El fideicomiso de tierras ayuda a mantener a las familias en sus hogares

Foto del archivo

Posted: February 14, 2018

Por Annette Jiménez/EMC

ROCHESTER — Un aspecto de la justicia de vivienda para los residentes de la ciudad es proteger a los propietarios de bajos ingresos de las ejecuciones hipotecarias, lo que tiene un efecto negativo en los vecindarios, dijo Joe DiFiore, presidente de la junta del City Roots Community Land Trust.

Un fideicomiso de tierras es una forma de vivienda dirigida por la comunidad, propiedad de y administrada por residentes o una organización sin fines de lucro para desarrollar y administrar viviendas u otros bienes, según la información en www.cityrootsclt.org.

City Roots Community Land Trust se formó hace aproximadamente dos años en respuesta a una crisis hipotecaria que enfrentaba Liz McGriff, una residente de la ciudad que es miembro de la junta de City Roots. Con la ayuda de la mediación organizada por el fideicomiso de tierras, McGriff pudo negociar con el banco que tiene la hipoteca de su casa en el barrio de Beechwood de la ciudad, dijo DiFiore.

Ella volverá a comprar la vivienda con financiamiento de una combinación de subvenciones de City Roots, Casa de Hospitalidad San José y los propios fondos y préstamos de McGriff. City Roots también compró la tierra en la que se encuentra la casa para garantizar que la propiedad siga siendo costeable a perpetuidad, dijo DiFiore. El acuerdo con McGriff asegura que ella pueda permanecer en su casa y la casa sigue siendo costeable para los futuros propietarios, agregó él.

“Para todos los efectos, será la casa de Liz; ella tendrá el control, la mantendrá y pagará los impuestos “, dijo DiFiore. “Si decide venderla (en el futuro), se venderá a un precio costeable”.

Tener arreglos como el modelo de Rochester funcionó bien durante la crisis hipotecaria del 2007-09 que afectó a otras áreas del país, ya que las casas que formaban parte de fideicomisos de tierras tenían 10 veces menos probabilidades de entrar en ejecución hipotecaria, agregó.

Hay alrededor de 225 fideicomisos de tierras de este tipo en todo el país, dijo DiFiore.

El más grande es Champlain Housing Trust en Burlington, Vermont, que fue fundado en 1984 y supervisa más de 200 hogares y administra edificios de apartamentos para familias de bajos ingresos, según la información en getahome.org.

“El fideicomiso de tierras entra en juego como un sistema de apoyo “, dijo DiFiore. “Podemos obtener fondos provisionales y conectar (a un propietario) con servicios legales. Con un fideicomiso de tierras, usted tiene una organización que tiene un gran interés en que tenga éxito y vuelva a encarrilarse”.

La historia de McGriff es una victoria para ella y para la comunidad en general, agregó, y señaló que representa un esfuerzo de base de los miembros de la comunidad que buscan soluciones para ayudar a otros que tienen más necesidad de esas soluciones, agregó.

“Estamos tratando de desarrollar a las personas”, comentó DiFiore.

Dado que tienen objetivos similares de mantener a las familias en sus hogares, los miembros de City Roots y la Unión de Inquilinos de la Ciudad recién formada trabajarán juntos para abogar y brindar apoyo a los residentes de la ciudad, agregó DiFiore. Por ejemplo, si la ciudad promulgó la protección de “desalojo por causa justa” que evitaría que el propietario haga desalojos arbitrarios, un inquilino también tendría el primer derecho de compra en una casa si el propietario enfrenta una ejecución hipotecaria, dijo DiFiore. O, si la casa de un inquilino se va a vender en una subasta debido a que el propietario no pagó los impuestos, el inquilino tendría la opción de pagar los impuestos adeudados para evitar el desalojo, dijo. El fideicomiso de tierras podría intervenir y ayudar a recaudar fondos para ayudar a los inquilinos en ambas situaciones, señaló DiFiore.

“La misión fundamental trata del control de la comunidad (de la vivienda) y la asequibilidad permanente”, dijo de las opciones de vivienda para los residentes de la ciudad.

Comentarios

Ingrese un comentario
  1. We encourage participation in discussion of the articles on this site. We review — but do not edit — all comments before they are posted. We will not accept comments that are off-topic or clearly promoting a commercial, political or self-serving agenda. Comments must be civil and respectful. Inappropriate language will not be accepted. Comments containing links that lead away from this site will not be posted. To make a comment, please review and indicate your acceptance of our full Terms and Conditions

  2. Leave this field empty

Campo Obligatorio

Copyright © 2018, Rochester Catholic Press Association, Inc.
Versión Completa