Deb Best reparte comidas para llevar en la puerta de Elmira Community Kitchen. (Foto cortesía de Elmira Community Kitchen) Deb Best reparte comidas para llevar en la puerta de Elmira Community Kitchen. (Foto cortesía de Elmira Community Kitchen)

Agencias aún ayudan a clientes a pesar de restricciones pandémicas

La pandemia mundial de COVID-19 ha provocado cambios en casi todos los aspectos de la vida en la región, y las agencias y ministerios que brindan servicios sociales a los residentes locales no son una excepción. Las regulaciones locales y estatales destinadas a frenar la propagación del virus han obligado a varios ministerios a cerrar temporeramente sus puertas y han causado que otros cambien la forma en que prestan servicios.

En circunstancias normales, los voluntarios de St. Peter’s Kitchen sirven comidas calientes y nutritivas dentro de St. Peter’s Kitchen todos los días de la semana. Ahora, la cocina todavía ofrece comidas cada día de la semana, pero esas comidas se empaquetan con anticipación y se distribuyen al aire libre, dijo Lorenzen.

“Nadie puede entrar a nuestras instalaciones para tratar de mantener el control de nuestro entorno alimentario. Les hemos pedido a todos nuestros voluntarios que se queden en casa, ya que la mayoría de ellos son personas mayores”, dijo. “En total, estamos llevando a cabo nuestros programas con aproximadamente ocho personas en un momento dado”.

Además de los almuerzos en caja, la despensa de alimentos de St. Peter’s Kitchen también ofrece cajas de comida empaquetadas de antemano a los necesitados tres días a la semana en la puerta.

“Hasta ahora, nos ha ido bastante bien por las restricciones bajo las que estamos”, dijo Lorenzen, y señaló que St. Peter’s recibió asistencia de United Way, Holiday Outreach, Wegmans y Trader Joe’s.

Aunque los voluntarios no son aceptados en este momento, las donaciones siempre son bienvenidas y han ayudado a St. Peter’s a obtener los productos desinfectantes y las mascarillas que necesita para mantener seguros al personal y a la comunidad, y para comprar los materiales necesarios para la transición de sentarse a la mesa a comer a comidas para llevar, dijo Lorenzen.

La crisis de COVID-19 ha obligado a varias otras agencias y ministerios a cerrar sus puertas por completo por el momento. Una de ellos, Bethany House, ha cerrado temporeramente tanto su refugio como su despensa de alimentos debido a las dificultades para dotarlos adecuadamente de personal durante este “momento sin precedentes en todo el mundo”, según un mensaje publicado en el sitio web del ministerio. Históricamente, esta agencia ha proporcionado refugio, alimentos, productos de higiene femenina y artículos para bebés a mujeres que se encuentran sin hogar, violencia doméstica, encarcelamiento, adicción y enfermedades mentales y físicas.

El personal de extensión y los voluntarios piden oraciones por “los muchos invitados que han cruzado el umbral de Bethany House”, así como donaciones continúas y esperan reabrir lo antes posible una vez que haya pasado lo peor de la crisis, según el sitio web.

Saint’s Place también se ha cerrado temporeramente debido a la pandemia mundial, según su sitio web. Esta agencia, que sirve a las familias de refugiados que se han mudado recientemente al área de Rochester, opera el armario de ropa más grande de Rochester y proporciona a las familias a las que sirve ropa, muebles, camas, colchones y artículos para el hogar. A través de un mensaje publicado en su sitio web, Saint’s Place ha pedido a las personas que no dejen artículos donados hasta nuevo aviso.

Otras agencias y ministerios que han sido afectados por el coronavirus o restricciones relacionadas incluyen los siguientes:

• Servicios Comunitarios de Caridades Católicas ha podido continuar comunicándose con muchos clientes a través de telesalud, según Tracy Kroft, directora de promoción. Los miembros del personal compraron alimentos, medicinas y suministros y dejaron los artículos necesarios en las casas de los clientes mientras observaban el distanciamiento social. El personal y los residentes de las instalaciones residenciales de la agencia están observando todas las recomendaciones estatales y locales y están trabajando creativamente para mantener la participación de los residentes. La agencia se ha visto abrumada por el apoyo, el aliento y las donaciones, pero aún así acepta con gratitud las donaciones de pañuelos faciales, papel higiénico, toallas de papel y productos de limpieza, dijo Kroft.

