El Mensajero (Español)

Posted: August 10, 2010

Juez federal escucha caso en contra de ley que indica poner letrero en un centro de ayuda a mujeres embarazadas

Por Catholic News Service
BALTIMORE (CNS) -- Una ley de la Ciudad de Baltimore que requiere que los centros de ayuda a personas embarazadas, y que se pronuncian a favor de la vida, coloquen un letrero en el edificio en donde se avise que no se practican abortos ni control natal se ha quedado solamente escrita, mientras un juez federal decide sobre su constitucionalidad.

El juez de distrito federal, Marvin J. Garbis, escuchó argumentos a favor y en contra de la ordenanza, durante una audiencia llevada a cabo el 4 de agosto, que fue parte de una demanda legal presentada por la arquidiócesis de Baltimore en contra de la ciudad. En la demanda se busca la abolición de la ley dicha, como violación a la libertad de palabra.

Mediante la ordenanza se impone una pena de $150 diarios en caso de que no se desplieguen los letreros. Mientras el asunto se litiga, la ciudad no aplica la medida.

Garbis no llegó a ningún fallo, ni tampoco indicó cuándo lo haría. Varias veces durante la audiencia de tres horas en Baltimore, dijo que era claro que cualquier decisión que él tomara sería transferida a una corte superior.

En representación del arzobispo de Baltimore Edwin F. O'Brien, el abogado David W. Kinkopf dijo que la ordenanza tenía como objetivo una regulación de uso de palabra "solamente presentaba un solo lado de un debate público disputable, político y religioso basado en el punto de vista del hablante sobre aborto y control natal".

(Esa ley) viola la primera enmienda al administrar por mandato el contenido y el punto de vista del discurso privado, dijo Kinkopf, abogado afiliado a la firma Gallagher, Evelius and Jones.

Sosteniendo que el letrero no expresaba nada inconsistente con las creencias católicas, Garbis le preguntó a Kinkopf cómo se violaba mediante la ordenanza el derecho de la iglesia de libertad de palabra. Kinkopf respondió arguyendo a favor del derecho del arzobispo de decir (o no) lo que se ponga en las paredes (de los centros). Uno de los centros en el que se ayuda a personas embarazadas se vería afectado y está localizado en el recinto de la iglesia católica de Santa Brígida en Baltimore.

"El letrero no es completamente consistente con las creencias del arzobispo", dijo Kinkopf, haciendo notar que al enfatizar (mediante el anuncio) el tipo de servicios que no se dan en los centros, se haría una implicación tácita que los centros a favor de la vida, en donde se ayuda a personas embarazadas, no están equipados para ayudar (de otro modo) a las mujeres. El letrero implicaría que las mujeres pueden ir a otra parte para conseguir un aborto, dijo Kinkopf.

El demandante señaló que en los letreros se daría a entender en forma inadecuada que los centros a favor de la vida, en donde se ayuda a personas embarazadas, no ofrecen servicios de control natal, siendo que en efecto sí se ofrecen esos servicios, al dar información sobre abstinencia y planeación familiar natural.

Incluso si los letreros fueran ciertos completamente, arguyó Kinkopf, "el gobierno no puede escoger la primera cosa que tenemos que decir y cómo decirla".


Este articulo lleva la marca de derechos de autor: 2010 Catholic News Service/USCCB. Todos derechos reservados. No puede ser publicado, transmitido, rescrito, ni distribuido de otra manera.
CNS " 3211 Fourth St NE " Washington DC 20017 " 202.541.3250


Comentarios

Ingrese un comentario
  1. We encourage participation in discussion of the articles on this site. We review — but do not edit — all comments before they are posted. We will not accept comments that are off-topic or clearly promoting a commercial, political or self-serving agenda. Comments must be civil and respectful. Inappropriate language will not be accepted. Comments containing links that lead away from this site will not be posted. To make a comment, please review and indicate your acceptance of our full Terms and Conditions

  2. Leave this field empty

Campo Obligatorio