El Mensajero (Español)

Posted: October 16, 2018

Puertorriqueños desplazados tienen necesidades únicas de atención médica

Por James Sutton

El Huracán María es el peor desastre natural registrado en Puerto Rico. Las 2.975 muertes de María son mucho mayores que las aproximadamente 1.800 vidas perdidas por el huracán Katrina.
 
Puerto Rico sufrió daños catastróficos por la tormenta Categoría 5, incluida la destrucción de su red eléctrica. Las pérdidas totales por el huracán se estiman en más de $92 mil millones, pero el daño real es el costo que este desastre ha tenido en la vida de las personas.
 
Rochester ha visto una afluencia masiva de residentes de Puerto Rico debido a las malas condiciones de vida y la falta de electricidad, viviendas y empleos en la isla. El Centro de Estudios Puertorriqueños en Hunter College estima que hasta 213,000 residentes de Puerto Rico se han mudado al continente. Hasta la fecha, Rochester ha recibido más personas desplazadas de Puerto Rico que la ciudad de Nueva York. La Cruz Roja y la Liga de Acción Iberoamericana estiman que más de 4,000 personas de Puerto Rico ya han huido a Rochester.
Los puertorriqueños desplazados en Rochester tienen necesidades únicas de atención médica. Muchos todavía viven con familiares o en viviendas temporales; llegan con ropa inapropiada para nuestro clima; no pueden encontrar empleo debido a las barreras del idioma y la falta de familiaridad con Rochester; y la falta de transporte. Estos problemas “sociales” se convierten en una barrera para obtener servicios de atención médica apropiados. Muchos pacientes llegan sin tomar sus medicamentos durante largos períodos de tiempo y después de que la tormenta destruyera sus expedientes médicos. Todos estos problemas - junto con la ansiedad, la depresión y el desorden de estrés post trauma por experimentar uno de los peores huracanes de la historia - hacen que la atención médica sea absolutamente vital, pero difícil de obtener.
 
Muchas agencias, incluyendo a Rochester Regional Health, se han ofrecido para abordar estos problemas y estabilizar las condiciones de salud de los puertorriqueños que llegan de la isla. A través del liderazgo de Ibero, nuestra comunidad se ha unido para dar la bienvenida y ayudar a estos recién llegados. Aún quedan muchos problemas por resolver, pero las personas que llegan son resistentes y sobrevivientes, y les esperan mejores días.
 
---
 
Sutton es director de la Oficina de Salud Comunitaria para Rochester Regional Health.

Comentarios

Ingrese un comentario
  1. We encourage participation in discussion of the articles on this site. We review — but do not edit — all comments before they are posted. We will not accept comments that are off-topic or clearly promoting a commercial, political or self-serving agenda. Comments must be civil and respectful. Inappropriate language will not be accepted. Comments containing links that lead away from this site will not be posted. To make a comment, please review and indicate your acceptance of our full Terms and Conditions

  2. Leave this field empty

Campo Obligatorio