El Mensajero (Español)

Posted: October 16, 2018

Foto CNS por Tyler Orsburn

En vista de la derogación federal de algunas partes de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, el estado de Nueva York está luchando para proteger a sus residentes más vulnerables.

Nueva York busca proteger a los pacientes tras los cambios de ACA

Por Annette Jiménez/EMC

Los funcionarios de Nueva York están luchando contra los cambios en la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, que ellos dicen que permitirán a las compañías de seguros obtener enormes ganancias a costa de las poblaciones más vulnerables del estado.
 
El gobernador Andrew Cuomo ha ordenado al Departamento de Servicios Financieros que haga cumplir estrictamente las leyes estatales de seguros con respecto a los niveles de tasas de primas apropiadas y rechace los intentos de las compañías de seguros de salud de “obtener beneficios oportunistas” de tales cambios de ACA como la derogación federal del mandato individual.
 
Según una declaración del 1º de junio de Maria T. Vullo, superintendente del Departamento de Servicios Financieros del estado, las propuestas de los aseguradores para tasas más altas en 2019 son en gran parte producto de la eliminación de la disposición del mandato individual de la ACA, que había impuesto una multa financiera a personas que optaron por no comprar un seguro de salud.
 
El mandato aseguró grupos de asegurados más saludables, según Vullo, quien señaló en su carta que las compañías de seguros dicen que aproximadamente la mitad de los aumentos de tasas solicitados son resultado directo de la derogación del mandato por parte del Congreso.
 
De acuerdo con la información en www.dfs.ny.gov, todas, menos una de, las aseguradoras del mercado de seguros de salud individuales del estado solicitaron aumentos en las tarifas al departamento de Vullo para el 2019. De esas aseguradoras, Fidelis Care, que fue fundada por los obispos católicos de Nueva York en 1993 y recientemente adquirida por la empresa con fines de lucro Centene, ha propuesto el mayor incremento con un 38.6 por ciento, según www.dfs.ny.gov.
 
Los funcionarios estatales también dijeron que otros cambios federales de la ACA permitirían planes de seguro “escasos” que no cumplen con los beneficios mínimos de la ACA, como la prohibición de la discriminación en las tasas contra personas con condiciones preexistentes.
 
A la luz de los cambios federales, el estado está tomando varias medidas para proteger el acceso de los residentes a atención médica de alta calidad, incluidas las siguientes disposiciones:
 
• Impedir que las compañías de seguros discriminen a los residentes del estado con condiciones preexistentes o por edad o género.
 
• Requerir que las pólizas de seguro cubran los 10 beneficios esenciales establecidos en la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio.
 
• Prohibir las aseguradoras que se retiran de ofrecer Planes de Salud Calificados en el Mercado de Salud Estatal de la futura participación en el mercado y de la participación en otros programas del gobierno estatal tales como Medicaid.
 
Además, la Procuradora General de Nueva York, Barbara D. Underwood - que actúa como parte de una coalición de 12 estados - presentó el 8 de agosto una demanda en contra de la Regla del Plan de Salud de la Asociación (AHP, por sus siglas en inglés) del Departamento de Trabajo de EE. UU. La Regla de AHP desharía las protecciones federales críticas para el consumidor, dijo Underwood
 
Candice Lucas, la nueva directora ejecutiva del Centro del Vecindario San José (St. Joseph´s Neighborhood Center) en Rochester, observó que los residentes de Nueva York tienen la suerte de contar con funcionarios estatales que luchan para brindar algunas de las mejores opciones de seguro de salud disponibles. El centro proporciona servicios médicos y de otro tipo a los residentes locales que no tienen seguro o tienen un seguro insuficiente.
 
El personal del St. Joseph’s Center, que brinda servicios médicos y de otro tipo a los residentes locales que no tienen seguro o que no tienen seguro suficiente, ahora también se está preparando para ayudar a los afectados por los cambios federales que entran en vigencia el 1º de enero de 2019, dijo Lucas.
 
“También nos preocupa… que el mandato individual haya sido revocado”, dijo. “Muchas personas saben que no hay una multa por no tener seguro (y) pueden optar por no comprarlo en absoluto. … Incluso con la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio con todas sus disposiciones, aún había miles de personas excluidas y, para empezar, no podían pagar un seguro”.
 
Si bien la ACA puede no haber sido la mejor opción para todos, la misma redujo la población de pacientes sin seguro o con seguro insuficiente del centro en un 25 por ciento, dijo Lucas.
 
“Nuestro objetivo es no ser necesario en algún momento para que las personas obtengan la atención, la asistencia y la navegación que necesitan de (los proveedores) de la atención médica primaria (proveedores)”, dijo.

Comentarios

Ingrese un comentario
  1. We encourage participation in discussion of the articles on this site. We review — but do not edit — all comments before they are posted. We will not accept comments that are off-topic or clearly promoting a commercial, political or self-serving agenda. Comments must be civil and respectful. Inappropriate language will not be accepted. Comments containing links that lead away from this site will not be posted. To make a comment, please review and indicate your acceptance of our full Terms and Conditions

  2. Leave this field empty

Campo Obligatorio