“También estamos viendo una necesidad emergente de agregar minutos a los teléfonos celulares de nuestros clientes, para que puedan mantenerse en contacto con sus coordinadores de atención. Cualquier ayuda con eso sería muy apreciada. Las cartas de los miembros de la comunidad que solo quieren enviar una palabra amable también serían bienvenidas”, dijo Kroft.

• Caridades Católicas de Chemung/Schuyler ha cambiado a servicios telefónicos, y los administradores de casos han realizado cientos de llamadas telefónicas de verificación de las condiciones de los participantes, pero la comida todavía se distribuye en el Samaritan Center en Elmira y Schuyler Outreach Food Pantry en Watkins Glen. Aquellos que buscan comida no necesitan llamar con anticipación, ya que el personal de la agencia ha empacado cajas de comida según el tamaño de la familia, dijo Katie Rhodes, coordinadora de desarrollo y comercialización de la agencia. Elmira Community Kitchen ha cambiado a almuerzos para llevar en lugar de comidas para sentarse a la mesa a comer. Estos almuerzos en bolsas se sirven todos los días laborables desde las 11:30 a.m. a las 12:30 p.m. El Segundo Lugar de Refugio para Personas Sin Hogar del Este permanece abierto y ha proporcionado refugio a aproximadamente 55 adultos y niños cada noche, dijo. La agencia está aceptando donaciones monetarias, así como alimentos y suministros de limpieza, aunque los arreglos para entregar los artículos donados deben hacerse con anticipación.

• Caridades Católicas de Tompkins/Tioga aún está abierta, aunque los armarios de ropa en sus oficinas en Ithaca y Nichols están cerrados y no aceptan donaciones en este momento, según Laurie Konwinski, subdirectora. Los empleados de la agencia están ayudando a las personas tanto como sea posible en línea o por teléfono, y les piden a quienes deben venir a la oficina que llamen con anticipación en lugar de entrar. La despensa de alimentos de la agencia en Nichols permanece abierta cuatro días a la semana y es una de las pocas despensas todavía abiertas en el condado de Tioga, dijo Konwinski. A Place to Stay, el programa de vivienda de transición de la agencia para mujeres solteras sin hogar, también permanece abierto. La agencia tuvo que cancelar una recaudación de fondos para la cena de pasta, pero espera reprogramar o planificar un evento virtual.

• Ministerio Rural del Condado de Tioga – la Despensa de Alimentos permanece abierta durante sus horas normales, que son de lunes a jueves de 10 a.m. a 4 p.m. Los alimentos se empaquetan con anticipación y se les pide a quienes buscan comida que toquen el timbre y que se paren detrás de una línea verde en la acera. Su comida será llevada afuera. El ministerio ha traído más conductores voluntarios, que entregan comida a aquellos que están enfermos, en cuarentena o que normalmente caminarían a la despensa, según Alycia Anthony, asistente de servicios humanos del ministerio. Las entrevistas con quienes buscan asistencia financiera se realizan por teléfono.

• Caridades Católicas de los Finger Lakes está reduciendo las interacciones en persona, utilizando medios electrónicos de comunicación e iniciando nuevos sistemas en línea, según su sitio web. El Programa de Almuerzo Comunitario de Geneva que la agencia ofrece en asociación con el Consejo Interreligioso del Área de Geneva, continúa ofreciendo comidas nutritivas de lunes a viernes entre las 11:45 a.m. y 12:15 p.m. en la Iglesia Metodista de Geneva, pero esas comidas ahora están empacadas.

• Caridades Católicas del Condado de Wayne también está buscando nuevas formas creativas de llevar a cabo su trabajo, incluso minimizando las interacciones físicas y utilizando más comunicaciones electrónicas y sistemas en línea, según su sitio web.

• Turning Point, un ministerio de Caridades Católicas de Steuben, ahora entrega comida a quienes la necesitan. El ministerio generalmente proporciona alimentos, asistencia financiera, asesoramiento financiero y referencias a otros recursos y servicios, pero los servicios en sus oficinas de Hornell y Bath han sido suspendidos. Los que necesitan comida deben contactar al ministerio para organizar una entrega de alimentos sin contacto. Gran parte de la comida que se distribuyó se proporcionó a través de una campaña de alimentos organizada por la YMCA de la Familia del Área de Hornell.

