El programa de bicicletas compartidas de Zagster es bien recibido en Rochester

Foto EMC por Jeff Witherow

Un residente de Rochester anda en una bicicleta Zagster el 31 de agosto durante un “Paseo Lento” alrededor de la comunidad South Wedge. El paseo fue parte de una serie de cuatro eventos mostrando los cuadrantes de la ciudad y promoviendo el nuevo programa de bicicletas compartidas.

Posted: September 13, 2017

Por Annette Jiménez/EMC

ROCHESTER — Este verano la ciudad lanzó una nueva alternativa de transportación para ayudar a abordar los desafíos enfrentados por los residentes que tienen que depender de la transportación pública, dijeron los oficiales.

“Algunos tienen que depender de taxis y muchos tienen que caminar”, dijo el Concejal de la Ciudad Dana Miller. “Y mucha gente en la ciudad monta bicicletas”.

Para promover el acceso a más bicicletas, la ciudad lanzó en julio un programa de bicicletas compartidas en asociación con Zagster, con sede en Cambridge, Massachusetts.

Zagster, que opera 160 programas de bicicletas compartidas en 35 estados, ofrece características disponibles en Rochester solamente, dijeron oficiales de la ciudad y de la compañía. Con 340 bicicletas disponibles en 34 estaciones, el programa de Rochester es el más grande de la compañía, observó Jon Terbush, gerente de comunicaciones de la compañía.

“Lo que es realmente único en nuestro sistema en Rochester es que los ciclistas pueden recoger y/o dejar bicicletas en una estación oficial de Zagster o cualquier otro perchero de bicicletas en la ciudad”, escribió Terbush en un correo electrónico. “Esto ofrece realmente un buen equilibrio de previsibilidad y conveniencia”.

El costo de usar una bicicleta es $1 por media hora. En otras áreas, tales como la Ciudad de Nueva York, la empresa cobra una cuota de membresía de $160 además de la cuota de usuario, dijeron los oficiales de la compañía.

El programa de Rochester requiere una tarjeta de crédito y el uso de un teléfono inteligente para descargar una aplicación con GPS incorporado para rastrear la bicicleta, dijo Miller. La aplicación desbloquea y bloquea las bicicletas en cada estación, dijo.

Miller y Terbush dijeron que la compañía está trabajando para aceptar otros métodos de pago.

“Entendemos la frustración de los que no tienen tarjetas de crédito, y entendemos que resolver este asunto es importante para la ciudad”, dijo Terbush.

“Esto es también importante para Zagster, debido a que nuestra misión es hacer la bicicleta la forma más deseada de transportación. Continuamos evolucionando nuestra tecnología así también como explorando otros enfoques con el objetivo de hacer que el acceso sea fácil para todos”.

También algunos usuarios pueden tener planes limitados de data en sus teléfonos, de manera que la ciudad está trabajando para promover la capacidad de Wi-Fi para abordar esta preocupación, dijo Miller.

Hace varios años, la ciudad inició esfuerzos para mejorar el acceso a la transportación, particularmente para residentes que viven en áreas de mucha pobreza con tasas más bajas de propiedad de automóviles, explicó Miller. La ciudad abordó la necesidad inicialmente mediante la adición de carriles para bicicletas o flechas para bicicletas a las calles que eran parte de cualquier proyecto de construcción de carretera, dijo. Cuando la legislatura estatal aprobó compañías de llamada para viaje (ride-hailing) como Uber y Lyft, la ciudad trajo a estas compañias también, dijo Miller.

“Rochester es una ciudad muy centrada en el coche”, añadió. “Lo que realmente tratamos de hacer con todas estas estrategias… es asegurar que las personas puedan llegar a sus empleos o ir de compras si no tienen un automóvil”.

Los niños de familias de bajos ingresos o minoritarias, particularmente los negros y los hispanos, son más propensos a andar en bicicletas o caminar a la escuela que los blancos y los estudiantes de ingresos más altos, según un estudio por People for Bikes (Gente para Bicicletas (http://bit.ly/17VShLw).

Todavía, el 52 por ciento de los americanos no tiene acceso a una bicicleta que funcione, encontró la organización pro-bicicleta.

“Encontramos que las bicicletas compartidas realmente ayudan a transformar las comunidades”, dijo Timothy Ericson, fundador y director ejecutivo de Zagster durante el lanzamiento del servicio en Rochester el 20 de julio.

Mike Governale, presidente de Reconnect Rochester (Reconectar a Rochester), dijo que su organización estaba estática sobre la llegada a Rochester de las empresas de bicicletas compartidas y las de llamada para viajes.

“Alentamos la transportación pública y otras formas de transportación como alternativas (para automóviles) tales como caminar y andar en bicicleta”, dijo. “Estas cosas realmente ayudan a dar el salto de conducir a todas partes a hacer unos pocos viajes sin automóvil, a vivir sin automóvil”.

Andar en bicicleta permite dar a todos los residentes la oportunidad de hacer ejercicios o explorar la ciudad de una manera diferente, dijeron Governale y Terbush. También coincidieron en que andar en bicicleta ayuda a las áreas en general al reducir el tráfico y la contaminación vehicular.

“Esperamos impulsar el aumento general no solamente de bicicletas compartidas, sino también el andar en bicicleta”, añadió Terbush.

No conducir tiene también muchos beneficios para la salud, dijo Governale, señalando que incluso caminar hacia y desde una parada de autobús es ejercicio.

“Si uno añade transportación activa a su rutina diaria, uno puede cortar su riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes por más de la mitad, dijo. “Y uno no tiene que hacer un viaje extra al gimnasio cada día”.

Governale dijo que su grupo se ha reunido con Zagster y planea ayudar a la ciudad a aumentar el programa de bicicletas compartidas y potencialmente ampliarlo hasta los suburbios.

La reacción al programa en Rochester ha sido hasta ahora positiva, dijo Miller, y Zagster ha informado que hubo 5,000 viajes en el primer mes que el servicio estuvo disponible.

“Yo estaba un poco nervioso pensando que la gente no usaría el servicio”, añadió. “Ha sido interesante ver cuántas bicicletas veo en la carretera y cuánta gente veo andando en bicicleta”.

Los percheros para bicicletas que el Servicio de Tránsito Regional añadió en los años recientes probablemente ayudarán también a ampliar el programa de bicicletas compartidas, dijo Miller. Todas las bicicletas son estilo cruiser con una cesta en la parte delantera y un estante en la parte de atrás para bolsas pequeñas.

“La combinación de bicicleta y autobús es una opción atractiva”, dijo. “Uno puede llegar cerca de su destino y andar en bicicleta la media milla o cuarto de milla final a su destino”.

Comentarios

Ingrese un comentario
  1. We encourage participation in discussion of the articles on this site. We review — but do not edit — all comments before they are posted. We will not accept comments that are off-topic or clearly promoting a commercial, political or self-serving agenda. Comments must be civil and respectful. Inappropriate language will not be accepted. Comments containing links that lead away from this site will not be posted. To make a comment, please review and indicate your acceptance of our full Terms and Conditions

  2. Leave this field empty

Campo Obligatorio

Copyright © 2017, Rochester Catholic Press Association, Inc.
Versión Completa