Agencia ayuda a mujeres a rehacer sus vidas

El grupo de voluntarias de la agencia local sin fines lucrativos Ángeles de la Misericordia ha vestido a más de 20,000 niñas en el mundo con trajes sencillos hechos a mano.

Desde junio también ha enfocado su atención en mujeres necesitadas del área de Rochester.

Ángeles de la Misericordia ha abierto Butterfly Boutique, una tienda de ropa sin fines lucrativos en 692 N. Winton Road, para vestir a mujeres que van a empezar o a volver a trabajar, o para ocasiones especiales. Las mujeres referidas a la tienda a menudo se hallan en crisis, porque tienen adiciones, han sufrido abuso, han tenido depresiones, se han lesionado, tienen desordenes de comida, o confrontan embarazos inesperados.

Mary Jo Colligan, fundadora y presidenta de Ángeles de la Misericordia, dijo que uno de los beneficios es ver la transformación de las mujeres ayudadas por la organización: después de recibir ropa poca usada de la tienda Butterfly Boutique de Ángeles de la Misericordia, a menudo se ven radiantes con autoestima y belleza. Se espera que con la ropa, las mujeres sientan que pueden comenzar de nuevo sus vidas, dijo Colligan.

Ella recuerda haberle dicho a una mujer que se vistió en la tienda que lucía tan bonita. La mujer le dijo, "Yo no puedo creer que soy bonita". A medida que la mujer compartió su historia, Colligan dijo que estaba claro que la manera como se veía a sí misma estaba entrelazada con mucho dolor.

"Hoy en día muchas personas no tienen buenas ideas sobre ellas mismas".

La tienda Butterfly (mariposa) Boutique debe su nombre a la metamorfosis que Colligan desea que transforme a cada mujer que recibe ayuda de la misma.

"Yo creo que todas las mujeres deben poder extender sus alas, volar, y seguir sus vidas", dijo ella.

Las mujeres son referidas a la tienda por organizaciones sin fines lucrativos, párrocos o afiliados a Ángeles de la Misericordia. Las mujeres son elegibles para recibir tres vestidos gratis, incluyendo accesorios y nueva ropa interior, cada tres meses.

"Pedimos que hagan una cita para poderles dedicar la atención especial que se merecen", dijo Colligan.

La tienda es solo parte del trabajo de Ángeles de la Misericordia, dijo ella.

En los últimos 18 meses, la organización ha ayudado a coordinar la producción de 20,000 trajes para niñas necesitadas en otros países a través de la campaña Vista a una Niña del Mundo, y es la representante del estado de Nueva York para la organización nacional. Los trajes se hacen de fundas y de otras telas durante maratones mensuales de costura en iglesias del área.

Cada vestido se manda con misioneros para que las niñas reciban los trajes personalmente. Ya se han mandado vestidos a 15 países diferentes. El envío más reciente fue a El Salvador y a Haití con doctores que iban ahí en misiones médicas.

"Nuestra meta es llegar a todos los rincones de la Tierra", dijo Colligan.

Colligan dijo que su sobrina, Victoria, ayudó a empezar un capítulo de Vista a una Niña del Mundo en la Escuela de Secundaria Our Lady of Mercy, en Brighton en el otoño del 2011, y el capítulo ha hecho muñecas y ha recogido animalitos de peluche para poner en los bolsillos de los vestidos hechos a mano. Colligan dijo que ella tiene una relación estrecha con la escuela porque es una antigua alumna y es también una asociada de las Hermanas de la Misericordia.

El programa también coordina una fiesta anual de San Valentín para personas mayores en Shire en Culverton. Además organiza una comida de macarrones para recaudar dinero para el programa residencial para adolescentes y jóvenes adultas embarazadas. La organización coordina igualmente una colecta anual de ropa de invierno que se distribuye en 14 diferentes albergues y otras agencias.

Josephine Gangarossa, una feligresa de Santa Rita en Webster, que sirve de voluntaria en la oficina de Ángeles de Misericordia, dijo que había un grupo de enfermeras que se reunía en su día libre para hacer muñequitas y ponerlas en los bolsillos de los vestidos hechos a mano. Ella dijo que frazadas donadas por otras personas son dadas a las enfermeras para que se las regalen a madres solteras.

Ella dijo que la tienda siempre está recibiendo ropa, lista para ser dada a mujeres para que se puedan vestir con estilo.

"Ustedes se quedarían sorprendidas de ver cuanta ropa recibimos con sus etiquetas todavía enganchadas", dijo Gangarossa.

Se ha recibido tanta ropa que la agencia ha tenido que guardarla temporalmente en la cocina de la oficina. Se necesita a más mujeres necesitadas para que aprovechen este servicio gratis, dijo Colligan.

Josefina López de Rochester, una madre de cinco muchachos que comenzó a trabajar en la agencia de voluntaria por sugerencia de un miembro del personal del Departamento de Servicios Sociales, dijo que ella ha referido a amigas a la tienda.

"Estando aquí, he podido ayudar a gente de mi comunidad", dijo López.

Copyright © 2022 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter