Se necesita enfatizar aprendizaje en el verano

NOTA DE LA REDACCIÓN: Este es el cuarto artículo en una serie sobre la pobreza.

Una sola deserción de la escuela secundaria puede costar a los que pagan impuestos alrededor de $300,000 en salarios perdidos, costos de bienestar y otros gastos relacionados.

Esta estadística alarmante viene del estudio "The Costs of Inadequate Education for New York State" (Los Costos de Educación Inadecuada para el Estado de Nueva York) por Cliff Belfield de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (http://bit.ly/1gmetmv). El estudio también nota que una reducción de 30 por ciento en la tasa de deserción de escuela secundaria en el estado de Nueva York podría ahorrar a los gobiernos estatales y locales alrededor de $1.5 mil millones anualmente.

Los educadores locales dicen que el informe y sus estadísticas destacan la necesidad para programas – tales como opciones para aprendizaje en el verano — para ayudar a mantener los niños en la escuela al mantenerles encarrilados académicamente. Al comparar con los costos asociados con deserciones de la escuela secundaria, la inversión en un programa de aprendizaje en el verano es relativamente baja, alrededor de $3,000 para personal y tales tipos de donaciones en especie como espacios para los centros de educación, observó Conger Gabel, jefe de la Greater Rochester Summer Learning Association (Asociación para Aprendizaje en el Verano de Rochester, siglas en inglés GRSLA).

La Escuela Harley en Brighton tomó la iniciativa en los esfuerzos de aprendizaje en el verano hace más de dos décadas. Entonces fue cuando la escuela comenzó a ofrecer un modelo de programa de aprendizaje en el verano nacional llamado Horizons (Horizontes) para los estudiantes de las escuelas de la ciudad de familias de ingresos bajos que califican para almuerzo sin costo o a costo reducido. Varios colegios universitarios locales — incluyendo Nazareth College, la University de Rochester, SUNY Geneseo y Monroe Community College — se han juntado ahora por crear sus propios programas en sus recintos o para ofrecer programas satélites de Horizontes, dijo Luis Pérez, director del programa Horizontes en Harley. El Distrito Escolar de la Ciudad de Rochester está modernizando sus propios programas de verano para proveer apoyo extra en inglés y matemática para los estudiantes como también para ayudar a estos estudiantes que quieren adelantarse al inicio del nuevo año escolar, dijeron los oficiales del distrito.

Pero la GRSLA no quiere parar ahí. Gabel dijo que el informe sobre la pobreza del 2013 por ACT Rochester demostró que las familias de bajos ingresos están por dondequiera en la región de los nueve condados de Rochester — Monroe, Ontario, Wayne, Livingston, Yates, Genesee, Orleans, Seneca y Wyoming. La necesidad de aumentar la participación de los estudiantes en las oportunidades de aprendizaje en el verano estimuló a la junta de la asociación para acelerar los esfuerzos empezados hace siete años para ampliar tales programas a más colegios universitarios y posiblemente a los distritos escolares del área para alcanzar más niños – no solamente a los estudiantes de la ciudad, sino también a los jóvenes suburbanos y rurales — explicó él.

Estudiantes del secundo grado Tasha Moore (izquierda) y Gabriel Forty trabajan en un grupo en el programa de aprendizaje de verano Horizons en SUNY Brockport el 7 de julio.

Cada programa de aprendizaje en el verano de seis semanas está ofrecido a estudiantes de kindergarten hasta el octavo grado que reciben almuerzo sin costo o a costo reducido en sus escuelas. Este año se ofreció una opción pre-escolar por la primera vez, dijo Gabel.

La meta es escalar los programas disponibles hasta tal punto que empiecen a atraer atención nacional, lo cual aumentaría las oportunidades de financiamiento y proveería sostenibilidad, dijo Gabel.

"Si tuviéramos 200 de estos (programas) en operación y la comunidad se juntara… yo creo que esto sería transformacional", dijo Gabel. "No hay una bala de plata para la pobreza institucional. Pero lo que pasa con estas cosas… es que esto transforma a los adultos. Las personas que trabajan con estos niños ven lo que es posible".

Impulsar el aprendizaje en el verano es también una de las metas de la Coalición de Escuelas Buenas para Todos que apoya los esfuerzos para aumentar proporcionalmente las ofertas actuales como también integrar a los estudiantes de la ciudad y suburbanos de todos los niveles de ingresos. Aumentar tal integración socioeconómica de las escuelas para mejorar los logros académicos para todos los estudiantes es la meta de la coalición, según un artículo en la edición de junio del 2015 de El Mensajero Católico.

"Tenemos que pensar de modo diferente" sobre cómo ofrecer tales programas, dijo Lois Geiss, miembro anterior del concejo de la ciudad de Rochester, durante una conferencia de Escuelas Buenas para Todos el 5 de mayo en la iglesia Bautista Monte Olivet". Sócrates dijo, ‘El secreto del cambio es enfocar toda nuestra energía no en pelear contra lo viejo, sino en construir lo nuevo’ ".

La GRSLA está de acuerdo con las metas de Escuelas Buenas para Todos. En diciembre pasado su junta llegó con una propuesta para aumentar los programas de aprendizaje en el verano en el área de Rochester para más de 24,000 estudiantes de ingresos bajos para el verano del 2024. Sus objetivos son que cada estudiante en un programa de verano:

* esté listo para la escuela:

* gane de uno a tres meses de destrezas en lectura y matemática en cada verano;

* esté logrando al nivel de grado en lectura y matemática cuando está en el tercer grado;

* se gradúe de la escuela secundaria a tiempo con la mayoría siguiendo en educación post-secundaria y

* encuentre una carrera productiva y provechosa.

Sin una de tales oportunidades de aprendizaje en el verano, muchos de los estudiantes de ingresos bajos experimentan el "resbalón del verano" o sea la pérdida de dos o tres meses de conocimiento, que al tiempo que el estudiante alcanza la escuela secundaria significa que él o ella pueda estar atrasado(a) de dos a tres años y aumenta las posibilidades de deserción del estudiante, explicó Gabel. Esta pérdida en el verano explica la brecha de alrededor de 50 por ciento entre los estudiantes de bajos ingresos y los estudiantes de ingresos más altos, según la información en www.summerLEAP.com.

"La salsa mágica es conseguir que los niños vuelvan cada verano, y entonces la magia realmente ocurre cuando ellos están sumamente interesados" en un programa de enriquecimiento de todo el día que incluye apoyo académico, viajes de estudio y actividades físicas tales como clases de natación, dijo Gabel.

"Estos niños llegan a verse con potencial y oportunidad", dijo Gabel. "Ellos están aprendiendo las mismas destrezas, las destrezas básicas (que necesitan) pero ellos tienen una perspectiva diferente de lo que la vida será… si empezamos con los niños a temprana edad".

Los niños no solamente se benefician académicamente, sino también ellos tienen la oportunidad de seguir desarrollando las destrezas sociales y hasta las destrezas de hablar en público tan temprano como en los años de la escuela primaria, dijo Carli Cheesbro, que se graduó recientemente del Colegio Universitario St. John Fisher y está enseñando en el nuevo programa de aprendizaje de verano de SUNY Brockport que está asociado con la Escuela Enrico Fermi No. 17.

Una de los estudiantes de La Escuela No. 17 que ha estado en un programa de aprendizaje de verano desde kindergarten es Tasha Moore, 8, que estará en el tercer grado en el otoño. A ella le gusta aprender cosas nuevas, encontrarse con maestros nuevos e ir a nadar", dijo. ¿Pero, cuál es su parte favorita del aprendizaje de verano? "Hacemos nuevos amigos", dijo ella.

Cuando GRSLA comenzó su trabajo para ampliar en el 2008 y se comunicó con los colegios universitarios del área, la mayoría de los funcionarios de educación superior entendieron inmediatamente la necesidad de ayudar a estudiantes como Tasha y llegaron a ser socios en este empeño, dijo Pérez. El reto sigue siendo el financiamiento, que actualmente es provisto por subvenciones de organizaciones tales como Farash y las fundaciones Wilson, añadió Gabel.

Los colegios universitarios necesitan graduados de escuela secundaria, así que proveer personal y lugares para programas de verano es una "obviedad", como dice la Presidenta Anne Kress de Monroe Community College (siglas en inglés MCC), notó Pérez. Y ciertos colegios universitarios, como SUNY Brockport, han decidido asociarse con una escuela de la ciudad, dijo Gabel.

"Cada vez que un niño abandona la escuela, ellos han perdido un cliente potencial", dijo Pérez de los colegios universitarios. "la gran pregunta es sostenibilidad (para los programas de verano)".

Colegios universitarios como MCC ya están gastando millones de dólares en educación remedial para graduados de escuela secundaria o los que tienen diplomas de equivalencia general que no están leyendo al nivel del grado, dijo él. Así que, el llevar un programa de Horizontes al recinto hace cinco años fue una inversión astuta para ayudar a revertir estas tendencias, según los funcionarios de MCC.

Hasta ahora, las evaluaciones de los estudiantes que tomaron parte en el programa de aprendizaje de verano en MCC del año pasado demostraron que 90 por ciento de los participantes habían avanzado en destrezas de lectura al final del programa y ninguno de ellos experimentó algún tipo de resbalón académico de verano.

"La agenda nacional de educación incluye un enfoque en dos metas críticas: preparación para el colegio universitario y finalización del estudiante", dijo Kress en un email. "Dar alojamiento al programa Horizontes en el recinto también permite que los estudiantes, desde el que están en kindergarten, se vean a sí mismos en el colegio, saben que esto es algo que ellos pueden hacer y que éste es un lugar donde ellos pueden estar. Ellos tienen la expectativa que irán al colegio, y creo que cada familia debe tener esta expectativa. Esta experiencia seguramente influye sus caminos educativos futuros para beneficiar a toda la comunidad".

Copyright © 2022 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter