Dos diáconos celebran aniversarios

Los siguientes diáconos permanentes celebran 30 años de ministerio este año. Ellos fueron ordenados en la Catedral del Sagrado Corazón por el Obispo Emérito Matthew H. Clark el 9 de abril, 1983.

30 Años

Aunque el Diácono Juan Lebrón se mudó del área hace casi 20 años, él todavía tiene buenos recuerdos de la gente con la cual trabajó durante su ministerio en Rochester.

Y se siente orgulloso de que su obra giró principalmente alrededor de ayudar "a los pobres, los más necesitados," dijo el Diácono Lebrón, quien ahora vive en Brandon, Florida.

"Yo iba a los campamentos con los migrantes," añadió él. "E íbamos a la cárcel".

El Diácono Lebrón vino a Rochester de Guayama, Puerto Rico, en el 1957 para encontrar empleo y eventualmente fue contratado por Eastman Kodak Co., de donde se jubiló en el 1990.

Después de su ordenación, él sirvió en la anterior Iglesia San Francisco Xavier/Sagrado Redentor hasta el 1990.

El Diácono Lebrón, 79, y su familia retornaron a Puerto Rico en el 1990, y él sirvió como diácono para la Iglesia San Antonio de Padua en Guayama hasta el 1993.

La familia retornó a Rochester por un par de años antes de decidir establecerse en Florida, añadió el Diácono Lebrón, quien dijo que ahora ellos son feligreses en la Iglesia de la Natividad.

El Diácono Lebrón dijo que no ha tenido la oportunidad de continuar su ministerio en su iglesia pero participa en un grupo de oración.

"Soy muy viejo para trabajar mucho ahora (de todos modos)," bromeó él.

El Diácono Lebrón y su esposa, Lydia, tienen cuatro niños, siete nietos y dos bisnietos.

El Diácono Agenol Rodríguez dijo que sus 30 años como diácono han estado colmados de recuerdos bellos de servicio a su comunidad en el noreste de Rochester.

Originario de Yabucoa, Puerto Rico, el Diácono Rodríguez dijo que entre esos momentos se encuentra la Misa al aire libre celebrada para dar comienzo al Festival del Barrio el verano pasado. Dice que se sintió honrado cuando el Padre Bob Werth le pidió que dijera la homilía.

"Como mucha gente me conoce, él quería darme oportunidad para que yo compartiera mi experiencia trabajando en la comunidad," observó el Diácono Rodríguez. "Estuvo bien bonita."

Su obra incluye el ministerio de prisiones en la Cárcel del Condado de Monroe, visita a los enfermos y asistir en los bautismos, bodas y funerales, dijo él. El Diácono Rodríguez también asiste a menudo al sacerdote en la Misa en español en Nuestra Señora de las Américas.

Anteriormente, él sirvió en la Iglesia Sagrado Redentor hasta que se unió a San Francisco Xavier en el 1985. Posteriormente, se desempeñó en las iglesias que ahora son parte de la Parroquia San Francisco Xavier Cabrini.

El Diácono Rodríguez, 66, dijo que no tiene planes para celebrar su 30º aniversario a menos que sus diáconos compañeros amigos se reúnan para orar juntos en acción de gracias.

"Yo no me acostumbro a celebrar," dijo él. "Lo recuerdo y comparto en la casa con la familia."

Luego de varios años de viajar entre Florida y Puerto Rico durante la década pasada, el Diácono Rodríguez y su esposa, Margarita, se establecieron en Rochester hace cinco años. Ahora él tiene una pequeña tienda de comestibles en la Avenida Clinton Norte.

El Diácono Rodríguez y su esposa tienen dos niños y cuatro nietos.

Copyright © 2022 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter