Programa ayuda a los estudiantes con la escuela, carreras

ROCHESTER — Hace casi tres décadas desde que el presidente de Wegmans Robert B. Wegman y la Urban League of Rochester hicieron un llamado a la acción para girar la tasa de graduación de la escuela secundaria que había bajado a 30 por ciento.

La Conexión Empleo-Beca Wegmans surgió en respuesta al llamado. Desde el inicio del programa en el 1987, más de 3,000 estudiantes de la ciudad han encontrado empleo a través de esta iniciativa, que ha ayudado a 95 por ciento de los participantes a graduarse de escuela secundaria, explicó Augustín Meléndez, director ejecutivo del programa.

Además desde el inicio del programa, la tasa de graduación general en el Distrito Escolar de la Ciudad de Rochester ha aumentado a 43 por ciento, de acuerdo a información dada a conocer recientemente por el departamento de educación estatal.

Aunque Wegmans sigue proveyendo el personal administrativo del programa y siendo el patrón ancla para los participantes, más de 30 compañías del área se han unido para proveer empleos para los estudiantes, dijo Meléndez. El programa se ha expandido para incluir ciudades como Syracuse, Buffalo y Prince George’s County, Md., dijo, donde Wegmans tiene tiendas también.

En el 1996, las Hillside Family of Agencies se unieron al esfuerzo, y ese mismo año el programa recibió un nuevo nombre, Hillside Work-Scholarship Connection (Conexión Empleo-Beca Hillside) para ampliar el alcance del programa y la base de empleadores.

"Ésta no es una oportunidad de Wegmans. Es una oportunidad de la comunidad", añadió Yolanda Benítez, que está empleada por Wegmans para servir como directora del Work-Scholarship Connection’s Jobs Institute (Instituto de Empleos Conexión Empleo-Beca).

Robert Wegman tenía un interés personal en el éxito del programa, dijo Meléndez, porque en el 1987 sus tiendas tenían un índice alto de rotación y la falta de destrezas de trabajo a nivel básico entre los empleados de edad de escuela secundaria de la ciudad. Por eso él decidió proveer oportunidades de beca para ayudar a motivar a los estudiantes a graduarse y les ofreció el apoyo de un intercesor de la juventud para ayudarles a tener éxito en la escuela. El intercesor de la juventud inicial trabajó con un grupo de 30 estudiantes, mientras que hoy día 130 intercesores de la juventud asisten a 3,000 estudiantes, de acuerdo a información ofrecida por Benítez.

"Hoy día, la rotación (entre estudiantes de la ciudad empleados por Wegmans) es casi inexistente", observó Meléndez.

El programa también ha acumulado muchas historias de éxito, dijo Benítez, citando un participante que se graduó de la Universidad y se convirtió en uno de los comercializadores de más alto rango en Wegmans, y otro que administra la tienda de más alto volumen de la cadena de tiendas, localizada en Fairfax, Va.

Para lograr tal éxito, el programa ha colocado un intercesor de la juventud en cada escuela secundaria de la ciudad que sirve como un adulto joven compasivo que ofrece apoyo directo, dijo Meléndez. Los estudiantes reciben también tutoría, planificación para la universidad, becas, capacitación para preparación para el trabajo, mentores de los empleadores, entrenamiento en destrezas para la vida y acceso a los recursos de salud, añadió Benítez.

"En muchos casos, el intercesor provee la única interacción positiva (que tiene el estudiante) con un adulto", comentó Meléndez.

El programa está dirigido específicamente a los estudiantes de la ciudad que tienen cualquiera dos de los seis factores de riesgo: viviendo en la pobreza, pobre asistencia a la escuela, fracasando en dos o más materias, dificultad para aprobar los exámenes de Regentes, tasas altas de suspensiones y ser mayor que sus compañeros en su nivel de grado.

"No tomamos a los muchachos que se desempeñan realmente bien", dijo Meléndez.

Para satisfacer las necesidades de más estudiantes, el lema del programa ha llegado a ser "graduación-universidad-carrera", explicaron Meléndez y Benítez. Para ayudar a los estudiantes que no buscan títulos universitarios de cuatro años, el programa busca asociarse con compañías que ofrecen empleos que requieren destrezas medias, tales como trabajos manufactureros o en fibras ópticas, que recibieron atención regional cuando el vicepresidente Joe Biden visitó el Monroe Community College en enero, dijeron ellos.

El programa espera también aumentar la exposición de los estudiantes a las oportunidades ofrecidas por tales empleos de destrezas medias, añadió Meléndez. El programa enfoca cinco áreas de carrera en esa categoría, añadió Benítez: destrezas culinarias, manufactura avanzada, habilidades comerciales, tecnología de información y servicios de salud.

Los estudiantes que reúnen los estándares AAA (académico, asistencia, actitud) delineados por la Conexión Empleo-Beca pueden solicitar al Instituto de Empleos, que provee exploración de carrera y la Youth Employment Training Academy (YETA, siglas en inglés para Academia de Entrenamiento para Trabajo de Jóvenes), que se orienta hacia la preparación de résumé y entrenamiento para entrevistas, explicó Benítez. Ella dijo que esos estudiantes tienen entrevistas garantizadas con los empleadores socios del programa: Wegmans al igual que Unity Health System (que recientemente se fusionó con el Hospital Rochester General), Universidad de Rochester, ESL Federal Credit Union, Rochester Institute of Technology, Staples, Delta Sonic y Tops Friendly Markets. Earthlink es la última compañía en unirse a la lista, añadió.

Actualmente, 140 estudiantes están empleados por la Universidad de Rochester, que resultó ser uno de los empleadores más difíciles de reclutar por varios años ya que tradicionalmente no emplea a menores, dijo Meléndez.

Unity se unió hace ocho años cuando el presidente de Hillside contactó al hospital para explicar los beneficios de ser un socio de la comunidad, explicó Natalie Chao, portavoz de Unity. Y desde que se convirtió en socio, el sistema de salud ha empleado tanto como a 20 estudiantes al año en los servicios alimenticios, servicios ambientales y otras áreas de apoyo, dijo.

Cuando ella llegó para una sesión YETA el 31 de mayo, Louise Vella, directora de desarrollo de empleo y liderazgo, pidió a los estudiantes que dijeran sus nombres y se describieran a sí mismos.

Los estudiantes se describieron a sí mismos con adjetivos tales como respetuosos, bilingües, expertos en multitareas, determinados, responsables y confiables.

Vella les dio la mano a los estudiantes cuyas presentaciones le impresionaron y les garantizó una entrevista personal.

"Cada día, la vida le da a uno la oportunidad de dar una impresión con su presencia o la falta de la misma", dijo ella. "Cada día es una entrevista".

Rico Anderson, 16, dijo que espera poder destacarse a posibles empleadores y estaba orgulloso de haberlo hecho con Vella, al ser uno de los estudiantes que ella garantizó una entrevista.

Rico, que terminó su tercer año en la Escuela Secundaria Robert Brown en Edison Tech, se presentó a Vella como teniendo una gran personalidad y siendo muy confiable.

"Puedo traer esto a su fuerza trabajadora, eso es un hecho", dijo con su pulgar hacia arriba.

Rico dijo que nunca consideró solicitar empleo en Unity hasta que escuchó la presentación de Vella. Observó que el programa Hillside le ha ofrecido muchas oportunidades para madurar como persona y aprender acerca de las opciones de carrera.

También ha aprendido el valor del trabajo fuerte cuando entró exitosamente en YETA, lo cual requiere un promedio de 2.0. Y dijo estar seguro de que el programa le ayudará a tener éxito en cualquier carrera que escoja.

"Hillside será mejor para mí (para) mi futuro", dijo Rico. "Cuando sea mayor y mire hacia atrás, si no fuera por Hillside, no estaría ahí. Confío en mí mismo. Voy a llegar ahí".

Durante una sesión el 31 de mayo en el Centro de Conferencias de Hillside en la Calle Mustard, los estudiantes llevaban ropa apropiada para negocios para un desfile de "Vestirse para el Éxito". En grupos pequeños, los estudiantes marcharon al frente del salón de conferencias para que su vestimenta fuera evaluada por sus compañeros estudiantes e instructores Iris Freeman, Jorge Degro y Dan Ercolino.

La academia enseña a los estudiantes acerca de la escritura de résumé, conducta de empleo apropiada, búsqueda de empleo, entrevista y trabajo en equipo. El proceso incluye también un simulacro de entrevista con voluntarios de la comunidad, dijo Benítez.

Rubén Ruiz dijo que antes del programa, él no sabía cómo escribir una carta de presentación, preparar un résumé o como contactar apropiadamente a un posible empleador.

"Uno tiene que poder comunicarse bien cuando solicita un empleo", añadió Rubén, un entrante al tercer año en la Escuela Sin Paredes. "Y saber lo que uno quiere hacer".

El Programa Empleo-Beca ayuda a preparar a los estudiantes para futuras carreras, observó Trevon Harris, que será estudiante de tercer año en la Escuela Secundaria Van Guard. Pero también ayuda a mejorar las calificaciones, dijo.

"Me ayudó a encaminarme de nuevo", añadió Trevon, 15. "Me ayudó a ser más organizado y a ser más abierto con más personas. … Siento que el programa me ayudó a ser una mejor persona".

NOTA DE LA REDACCIÓN: Para información acerca de la Conexión Empleo-Beca Hillside, visite hillside.com.

Copyright © 2022 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter