Defensores reprueban el retroceso en las reformas para proteger a los ancianos

Posted: July 17, 2018

Por Annette Jiménez/EMC

Los fiscales generales de los EE. UU., incluyendo el estado de Nueva York, han emitido una queja oficial contra acciones federales que retrasarían el cumplimiento de las protecciones para los beneficiarios de Medicare y Medicaid que reciben atención en centros de enfermería especializada.
 
De acuerdo a la información de la oficina de la Fiscal General de Nueva York Barbara D. Underwood, la decisión del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. y sus Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CSM, siglas en inglés) revertiría las reformas implementadas hace dos años para mejorar la seguridad y el bienestar de los residentes de hogares de ancianos para protegerlos del abuso, el abandono y la explotación. CMS revisaría los requisitos en junio que se consideraron onerosos para las instalaciones, según la oficina de Underwood.
 
“Coartar estas protecciones esenciales pondría en peligro la salud y la seguridad de muchos neoyorquinos que dependen de los cuidados en un asilo de ancianos”, dijo Underwood en un comunicado. “Mi oficina continuará enjuiciando a aquellos que victimizan a residentes vulnerables de hogares de ancianos”.
 
Junto con Nueva York, los estados cuyos fiscales generales también han firmado la querella representan a California (que dirigió la iniciativa), Connecticut, Hawái, Illinois, Iowa, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Misisipi, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Vermont, Virginia, Washington y el Distrito de Columbia.
 
En la carta a los Servicios Humanos y de Salud de EE. UU. y CMS (https://on.ny.gov/2J19pmc), la coalición de fiscales generales dijo que la eliminación de las protecciones pondría en peligro la seguridad física y mental de los residentes de mayor edad en hogares de ancianos, así como también como crear desafíos adicionales para la Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid (MFCU, siglas en inglés) de Nueva York. La segunda fase de las protecciones iba a comenzar en noviembre pasado, pero CMS retrasó por 18 meses la implementación de ciertas sanciones por violar las protecciones, así como también redujo la frecuencia y el monto de las sanciones por violaciones pasadas, señala la carta. Las sanciones monetarias civiles, que están incluidas en la fase de implementación retrasada, son una herramienta esencial para garantizar que las instalaciones de enfermería (hogares de ancianos) cumplan con los estándares de atención y protejan a sus residentes, según la carta de la coalición.
 
“MFCU recupera el dinero de los contribuyentes y protege a residentes vulnerables de los hogares de ancianos y contribuyentes de Nueva York haciendo responsables a los delincuentes y otros infractores de las leyes de Nueva York”, según la carta. “MFCU también trabaja con denunciantes y agencias de cumplimiento de la ley para investigar y enjuiciar el fraude perpetrado en el programa Medicare y Medicaid en general. Esencialmente, una reversión de estas importantes y necesarias normas de cuidado a largo plazo dará lugar a mayores desafíos para responsabilizar a los delincuentes y otros infractores”.
 
El problema de retrasar la ejecución es uno que polariza, pero hay muchas incógnitas en este momento, escribió Michael E. McRae, presidente y director ejecutivo de St. Ann’s Community, en un correo electrónico a El Mensajero Católico.
 
“Todo el mundo quiere que las personas mayores en centros de enfermería especializada estén protegidos”, dijo. “Lo que puedo decir es que independientemente del resultado, nuestros estándares en St. Ann’s Community se mantendrán altos. No toleramos el abuso de cualquier forma de nuestros residentes y esperamos que sean tratados con respeto y dignidad en todo momento”.
 
En un discurso el octubre pasado (https://go.cms.gov/2z3ck9Q), la administradora de HHS, Seema Verma, dijo: “Las regulaciones tienen su lugar y son importantes para garantizar la calidad, la integridad y la seguridad en nuestro sistema de atención médica. Pero, si las reglas son erróneas, obsoletas o demasiado complejas, pueden tener un efecto sofocante en la prestación de servicios de salud al desviar la atención de los proveedores del paciente hacia el papeleo innecesario y, en última instancia, aumentar el costo de la atención”.
 
Sin embargo, la organización Justice in Aging dijo que las acciones de la administración son malas noticias para los residentes de hogares de ancianos, sus familiares y amigos, y para cualquier persona que se preocupe por los americanos de mayor edad, según un comunicado del grupo nacional sin fines de lucro, que aboga por personas mayores (https: //bit.ly/2KRicrS).
 
“Los residentes (de hogares de ancianos) se benefician de la planificación de la atención temprana y los estándares de antibióticos, pero CMS creó una moratoria de 18 meses sobre las sanciones monetarias por violaciones de estos requisitos”, afirmó la organización. “Una nueva regulación exige que los hogares de ancianos notifiquen a un ombudsman local cada vez que intenten desalojar a un residente, pero ahora CMS ha solicitado comentarios sobre cómo podrían eliminar ese requisito”.

Comentarios

Ingrese un comentario
  1. We encourage participation in discussion of the articles on this site. We review — but do not edit — all comments before they are posted. We will not accept comments that are off-topic or clearly promoting a commercial, political or self-serving agenda. Comments must be civil and respectful. Inappropriate language will not be accepted. Comments containing links that lead away from this site will not be posted. To make a comment, please review and indicate your acceptance of our full Terms and Conditions

  2. Leave this field empty

Campo Obligatorio

Copyright © 2018, Rochester Catholic Press Association, Inc.
Versión Completa