Comunidades reunidas para hablar de la raza

ROCHESTER — Las 27 congregaciones religiosas de Rochester ACTS están hablando en contra de los volantes dejados en las calzadas en Pittsford y Brighton a principios del otoño, dirigiendo a los residentes a una página web de supremacía blanca.

En respuesta, varios miembros del clero hablaron durante una conferencia de prensa el 18 de octubre en la Iglesia Presbiteriana Trinity Emmanuel en la Calle Shelter.

"Nuestra comunidad (de fe), aunque históricamente se le ha visto como blanca, no es de manera alguna acogida por la gente que quiere una ciudad de Rochester blanca, gracias a Dios", dijo la Rabina Drorah Setel del Templo Emanu-El en Irondequoit. "(Este incidente) es una oportunidad para que nos unamos y proclamemos la unidad de nuestro ser humano, de nuestra creación juntos y de nuestra ciudad de Rochester".

Pero Wilma Campbell, cuáquera, dijo que le inquieta que la campaña de difusión racista podría marcar el punto de inflexión, empujando a la comunidad hacia el tipo de levantamiento que Rochester no ha visto desde el 1964. Ella afirmó que la ciudad está cerca de convertirse en otro Ferguson, Missouri, que explotó en violencia en el 2014 después de que un oficial de la policía en esa ciudad asesinó a Michael Brown.

"Rochester está al borde de ese mismo precipicio", dijo Campbell el 18 de octubre. "Y la cuestión de la raza es realmente algo que nosotros inventamos (como humanos). La raza no es real. El color de la piel es sólo una variación, realmente. … Todos somos iguales".

El racismo de cualquier tipo es inaceptable, dijo Michael Mills de PittsForward, un grupo formado a raíz de que los volantes de supremacía blanca fueran dejados en las calzadas. El grupo celebró un mitin de unidad en la Villa de Pittsford a fines de septiembre y ha formado un comité timón para planear eventos futuros, dijo Mills el 18 de octubre.

"Nuestra meta es crear un lugar donde podamos tener un diálogo acerca de estas cuestiones y descubrir (cómo) podemos responder tanto interpersonal como institucionalmente para hacer de Pittsford y la comunidad mayor de Rochester el lugar donde queremos vivir", dijo Mills de la misión del nuevo grupo. "Estamos haciendo nuestra parte para asegurarnos que (el racismo) no sea aceptable en nuestra comunidad".

Para ofrecer otras oportunidades para el diálogo comunitario, Roc ACTS ha estado ofreciendo Conversaciones Sagradas sobre la Raza durante el año, explicó Campbell, quien supervisa la iniciativa que se originó en Ferguson para ayudar a los residentes en diferentes comunidades a interactuar.

"Las Conversaciones Sagradas son un buen enfoque porque ayudan a las personas que son diferentes a unirse", observó el Diácono David Palma, asociado pastoral para ministerio social y participación cívica para las comunidades católicas de las iglesias del sureste de Rochester del Santísimo Sacramento, San Bonifacio y Santa María. "Porque una vez que uno llega a conocer a alguien, todos nosotros podemos cambiar".

Varias comunidades de fe presentaron Conversaciones Sagradas en Rochester el 5 de noviembre. En la Iglesia de la Anunciación, los feligreses de Sta. Francisca Xavier Cabrini y Paz de Cristo pasaron la mañana compartiendo sus propias experiencias con racismo.

Carlos García, quien dirige a Roc ACTS, habló de llevar a su hijo el primer día de kindergarten a una escuela suburbana hace 23 años y escuchar la respuesta de una empleada cuando su hijo – que en esos momentos era rubio con ojos azules — se presentó.

"Ella lo miró … y le dijo, ‘¿Mike García? No te esperábamos’", contó García, quien dijo que el incidente se ha quedado con él. "¿A quién estaban esperando ellos? … (Racismo) no es solamente negro y blanco. Hay mucho más en eso.

Como latina de piel más oscura, Epifania DeJesús dijo que ella experimentó racismo flagrante durante su primer intento de obtener un apartamento cuando se mudó a Rochester hace muchas décadas. Durante el grupo grande de discusión el 5 de noviembre, la feligresa de la Iglesia San Miguel dijo que nunca ha olvidado el incidente, pero ella canalizó su enojo en el compromiso por toda la vida de luchar por la justicia.

"Lo que he aprendido es a no juzgar a otros por su color. No juzgue a todos por cómo ellos te ven. Respeta" dijo. "A veces lo mejor es decir, ‘Pobrecito, no me conocen, ellos son los que pierden’. Porque cuando tomo el tiempo para conocer a esa persona (y) esa persona (y) esa persona, quizás me enseño a mi misma mucho más. Y eso es lo que escojo. No quiero permanecer abajo, necesito subir. Un paso a la vez, podemos hacerlo. … Pero tenemos que hacerlo juntos".

Campbell observó que la discriminación de vivienda y la disensión racial estuvieron entre las causas de los disturbios en Rochester en 1964. Habiendo vivido durante esos eventos, ella dijo que le descorazona ver que las relaciones de la comunidad con la policía se han deteriorado y que la concentración de la pobreza ha mantenido un estrangulamiento en la ciudad.

"Empiece en Monroe y Main en Pittsford y conduzca por Monroe (en Rochester), o empiece en la Avenida Clinton Sur y conduzca en dirección norte y el color de la gente cambia", dijo. "Usted pregunta qué causó los (disturbios) del ’64, y fue la enorme división y separación de las personas para empleos y vivienda".

Parte de la razón para que estas divisiones persistan es que el racismo flagrante se mantuvo clandestino por un período de tiempo, mientras que el racismo institucional persistió – en comercio, vivienda y educación, por ejemplo, dijo Karen Costello, feligresa de la Iglesia San James en Irondequoit que asistió a las Conversaciones Sagradas el 5 de noviembre.

"Muchas personas no entienden cómo ellas contribuyen al problema y… (esa conciencia) es el componente clave para desmantelar el racismo sistémico", dijo. "Las acciones pueden ser tan simples como saber qué decir al enfrentarse con comentarios racistas".

Conjuntamente con el despertar de conciencia, otra opción es poner presión sobre los funcionarios gubernamentales para que aumenten el salario mínimo y provean financiamiento para el cuidado de niños, dijo Costello, que preside el grupo de trabajo de educación de ROC ACTS. Tales medidas ayudarían a las familias con ingresos más bajos a ser más estables financieramente y crear justicia racial, observó.

El grupo escogerá sus acciones específicas durante la segunda sesión de las Conversaciones Sagradas de dos partes que se celebrará el 12 de noviembre, observó Campbell.

"Lo que estamos tratando de hacer es lograr que las personas trabajen juntas en iglesias, sinagogas y templos", dijo. "No se trata solamente de tener conversaciones. Se trata de desarrollar relaciones que trasciendan las líneas raciales, étnicas y culturales. Solamente cuando uno habla con las personas de manera auténtica, cuando uno trabaja con las personas, roza los hombros, llega a conocer las personas como seres humanos, eso es cuando las ‘otras’ cosas se desvanecen".

Copyright © 2022 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter