Las despensas de emergencia tratan de hacer más con menos

Las despensas del área están tratando de hacer más con menos, pero la próxima época de Navidad ayudará a aliviar esa necesidad, por lo menos ahora.

"Alrededor de las Navidades, todo el mundo es más generoso", dijo Carol Hope Miller, Coordinadora de la despensa de la Iglesia San Teodoro en Gates.

Despensas como las de San Teodoro y el ministerio de comida operado por la Parroquia Francisca Javier Cabrini de Rochester han sufrido cortes en sus presupuestos y en las donaciones de comida de Foodlink. La demanda es mayor que las subvenciones y programas de comida que recibe la agencia, dijeron los dirigentes de Foodlink.

En la Despensa de comidas de la Hermana Mary Regis en la Calle Bay en Rochester, el personal estaba compensando algunos de los cortes con donaciones que habían quedado de la despensa móvil de la Parroquia Santa Francisca Javier Cabrini, que también se organiza en colaboración con Foodlink, dijo la Hermana de la Misericordia, Julia Norton, directora del ministerio.

Pero el surplus se acabó rápidamente, dijo la Hna. Norton.

En las últimas semanas, no quedaba nada que traer", dijo la Hermana Norton en octubre. "Lo que pasa es que la gente sabe ahora donde está la despensa".

El programa móvil para despensas de la región empezó este verano con una donación de la Fundación Walmart que ayudó a aliviar las necesidades de comida de una creciente lista de familias necesitadas, dijo Jeannette Batiste, Jefa de Operaciones de Foodlink.

También durante el verano, Foodlink se vio obligada a informar a las despensas que se necesitaba hacer cortes en las donaciones financieras y de comida porque una asignación estatal del programa de Prevención de Hambre y Ayuda Nutricional no iba a ser aumentada. Este programa se ha mantenido al mismo nivel desde hace 10 años.

"Las necesidades han aumentado tan drásticamente que han sobrepasado la capacidad de esa subvención", dijo ella.

Un comité de miembros que rotan escoge como se va a alocar la subvención para las despensas en una red de 10 condados, dijo Batiste. Este año, la demanda de las despensas incluyó más de un millón que no está cubierto por la subvención, dijo ella.

Otro problema se presentó porque Foodlink fue informada que el programa de compra de comida por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos disponible para las despensa fue reducido a la mitad, de 2 millones de libras a un millón, dijo Batiste.

A pesar de los cortes de presupuesto, la red de Foodlink sirvió más de 7 millones de comidas el año pasado, añadió ella.

Ese trabajo es vital, porque uno de cada seis americanos vive en hogares que están luchando con el hambre, según un informe de USDA. En Nueva York 5.1 de las familias informaron que tenían "baja seguridad de comida", lo que significa que a menudo no comían una de las comidas o que comían menos cantidad, según informaciones dadas en www.hungeractionnys.org/?page_id=1423.

Para seguir ayudando a la mayor cantidad de familias posibles, Batiste dijo que Foodlink está buscando otras fuentes de subvenciones y evaluando su inventario para asegurarse que están usando sus recursos con efectividad. La agencia ha comenzado su campaña de pavos para ayudar a las despensas locales a preparar cestas de comida para las fiestas, añadió ella.

La cantidad de cestas que las despensas locales anticipan que van a preparar ha doblado de 7,000 a 15,000, dijo Batiste.

Miller dijo que ella entiende la posición de Foodlink y que la agencia ha estado advirtiéndole a las despensas de comida que no deben contar únicamente con ella para obtener fondos y que deben buscar otras fuentes de ayuda. San Teodoro ha tomado ese paso y ha empezado a escribir cartas pidiendo subvenciones.

"Todas las despensas están en el mismo bote", dijo Miller.

Cuando su presupuesto fue cortado de $4,500 a $2,500 este verano, San Teodoro mandó unas 300 cartas a escuelas, miembros de la comunidad y negocios, pidiendo apoyo financiero, explicó Miller. Hasta el momento la iglesia ha recibido 20 respuestas con donaciones de $20 a $200.

Batiste y Miller dijeron que aunque la demanda de comida ha incrementado dramáticamente para las fiestas venideras, las agencias y las despensas no tienen problemas llenando la demanda durante esta época del año. Además de la campaña de pavos, Foodlink tiene otra campaña: "Check out Hunger" en los supermercados del área que le ofrece a la gente una forma fácil de ayudar, dijo Batiste.

El hecho de que Foodlink distribuyó 13 millones de libras de comida a pesar del aumento en la demanda y que no hubo un aumento en las finanzas, es un testamento de la generosidad de la gente que vive en la región de los Finger Lakes, añadió ella.

"Esta es una época en la que la gente se quiere ofrecer de voluntario" dijo Batiste. "La gente se olvida de nosotros cuando llega el mes de marzo. Sin embargo (el hambre) existe durante todo el año".

El verano es la época más difícil para San Teodoro, al igual que pasa en muchas despensas, dijo Miller. Hasta familias de la parroquia confrontan dificultades, dijo ella, por eso la iglesia tiene una campaña de "comida de la semana" en su boletín.

"El hambre no toma vacaciones", dijo Miller.

NOTA DE LA REDACCIÓN: Para donar o ofrecerse de voluntario en una despensa de Foodlink, favor de llamar al 585-328-3380.

Copyright © 2022 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter