El Mensajero (Español)

Posted: February 18, 2010

Last Updated: March 11, 2010

Patinadores buscan éxito en Vancouver

Por Frank Fitzpatrick/The Philadelphia Inquirer

En la primavera del 2008, mientras América estaba experimentando cambios, Tanith Belbin y Ben Agosto estaban haciendo lo mismo.

Como son los patinadores en hielo más decorados en la historia de los EE.UU., ese deseo parecía inverosímil.

Desde que se juntaron en 1998, ellos habían ganado cinco campeonatos nacionales, el más reciente, solo meses antes. En el 2006, su medalla de plata en Turín, fue el mejor resultado alcanzado por un equipo de los EE.UU. en las Olimpiadas. Ellos estaban contentos entrenándose y viviendo en Detroit. Eran guapos, tenían mucho dinero y eran muy homenajeados.

Así que ¿porqué dejarlo todo y mudarse a un parque industrial en Aston, Pensilvania?

Ahora, dos años después de esa mudada, sus vidas, sus técnicas, sus rutinas y sus ambiciones cambiadas por nuevos entrenadores y un nuevo ambiente, se encuentran en Vancouver.

Ahí, en un grupo que incluye a una pareja rusa ganadora de un campeonato mundial, que se entrena en la misma pista de hielo del Condado de Delaware, en Pensilvania, bajo los dos mismos entrenadores, ellos están tratando de subir al mismo podio y ganar una medalla en las Olimpiadas de Invierno del 2010. La competencia de danza en hielo comenzó el 19 de febrero.

Después de obtener un descorazonador cuarto lugar en los campeonatos mundiales del 20o8, ellos pensaron que el paso de medalla de plata a medalla de oro, sería imposible a no ser que cambiaran de entrenadores, ciudades y zonas de confort.

"Estábamos en tan buen lugar en Detroit", recordó Agosto, que tiene 28 años, y que es mitad puertorriqueño. "Teníamos un gran equipo a nuestro alrededor, y éramos muy felices allí. Pero pensamos que no estábamos progresando más. Dejamos de mejorar. Nos estancamos un poco. Así que finalmente decidimos hacer un cambio".

El cambio mayor, ya sabían, sería elegir nuevos entrenadores. Así que hicieron interminables listas de los mejores. Y los mismos dos nombres continuaban apareciendo al tope. Natalia Linichuk y Gennadi Karponossov.

Esa pareja rusa, que está casada, había ganado la medalla de oro en las Olimpiadas del 1980 y más tarde, ambos ganaron la reputación de ser quizás los mejores instructores de danza en hielo del mundo.

El camino que los llevó a ellos, y eventualmente a Belbin y Agosto, a Aston, comenzó con la incertitud que siguió al colapso de la Unión Soviética.

Linichuk y Karponossov dejaron Moscow y llegaron a la pista de hielo de la Universidad de Delaware, en Newark. En septiembre del 2007, mudaron a sus estudiantes un poco hacia el norte por la carretera I-95, a un local más espacioso, en Ice Works, un complejo de cuatro pistas de hielo en Aston.

"Cuando vinimos aquí", dijo Karponossov, la danza en hielo no era tan popular. Y ahora, miren la diferencia".

En abril del 2008, Belbin y Agosto se les reunieron allí. Un mes mas tarde, el duo ruso formado por Oksana Domnina y Maxim Shabalin los siguió. Para los campeonatos mundiales del 2009, esos dos equipos, los rusos y los americanos terminaron primero y segundo respectivamente.

"Ellos eran campeones olímpicos", dijo Agosto refiriéndose a sus entrenadores. "Ellos sabían exactamente lo que necesitábamos. Necesitábamos una nueva dirección, alguien que nos dijera qué hacer y cómo hacerlo".

Agosto describió el cambio como dramático; algo que fue como aprender a patinar otra vez.

"Fue un cambio inmenso", dijo él. "Si mi antiguo entrenador hubiera dicho "Yo quiero que te inclines hacia la derecha", ellos dijeron, "Yo quiero que te inclines hacia la izquierda. Era casi como si arriba fuera abajo y negro fuera blanco. Yo nunca pensé que en este momento en mi carrera había tanto que yo no sabía".

No fue solamente la manera de patinar que tuvieron que cambiar. Belbin, que se hizo ciudadana americana poco antes de las olimpiadas del 2006 por una ley del Congreso, había nacido en Kingston, Ontario. Agosto era de Chicago. Ellos habían estado en Detroit 10 años. Mudarse al área de Filadelfia requirió una adaptación importante.

"Todavía no conocemos mucho sobre el área", dijo Belbin, que tiene 25 años. "Desde el día que llegamos aquí hemos estado entrenándonos únicamente. No he tenido mucho tiempo para ver la ciudad. Fui a ver la Campana de la Libertad. Es una gran ciudad. Lo que pasa es que no tengo el tiempo necesario para aprovechar las ventajas que ofrece".

Belbin se ha alojado en un complejo de apartamentos cerca de Concordville que es popular con los patinadores que van a Ice Works, mientras que Agosto y su novia alquilan una casa cerca.

La proximidad al Aeropuerto Internacional de Filadelfia y a Nueva York, donde sus carreras de anunciantes los lleva  a menudo, ha sido una gran ventaja.

Belbin, que fue nombrada una vez por ESPN como la "segunda muchacha más atractiva" del mundo de los deportes, tiene varios contratos de mercadeo muy lucrativos, incluyendo uno que firmó recientemente con Procter & Gamble, un patrocinador de las Olimpiadas. Ella y Agosto también son portavoces de Ralph Lauren y Debeers.

"Dependemos mucho de los anuncios (para nuestro apoyo financiero)", dijo Belbin. "Y el estar en Filadelfia nos ayuda a hacer más negocios. Pero no vamos a vivir ahí cuando terminemos, y por lo tanto no hemos desarrollado un verdadero sentimiento de comunidad allí".

No es de extrañar. Un día típico en la Pista de tamaño olímpico número 2 en Ice Works cansa con solo mirar.

Ellos llegan al local que se encuentra en Duttons Mill Road, a eso de las 7:15 de la mañana. Se ponen los patines y a las 7:45 tienen una clase de ballet. A las 8:30, están en el hielo para la primera de dos largas sesiones de entrenamiento con Linichuk y Karponossov.
Hacen una pausa para almorzar antes de las 11:00, pero vuelven al hielo al mediodía. A las 3:00 p.m. cambian para hacer ejercicios con sus entrenadores de educación física. Eso puede durar hasta las 4:30 cuando paran para practicar alzadas, montar bicicletas o hacer otros ejercicios.

"Físicamente, estamos más fuertes que nunca este año", dijo Agosto. Hace cuatro años yo no podía hacer 10 planchas . En los últimos juegos olímpicos, yo era tan pequeño. Era débil. Nunca podía hacer las alzadas que hago ahora. A nivel personal, me siento más fuerte que nunca. Tengo un nuevo nivel de confianza en mí mismo".

Esa confianza sufrió un poco en los recientes campeonatos nacionales en Spokane, Washington. Después de no competir en ese evento en el 2009, porque Agosto se dañó la espalda, quedaron detrás de la nueva pareja formada por Meryl Davis y Charlie White.
"Fue por muy poco. Así de poco", dijo Karponossov, manteniendo dos dedos a un milímetro de distancia. "Pero si ustedes quieren saber por qué perdieron, deben hablar con los jueces. Eso es todo lo que voy a decir al respecto".

Por su parte, Belbin y Agosto le restaron importancia a la sorprendente pérdida. Ellos dijeron que habían tratado su aparición en el campeonato nacional como "una sesión de práctica final" antes de las Olimpiadas.

"Decir que tenemos que ser campeones de los EE.UU. para poder ir a las Olimpiadas con confianza, no es necesario", dijo Belbin. "Podremos hacerle frente a los mejores competidores a pesar del resultado en Spokane".

Ellos llegaron a Vancouver y encontraron que hay mucho más interés en los patinadores de danza en hielo de lo que han experimentado otros equipos de los EE.UU.

Su éxito, la aparición de Davis y White, y la renovada popularidad del baile en América gracias a programas tales como "Bailar con las Estrellas" se han combinado para hacer de Belbin y Agosto unos de los participantes a las Olimpiadas más conocidos.

"Tenemos mucha suerte de practicar la danza en hielo ahora", dijo Agosto, "porque el interés ha aumentado tanto".


© 2010, The Philadelphia Inquirer. Distribuido por los Servicios de Información McClatchy-Tribune.

Comentarios

Ingrese un comentario
  1. We encourage participation in discussion of the articles on this site. We review — but do not edit — all comments before they are posted. We will not accept comments that are off-topic or clearly promoting a commercial, political or self-serving agenda. Comments must be civil and respectful. Inappropriate language will not be accepted. Comments containing links that lead away from this site will not be posted. To make a comment, please review and indicate your acceptance of our full Terms and Conditions

  2. Leave this field empty

Campo Obligatorio