A pesar de contratiempo, la misión del programa continúa

ROCHESTER — Theresa Bowick fue a correr hace cuatro años para continuar sus metas de vivir más sanamente y perder peso y terminó con la misión de ayudar a sus vecinos a ponerse en forma también.

Y los ladrones que robaron la fleta de 150 bicicletas del programa de bicicletas y aptitud física Conkey Cruisers no impedirán esa misión, dijo Bowick.

Gracias a un "torrente de apoyo" después de que se descubriera la falta de bicicletas el 26 de junio del almacén en la Avenida Clifford, ella ha podido triplicar el número de bicicletas en la unidad de almacenamiento que fue abierta usando un soplete, explicó Bowick. El Departamento de la Policía de Rochester tiene "una persona de interés" respecto al robo y los oficiales han recobrado 25 bicicletas de un hogar en la Avenida Conkey y otra de una casa de empeño.

La policía proveerá mayor vigilancia de la unidad de almacenamiento y ella ha podido añadir niveles de seguridad para las bicicletas, añadió.

Desde el robo, Bowick ha recolectado más de 460 bicicletas y recibió una subvención por $10,000 de la Fundación Farash. El robo recibió atención nacional a través de una entrevista en línea el 7 de julio en "Good Morning America", añadió Bowick, y ha recibido cheques de todas partes del país y hasta de África. El apoyo ha sido tan grande, y Bowick ya lo "pagará hacia adelante" donando algunas de las bicicletas al Museo y Centro de Ciencias de Rochester para un campamento de verano que no había podido conseguir bicicletas para su programa, dijo.

Maggie Brooks, ejecutiva del Condado de Monroe, también le dono seis bicicletas nuevas durante un evento comunitario el 9 de julio que incluyó una segunda petición comunitaria. Bowick es una enfermera registrada y su comunidad de enfermería también tuvo una ceremonia a la luz de las velas en solidaridad con la organización el 9 de julio. El apoyo la hizo llorar al ver como la comunidad "nos rodeó con amor".

"Mi corazón está lleno de alegría", dijo Bowick durante entrevista telefónica el 8 de julio. Una cosa que realmente quiero reconocer es que esto (el incidente) no se trata de que las bicicletas fueran robadas de Conkey Cruisers. Esto es una indicación de un mal mayor en nuestra comunidad. Y si no empezamos a lidiar con esas cosas, veremos mucho mal. Tenemos que lidiar con la pobreza, la tasa de deserción escolar, las cosas que conducen a alguien a usar un soplete contra un programa de bicicleta para beneficio económico propio. Tenemos que atender eso".

Fue otro día profético en mayo 2011 que primero sembró la semilla para Conkey Cruisers", dijo Bowick. Ella había estado "muy sobrepeso", explicó, y empezó a trotar, eventualmente perdiendo 75 libras.

Durante una de sus carreras, ella recordó, "Un muchacho me preguntó si yo estaba en libertad condicional".

Poco después, un hombre preguntó si ella era oficial de la policía porque "nadie hace ejercicios en este vecindario", añadió ella.

"Por eso, dije, ‘Señor, ¿cuál es la asignación?’" dijo Bowick con una sonrisa y levantando las manos hacia el cielo durante una entrevista el 12 de junio en el Parque Conkey-Clifford.

En el parque hay una entrada a El Camino Trail, que fue abierto por la ciudad de Rochester en el 2012. Ofreció a Bowick el lugar perfecto para el programa Conkey Cruisers, que organizó su carrera inaugural ese verano. El objetivo del programa es proveer oportunidades para los niños y familias en el vecindario noreste de Rochester de Bowick para practicar ejercicios rutinarios y aprender acerca del comer sano.

Por sus "esfuerzos creativos para promover la actividad física y el uso del sendero", Bowick y Conkey Cruisers recibieron reconocimiento estatal el mes pasado cuando el Senador Joe Robach del estado de Nueva York presentó a Bowick el galardón Great Outdoors Award de la Oficina de Parques y Senderos de Nueva York, de acuerdo a información en http://bit.ly/1Ner1GG. La ceremonia del 9 de junio tuvo lugar en Albany.

La Alcaldesa Lovely Warren también dio su aprobación para que Conkey Cruisers utilice el sendero de 2.2 millas y conectó a Bowick con Miguel Meléndez del Proyecto HOPE, dijo Bowick. El Proyecto HOPE, una iniciativa de Ibero-American Development Corp. financiada por la Greater Rochester Health Foundation, ha estado trabajando también por varios años para mejorar las condiciones sociales, físicas y económicas en el noreste de Rochester.

