Le encanta la Misa de la ‘Época de Oro’

A los editores:

El domingo 17 de octubre fue un día especial para mí. Teresa Ortíz nos trajó a sus dos hijas, a mi hijo Vicente y a mí a la Catedral del Sagrado Corazón en Rochester. Vinimos de la Iglesia San Francisco De Sales en Geneva.

Me entusiamé mucho por la belleza de la Catedral y su simplicidad. La fuente de agua viva fue una inesperada novedad que me agradó mucho. Nuestro Obispo Mateo sirvió de anfitrion en la congregación con su música y canto. (También aprecié)las personas que desfilaron con las ofrendas para dar gracias. Los niños y niñas que participaron tambien con sus cantos y bailes.

Me hice de una amiguita que se llama Estefania Martínez, de cuatro años,bella nina con su vestimenta a la española. Quedé impresionada con el arte que demonstró la muchacha que hizo los carteles de los países hispánicos. Le deseo buenda suerte en su futuro.

Esta carta es como un agradecimiento a todos los que se encontraron en tal día especial para nosotros, acogidos en tan santo templo.

Deseo expresar mi pésame a la familia y amigos del difunto Señor Roberto Resto. ¡Qué descance en paz!

Libby Doperoy

Geneva

Copyright © 2020 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter