El Mensajero (Español)

Posted: March 13, 2013

Ana Lydia Pérez, 90

Por Annette Jiménez/EMC

ROCHESTER -- Ana Lydia Pérez, matriarca de una conocida familia de la comunidad latina, falleció el 7 de febrero del 2013 a la edad de 90 años.

La Sra. Pérez nació en Cayey, Puerto Rico. Ella se casó con su esposo Felix, en el 1948 y cinco años más tarde se mudó a Rochester. Ida Pérez dijo que su padre no pudo encontrar trabajo en la isla en esa época y que su madre tubo que dejar de trabajar en una factoría de tabaco cuando tuvo a su tercer hijo.

"Vinieron aquí buscando una vida mejor", dijo Ida.

Cuando su padre trabajaba en una finca del área, su madre ayudó a los trabajadores migrantes que estaban aquí sin sus esposas, añadió Pérez, que es coordinadora de la niñez temprana en la Liga de Acción Iberoamericana.

"Ella cocinaba y les lavaba la ropa todas las semanas", dijo Pérez. "Y cuando sus esposas venían, ella les cuidaba los niños. Ella era una persona que ayudaba a los demás".

La Sra. Pérez cocinaba para distintos restaurantes del área; pero ella mayormente trabajaba en su casa cuidando a sus nueve hijos y ayudando a criar a otros miembros de la familia y a sus nietos, dijo su hija.

Ray Pérez, un feligrés de la Parroquia Nuestra Señora de las Américas, dijo que su madre era muy buena cocinera.

"Ella aprendió a cocinar muy temprano en una humilde finca en Puerto Rico, cuando tenía 6 o 7 años", dijo él. "Su abuela, Francisca, la enseñó, parándola encima de una lata de galletas saltinas".

Aunque la Sra. Pérez no recibió una educación formal, ella tenía mucha sabiduría y fuerza interior", dijo Ray.

"Ella ganó mucho de su experiencia de la vida y de su fe en Dios", dijo él. "Ella era una madre orgullosa y amorosa, que valoraba la unidad familiar y las reuniones de familia".

La Sra. Pérez era un modelo tan grande que recibió el premio de Madre del Año de la Marcha de los Reales en el 2000, dijo Ida Pérez.

Aunque ella se sintió honrada por el premio, la Sra. Pérez mantuvo su humildad y su devoción a la fe y a la iglesia y rezó su rosario a diario hasta el final de sus días, dijo su hija.

Ella era tan humilde que su familia solo descubrió en años recientes que ella había pagado por la comida que se servia en los Rosarios de Cruz, una tradición de verano anual de la antigua Iglesia de Monte Carmelo, dijo su hija Ida.

"Mi mamá guardaba el cambio durante todo el año y cuando ocurrían los rosarios ella daba ese dinero para los refrescos, yo no supe que eso estaba ocurriendo desde que yo tenía 8 años. Ella era una líder servidora".

Su esposo de 58 años, Felix, su hijo Benjamín y sus padres murieron antes que la Sra. Pérez. La sobrevivieron sus hijos y nueras Ramón y Nancy Pérez, el Rev. Luis y Pamela Pérez, Cristino y Norma Pérez, Ida Pérez, Carmen Delia Figueroa, María y Jacob McNight, Ana y Marcos Santiago y Carmen Luz Pérez Rolón y Antonio Rolón, 19 nietos y 25 bisnietos.

Se pueden hacer donaciones en su honor a l Comedor de Emergencia de la Hermana Regis en la Parroquia Santa Francisca Javier Cabrini y a los Servicios de niñez temprana de Ibero.

 

Comentarios

Ingrese un comentario
  1. We encourage participation in discussion of the articles on this site. We review — but do not edit — all comments before they are posted. We will not accept comments that are off-topic or clearly promoting a commercial, political or self-serving agenda. Comments must be civil and respectful. Inappropriate language will not be accepted. Comments containing links that lead away from this site will not be posted. To make a comment, please review and indicate your acceptance of our full Terms and Conditions

  2. Leave this field empty

Campo Obligatorio