Meléndez dijo estar muy contento de coordinar las reuniones con los vecinos y familias para Bowick empezar a matricularlos para el programa, lo cual encaja con el trabajo del Proyecto HOPE.

Theresa Bowick (centro), la fundadora de Conkey Cruisers, se une con su hija, Jacynta Harris (izquierda), y Liz Sheen durante una vigilia el 9 de julio en la Iglesia Downtown United Presbyterian Church en Rochester.

Bowick también conectó con Excellus, que donó $3,000 para comprar bicicletas. Bowick dijo que Conkey Cruisers recibió apoyo también de otras organizaciones locales tales como R Community Bikes y Advantage Credit Union que ayudan con mantenimiento, seguridad y financiamiento.

Ese financiamiento también será vital a medida que ella pase a una nueva fase para los estudiantes que participan en Conkey Cruisers, dijo Bowick.

Empezando este verano, ellos ganarán dinero basado en el número de millas que corran, dijo ella, observando que ellos no tendrán acceso al dinero hasta que se gradúen de escuela secundaria.

Ella llama ese componente "Cruising Counts."

"Uno mira esto y piensa que es algo pequeño", dijo Bowick. "Pero si logro que alguien cruce ese escenario (para graduarse)… Yo quiero a esa persona".

El año pasado, 137 residentes se matricularon en el programa Conkey Cruisers, y ella espera tener 150 ciclistas este verano, entre las edades de 2 a 88, dijo. Y unos pocos de los adolescentes participantes también tienen la oportunidad de ser líderes de carreras, observó Bowick.

Si los participantes no tienen bicicletas, ellos pueden correr bicicletas prestadas proporcionadas a través de donativos y patrocinadores, dijo Bowick. Algunas de esas bicicletas son ergonómicas con espaldar. Los participantes más jóvenes tienen la oportunidad de ganar una bicicleta, añadió.

Para muchas familias, el programa se ha convertido una tradición anual, dijo Bowick, y tres generaciones de una familia que viven cerca han regresado año tras año.

Yadira Maldonado dijo que ella empezó a correr con Conkey Cruisers cuando estaba embarazada y escuchó a Bowick hablar de llegar a ser más saludable. Ella también desea ser un buen modelo para sus hijos, que tienen 10 y 12 años de edad.

"Fue buen ejercicio para mí, y les gustó a los niños", dijo ella del programa. "Y es algo (positivo) para ellos mantenerse activos y fuera de las calles".

Maldonado dijo que ella aprecia también que los niños están escuchando mensajes valiosos acerca de comer sano y estar en formas.

"A los niños les gusta comer comidas basura", dijo. "Por eso es bueno para ellos aprender qué cosas son sanas para comer y qué no deben comer".

Para la matriarca de la familia, Estervina Vega, el ejercicio es beneficioso, dijo. Ella observó también que ella y su familia escucharon primero de Conkey Cruisers en una reunión de la comunidad.

"Ayuda a uno estar con más energía para poder hacer las cosas", ella dijo.

Compañeros intercesores de la comunidad y voluntarios estuvieron de acuerdo en que Conkey Cruisers está teniendo un impacto importante sobre las vidas de los residentes del vecindario.

Michael Davis, policía retirado del estado de Nueva York, dijo que ha observado menos actividad en las esquinas de las avenidas Clifford y Conkey. Él sirve como coordinador de seguridad de Conkey Cruisers y provee información a los ciclistas acerca del uso apropiado de los cascos y asiste con el mantenimiento de las bicicletas.

"El vecindario realmente ha acogido el programa", añadió. "La gente entiende que estamos tratando de hacer algo positivo para los niños y ellos apoyan esto. Muchos de los mismos niños retornan. …Los niños realmente anticipan el programa. Y he visto a los niños correr sus bicicletas por el vecindario".

Los residentes no solamente están más activos, sino que los participantes de Conkey Cruisers son usuarios consecuentes de El Camino Trail, que es algo muy bueno para el vecindario de la ciudad, observó Meléndez del Proyecto HOPE.

"Cuando uno ve a las familias juntas en el sendero y en el parque, eso crea una imagen positiva y una afirmación positiva en esa esquina de Clifford y Conkey", dijo él.

NOTA DE LA REDACCIÓN: Para donar o conocer más acerca de Conkey Cruisers, visite http://conkeycruisers.org.

Copyright © 2024 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter