patricia O’Brien, quien encabeza el comité de planificación del proyecto. “La gente está muy emocionada”.
 
Los planes finales para el nuevo centro parroquial fueron preparados y aprobados por la Diócesis de Rochester a principios de este año.
La parroquia utiliza una casa en el lado norte del edificio de la iglesia como su centro parroquial. Esta estructura será renovada y ampliada a través del proyecto, dijo O’Brien.
 
El 25 de agosto se dio comienzo al proyecto después de una misa celebrada por el Obispo Salvatore R. Matano, quien mencionó el proyecto durante su homilía, dijo O’Brien.
 
“El habló sobre el hecho de que el centro parroquial será un faro para la fe en la Calle Main en Brockport”, dijo.
 
El centro de 7,640 pies cuadrados tendrá capacidad para 150 personas y tendrá dos entradas desde el edificio de la iglesia, dijo O’Brien. Contará con una cocina para eventos sociales, ocho salas para la formación de la fe, un espacio de reunión para la preparación sacramental y la formación de la fe de adultos, así como un espacio de reunión para comités como el concejo parroquial, finanzas y liturgia, explicó. Añadió que dos alcobas en el área del vestíbulo estarán iluminadas por los vitrales de la iglesia.
 
El proyecto también incluye agregar baños accesibles para discapacitados en la iglesia, dijo O’Brien. La iglesia actualmente tiene un baño que no es accesible para discapacitados.
 
La parroquia trabajó con la comisión de construcción diocesana para diseñar el centro y ayudar al comité de planificación de la parroquia a entender los requisitos diocesanos. Una vez que se acordaron y aprobaron los elementos de diseño, la parroquia contrató a LaBella Associates para completar la renovación, dijo O’Brien.
 
El comité de planificación también trabajó con la Sociedad Histórica del Oeste del Condado de Monroe para garantizar que el proyecto fuera sensible a la historia de la parroquia y la villa. Ella señaló, por ejemplo, que una sala de usos múltiples conservará la chimenea original.
 
“Estamos (también) salvando la fachada de la… casa de acuerdo con la naturaleza histórica de la Calle Main y estamos en sintonía con la apariencia de las casas históricas de la zona”, dijo O’Brien.
 
Para financiar el proyecto, la parroquia organizó una campaña de capital que recaudó alrededor de $1.5 millones, dijo.
 
“Nuestra parroquia ha estado entusiasmada con nuestro proyecto desde el principio y ha sido muy generosa en su apoyo”, dijo el Padre Joseph McCaffrey, párroco de Natividad.
 
Jorge Salgado, coordinador regional para el ministerio hispano en los condados de Monroe y Livingston, dijo que los feligreses de Natividad que hablan español esperan con ansias un mayor espacio que esté disponible en el nuevo centro.
 
“El centro pastoral nos beneficiará especialmente cuando tengamos grandes celebraciones como la fiesta de la Virgen de Guadalupe”, dijo él en un email a El Mensajero Católico. “Allí podremos tener la comida y la fiesta. Años anteriores, hemos tenido que tomar prestado un salón grande a las iglesias vecinas. El mismo nos servirá para retiros, ensayos de bailes y todas nuestras celebraciones culturales y religiosas”.
 
Los planes para el nuevo centro, que se han estado procesando durante unos cuatro años, comenzaron con una encuesta de feligreses para determinar las necesidades de la comunidad de fe “, explicó O’Brien.
 
Las salas de reunión y el espacio adicional para la formación en la fe – en particular para la educación religiosa de los jóvenes feligreses – se identificaron como las principales prioridades de los feligreses, dijo. La necesidad de espacio de reuniones para brindar hospitalidad se ha sentido especialmente después de los funerales, agregó, porque el espacio de reuniones del centro actual solo tiene capacidad para unas 12 personas.
 
El nuevo centro también facilitará la participación de los estudiantes en SUNY Brockport, ya que actualmente se están vendiendo las instalaciones de la Comunidad Newman, dijo Mary Ann Geonie, miembro del comité de finanzas de la Comunidad Newman. Añadió que Newman Oratory, el nombre oficial de la Comunidad Newman, es propietaria de las instalaciones de la comunidad estudiantil y de una casa adyacente donde viven cuatro estudiantes.
 
Cuando se vendan los edificios, el ministerio continuará como un alcance de la parroquia y aún podrá ser referido como la Comunidad Newman, explicó Shannon Laughlin, directora asociada de los Servicios Pastorales de la Diócesis de Rochester.