El Mensajero (Español)

Posted: February 15, 2017

Empleadores ven beneficios, retos al contratar millennials

Foto EMC por Jeff Witherow

Rebecca Spoont es una directora de mercadeo en IV4 en Fairport, proveedor de servicios de tecnología de información.

Por Annette Jiménez/EMC

Algunos empleadores locales dicen que trabajar con los millennials plantea retos y beneficios para sus organizaciones, ya que algunos estereotipos sobre esta generación son ciertos. Ellos piensan de modo diferente y son innovadores. Ellos prefieren usar la tecnología para la comunicación a diferencia del contacto cara a cara. Ellos no tienen miedo para pedir algo que ellos desean.

Los millennials, que representan la porción de la población de EE.UU. nacida entre el 1981 y el 1997, han sobrepasado ya a la generación de la época del auge de nacimientos (baby boomers), según un informe reciente del Centro de Investigación Pew (http://pewrsr.ch/1Ta1G2l). El país tiene ahora 75.4 millones de millennials comparado con 74.9 millones de baby boomers, nacidos entre el 1946 y el 1964, según el informe de Pew.

También conocidos como la "Generación Y" los millennials también son percibidos como gente joven y nuevos en el auge del mercado de trabajo aunque esto no es el caso para muchos de ellos, dijo Fernán Cepero, jefe de recursos humanos y jefe de diversidad en la YMCA de Rochester. Una gran mayoría de ellos está trabajando en su camino hacia la gerencia, mientras otro 34 por ciento ya han alcanzado puestos gerenciales, añadió él.

En general los millennials están socialmente conscientes y quieren carreras que hacen un impacto positivo en el mundo aun cuando también se concentran en avanzar su carrera, dijo Cepero.

"Ellos son muy transparentes y públicos sobre su compensación", dijo él. "De todas las generaciones ellos tienden a ser los más francos sobre la compensación. Ellos quieren saber si son pagados justamente, pero diferente de los de la época de los babty boomers y la generación X (nacidos entre el 1965 y el 1980) ellos no ven necesariamente el salario como una indicación de su valía personal".

Estas generalidades tienden a ser transculturales, como él y otros empleadores dijeron que ellos no ven una diferencia marcada entre actitudes y conductas en millennials latinos.

Los millennials latinos "están ciertamente mucho más en sintonía con asuntos sociales y asuntos políticos", observó Alvin Rodríguez, que supervisa un departamento de aproximadamente 20 personas en IV4 en Fairport, una compañía local de software. "Encuentro que ellos están definitivamente más en sintonía con lo que está pasando nacional e internacionalmente".

Los millennials, no importa su origen étnico, son tal piedra de toque en el momento que Cepero discute cómo administrarlos como parte de un curso de "Gerencia Estratégica de Recursos Humanos" que él enseña en el Colegio St. John Fisher. Él ha estado con la YMCA por 15 años, y dos de cinco empleados en su departamento son millennials, dijo él.

Otra característica común entre los millennials es una disposición para probar diferentes trabajos, dijo Cepero, así que la tenencia promedio en un puesto es dos años,

"Yo diría que buen liderazgo, buena orientación y formación son realmente importantes para ellos", observó Rodríguez. "Ahora, obviamente, esto es importante para mí como Generación X. … Pero tendemos a ser más un tipo de auto-estudio. Los millennials tienden a ser más el tipo de ‘necesito un plan’. Necesito que usted me ayude con este plan. Necesito esta reacción’".

Además de ofrecer reacción consistente, la flexibilidad del empleador en trabajar con el grupo de esta edad es también necesaria para la gerencia eficiente y la retención de empleados, añadió Rodríguez. La mitad de su departamento consiste de millennials. Muchos de los millennials con quienes ha trabajado quieren ser sus propios jefes, dijo él.

"En mi opinión, control con órdenes no funciona con ellos", dijo Rodríguez. " Yo no creo en eso de todas maneras porque no es eficiente".

Los millennials prefieren un ambiente de trabajo colaborador, añadió él.

"Cuando los comparo con mi propio grupo (Generación X), ellos tienen más necesidad y desean ser validados", observó. "A muchos de los de la Generación X les gusta trabajar por sí solos y estar por su cuenta. Los millennials sin duda son del tipo de colaboración, reflexión e intercambio de ideas".

Ser flexible es importante también cuando se trabaja con millennials, ya que ellos no son tímidos para dejar saber a sus empleadores cómo ellos quieren un balance entre trabajo-vida, observaron Rodríguez y Sergio Ruffolo, propietario de JR Translation Services en Webster. Aunque su compañía es pequeña, Ruffolo dijo que él emplea millennials mayormente.

"Ellos son más equilibrados en su enfoque trabajo-vida que lo que nosotros fuimos", dijo. "Nuestro enfoque era más el tipo de, 'Tienes que hacer lo que tienes que hacer', más bien que ‘Espera, yo tengo una vida'".

Sin embargo, gerentes y empleados deben reconocer que la flexibilidad en términos de fechas límites o la terminación de proyectos no siempre es posible de modo que deben comunicar las expectativas, dijo Ruffolo.

La comunicación franca evita un índice alto de rotación de empleados, que podría ser en detrimento para una compañía de su tamaño, observó. Mientras que a él le gustaría que las cosas se hicieran de cierta manera, sus empleados millennials pueden tener ideas diferentes y la conversación honesta evita conflictos, añadió. Por ejemplo, la compañía ahora ofrece charla (chat) en vivo gracias a la sugerencia de uno de esos empleados.

"Se trata de dar y recibir", dijo Ruffolo respecto a ser un empleador.

Charlar (chatting) en línea es uno de los ejemplos de cómo los millennials tienden a preferir la comunicación digital a diferencia de la interacción personal, lo cual es un beneficio pero también un impedimento, estuvieron de acuerdo Ruffolo, Rodríguez y Mercedes Vázquez, operadora de una compañía promotora de boxeo llamada Pretty Girl Productions.

Vázquez dijo que su compañía trabaja con muchos boxeadores y por eso ella divide las responsabilidades entre los miembros de su personal, muchos de ellos son millennials que trabajan a tiempo parcial o son temporeros. Vázquez explicó que ella prefiere hablar con sus boxeadores en persona, mientras que sus empleados mayormente envían mensajes de texto o hablan por Skype con los boxeadores.

"Estoy lidiando con un choque entre generaciones", dijo. "Mis horas son largas. El concepto de 9 a 5 no existe en mi mundo. Ellos (los millennials) no funcionan bien con las horas no estructuradas o las horas más largas que las 40 horas tradicionales (de la semana de trabajo)".

Ruffolo dijo que se encuentra ofreciendo dirección constante respecto a la interacción con los clientes porque sus empleados prefieren usar el correo electrónico o enviar mensajes de texto. Les tiene que recordar que llamar a un cliente es mejor que jugar ping-pong de correo electrónico cuando se está buscando aclarar cualquier asunto, añadió.

 

Comentarios

Ingrese un comentario
  1. We encourage participation in discussion of the articles on this site. We review — but do not edit — all comments before they are posted. We will not accept comments that are off-topic or clearly promoting a commercial, political or self-serving agenda. Comments must be civil and respectful. Inappropriate language will not be accepted. Comments containing links that lead away from this site will not be posted. To make a comment, please review and indicate your acceptance of our full Terms and Conditions

  2. Leave this field empty

Campo Obligatorio