El Mensajero (Español)

Posted: August 15, 2012

EMC foto por Mike Crupi

Brandi Leonard (desde la izquierda), Jovan Smith y Jordan Gross, 12, miran las muestras de bacterias de la playa del Lago Ontario el primero de agosto durante el campamento de verano "Hagan la ciencia una realidad".

La ciencia se hace realidad para los estudiantes

Por Annette Jiménez/EMC

ROCHESTER -- Llevando batas de laboratorio blancas y espejuelos de seguridad, Unique Jackson y Destiny Barnes, se inclinaron sobre sus placas de Petri para estudiar una muestra de agua del Lago Ontario.

Durante un ejercicio de laboratorios en la Universidad de Rochester el primero de agosto, las niñas aprendieron que los puntos rosados, morados y azules en las muestras contenían E.Coli, y colonias de bacterias fecales y generales (o sea seguras), explicó Hannah Cavallo, una aspirante a maestría de la Escuela Warner de Educación de la Universidad de Rochester. Unique, una estudiante de segundo año de secundaria de la Escuela de Segunda Enseñanza East, y Destiny, una estudiante de séptimo grado en la Escuela de Gates-Chili, habían recogido el día anterior las muestras en la playa del lago Ontario.

Ellas y otras estudiantes que estaban tomando parte del campamento de "Hagan la ciencia una realidad" en la universidad se cambiaban de lugar para ver distintas muestras. Unique fue una de las primeras en notar una diferencia en las muestras que provenían de aguas más profundas.

"Las que vienen de aguas profundas son transparentes", dijo ella. "No tienen E. coli".

Unique y Destiny estuvieron de acuerdo en que recoger las muestras de agua y analizarlas, hace que la ciencia sea divertida.

"Uno no tiene que sentarse en una clase para aprender", dijo Unique

"Me gustan los experimentos", dijo Destiny que tiene 12 años. "Me gustan las ciencias"

Propagar ese tipo de interés en las ciencias es la meta del campamento de verano de una semana de duración que es parte del currículo de la Escuela Warmer para preparar maestros de ciencia, explicó Joe Henderson, que supervisa el programa de verano que trabaja en colaboración con la Escuela NEAD Freedom. La Escuela Freedom ofrece sesiones después de la escuela y durante el verano enfocadas en mejorar la alfabetización, explicó Candace McCracken, una líder del programa de Freedom de cinco semanas durante el verano.

La filosofía de la escuela, que abrió hace ocho años, está enfocada en adquirir conocimientos basados en la comunidad, añadió ella, de ahí proviene la afiliación con la Escuela Warner. La mayoría de los 30 estudiantes que participaron en el programa de verano de cinco semanas vive en la ciudad, pero algunos van a escuelas suburbanas, dijo McCracken

"Hace que les gusten las ciencias y los lleva a examinar los diferentes aspectos de un tema", dijo ella.

Al hacer que los estudiantes contesten preguntas relacionadas con la vida real, tal como "¿Por qué está cerrada la playa?", los lleva a hacer conexiones entre la ciencia y sus vidas diarias, añadió Cavallo.

Los estudiantes también aprenden a hablar en público porque presentan sus hallazgos a sus padres, al personal de la escuela Freedom y a dirigentes locales, observó Theresa Danylak, una vocera de la universidad. Durante la presentación de Agosto 6, dijo ella, los estudiantes ofrecieron varias recomendaciones para limpiar el Parque de la Playa Ontario, incluyendo:

* Crear áreas designadas para comer y asegurar que la basura sea sacada del parque.

* Hacer que un equipo elimine las algas del muelle.

* Educar a la gente para que mantenga limpia el agua y patrocinar "un día para limpiar la playa".

Cavallo dijo que durante el campamento de verano los estudiantes habían estudiado que la acumulación de algas cerca del muelle causa bacterias que causaban el cierre de la playa para nadar.

Además de ofrecer informaciones importantes, Cavallo dijo que el campamento de verano la había ayudado a ella también. Ella tiene planes de enseñar biología y las sesiones le dieron una experiencia valiosa para dar clases prácticas a un grupo.

"Hemos tenido más interacciones informales con los estudiantes, en vez de empezar a enseñar de repente. ... Sabremos introducir ciencias reales en una clase", dijo Cavallo. "Y toda la enseñanza se puede impartir de esta manera".

Cavallo fue una de seis aspirantes de maestría y dos aspirantes de doctorado que tomaron parte en el programa de verano. Ella dijo que le dio entusiasmó ver como darles batas de laboratorio a los estudiantes cambió su actitud hacia la ciencia.

"Tan pronto como les pusimos batas de laboratorio se dieron cuenta de que estaban lidiando con una ciencia", dijo ella. "Y los llenó de entusiasmo".

Henderson dijo que este modelo de entrenar maestros elimina todos los aspectos políticos de la educación, tal como hacer exámenes, y les permite probar técnicas diferentes.

"Aprenden sobre cómo enseñar una ciencias de una manera práctica, lo que promueve diferentes tipos de aprendizaje y creatividad", dijo él.