El Mensajero (Español)

Posted: August 14, 2018

Foto EMC por John Haeger

Amanda McGuire y Markus Reed ayudan a Laiyahni McKnight a cortar una jirafa durante un programa de aprendizaje de verano en el recinto de Monroe Community College en el centro de Rochester el 26 de julio.

Oportunidades de aprendizaje durante el verano ayudan a los estudiantes a tener éxito

Por Annette Jiménez/EMC

Casi una década después de que la Asociación de Aprendizaje de Verano de Rochester comenzó a proporcionar un programa para estudiantes de la ciudad, la organización ha ampliado el acceso para ayudar a que más niños tengan éxito, de acuerdo con los educadores locales.
 
El éxito de estos y otros programas comunitarios de verano se celebró el 12 de julio en la Biblioteca Central de Rochester durante el Día Nacional de Aprendizaje de Verano. El Centro para Adolescentes de la biblioteca, que abrió sus puertas el año pasado, sirve como un lugar para que los estudiantes mayores aprendan y desarrollen habilidades comerciales durante el verano, explicó Patty Uttaro, directora del Sistema de Bibliotecas del Condado de Monroe y la Biblioteca Pública de Rochester.
 
El programa de la biblioteca es un ejemplo del liderazgo de Rochester para continuar expandiendo el acceso a programas de verano para niños de bajos ingresos que de otra manera no podrían tener tales oportunidades, dijo Chris Neitzey, director de Políticas de la Red del Estado de Nueva York para el Éxito Juvenil.
 
Debido a la mayor colaboración entre agencias en el Condado de Monroe, los representantes de la Ciudad de Rochester, Servicios para Jóvenes del Condado de Monroe y el Distrito Escolar de la Ciudad de Rochester leyeron una proclamación el 12 de julio para conmemorar el Día Nacional de Aprendizaje de Verano junto con cientos de otras ciudades en todo el país.
 
“Nuestra comunidad reconoce la importancia de estas oportunidades para nuestros jóvenes y familias”, dice Daniele Lyman-Torres, comisionada del departamento de servicios juveniles y recreativos de la ciudad. “El aprendizaje de verano es un componente fundamental de nuestro esfuerzo colectivo para garantizar que todos los niños y jóvenes tengan un verano divertido, seguro y saludable mientras adquieren habilidades valiosas para mejorar el acceso a la educación y graduarse de la escuela preparados para la universidad, la carrera y la vida”.
 
Los programas de verano son especialmente valiosos en un sistema educativo que tiende a poner demasiado énfasis en canalizar recursos para aprender durante el resto del año escolar, agregó Neitzey.
 
“Estoy realmente feliz para decir que éste no es el caso en Rochester … (donde) hay un gran énfasis en asegurar que los niños tengan la oportunidad durante el verano de no solo mantener lo que han aprendido durante el año escolar, sino también continuar haciendo avances y ganancias durante el verano para que vuelvan listos para aprender”, dijo. “También están más avanzados que donde estuvieron el año anterior”.
 
Además, los programas de verano de alta calidad brindan una ventana a las posibles carreras a las que los niños en áreas económicamente estresadas podrían no estar expuestos, agregó Nietzey.
 
“Los niños no pueden ser lo que no pueden ver”, dijo.
 
Para brindar estas oportunidades, se formó la Asociación de Aprendizaje Durante el Verano de Rochester después del éxito del programa Horizons at Harley en la Escuela Harley, explicó Luis Pérez, presidente de la asociación. Desde 2009, el programa ha brindado apoyo académico y actividades de enriquecimiento, que incluyen lecciones de natación, a 120 estudiantes. Desde entonces, el programa se ha expandido a otros lugares que incluyen escuelas chárter y varios colegios universitarios, como Nazareth College, Monroe Community College y SUNY Geneseo, con el objetivo de asociarse con las 19 universidades y colegios del área, según información de summerleap.net. El programa también está abierto a niños en edad preescolar en varios centros para la primera infancia de la ciudad y estudiantes en hogares de crianza, según el sitio web.
 
“Vamos a seguir avanzando”, agregó Pérez. “Sabemos que hay más niños a los que se puede llegar”.