• House of Mercy en Rochester está operando solamente como un refugio para personas sin hogar y un programa de comidas para quienes viven en el refugio. Dado que House of Mercy recientemente transfirió a 36 personas a un Hotel Radisson, la ubicación designada del condado de Monroe para personas sin hogar, la agencia también está aceptando nuevas personas que necesitan un lugar para quedarse, agregó Buchbinder. Los miembros del personal se han coordinado desde el hogar y la oficina para estar en comunicación constante a través de los canales de redes sociales de la agencia (Facebook, Instagram y Twitter). La agencia también se asoció recientemente con Foodlink para crear un programa de entrega de almuerzos calientes abierto a todos en la comunidad. Para aquellos interesados en el programa, envíe un correo electrónico a homwfood@gmail.com. Buchbinder agregó que aquellos que deseen ser voluntarios deben enviar un correo electrónico a stepahnie@houseofmercyrochester.org.

• St. Joseph’s Neighborhood Center permanece abierto pero no acepta nuevos pacientes, dijo la hermana Christine Wagner, directora ejecutiva. La agencia actualmente está trabajando arduamente para proporcionar una variedad de servicios de salud a 900 pacientes inscritos que no tienen seguro o tienen seguro insuficiente, dijo la hermana Wagner. Para asegurarse de que esas personas continúen recibiendo servicios, la agencia hizo una lista y contactó a todos los pacientes atendidos en los últimos seis meses para verificar sus necesidades, señaló. Si bien las puertas de la agencia están cerradas al tráfico de la calle y a los nuevos pacientes, el personal está buscando otras alternativas seguras, como los servicios de telesalud, que permitan ayudar a más pacientes.

• Ministerios de la Comunidad Cameron, un centro comunitario de alcance urbano en Rochester, anunció en su sitio web horarios y cierres temporeros en respuesta a COVID-19. El almuerzo para llevar continuará sirviéndose de lunes a viernes desde el mediodía hasta la 1:30 p.m. El programa extracurricular, el centro para adolescentes, la cena de celebración dominical y la despensa de alimentos de emergencia se han cerrado hasta nuevo aviso. Mientras la despensa está cerrada, una despensa móvil Foodlink estará disponible cada tercer viernes desde el mediodía hasta la 1:30 p.m. La casa de ropa de la agencia también está cerrada; sin embargo, se proporcionan kits de higiene de emergencia y pañales de lunes a viernes desde el mediodía hasta la 1:30 p.m.

• Iglesia del Santísimo Sacramento en Rochester continúa operando su programa de cena, que ofrece comidas para llevar de lunes a viernes, dijo MaryJo Lightholder, directora. La despensa comunitaria está operando con un pequeño número de voluntarios para mantener prácticas de seguridad, agregó. Durante la primera semana en que se ofrecieron comidas para llevar, las personas expresaron que extrañaban orar antes de la cena. Para responder a la necesidad, los voluntarios ahora están colocando palabras de aliento e inspiración dentro de cada comida para llevar, dijo Lightholder.

• The Charles Settlement House en Rochester continúa operando, proporcionando alimentos a individuos y familias de lunes a viernes de 8 a.m. a 5 p.m., dijo Scott Benjamin, director ejecutivo. La agencia también puede ayudar con otras necesidades de emergencia; Sin embargo, Benjamin enfatizó que el enfoque actual está en la comida. Todos los demás programas están cerrados para trabajo en la oficina para mantener el distanciamiento social, pero el personal está trabajando desde casa para mantener la comunicación, dijo.

• Centro Católico de la Familia en Rochester permanece abierto; sin embargo, se han implementado medios actualizados para proporcionar servicios al tiempo que se garantiza el distanciamiento social seguro, dijo Marcus Ebenhoe, director de Defensa y Ministerio Social de las Parroquias de CFC. Según el sitio web de la agencia, los refugios de emergencia permanecen abiertos con todos los clientes examinados y las temperaturas tomadas durante la admisión en 691 St. Paul St. Además, todos los programas para pacientes están abiertos para ofrecer servicios a personas sin cita. La clínica de salud mental está abierta los lunes de 1 a 3 p.m. y de martes a jueves de 9 a 11 a.m. Aunque está abierto, el CFC está experimentando una escasez crítica de mascarillas necesarias para que los empleados apoyen de manera segura a los clientes (vea la historia en la página 5). Ebenhoe dijo que haría una diferencia para el personal y los clientes si las personas estuvieran dispuestas a coser de una a cuatro mascarillas para donar. Para organizar la recogida o entrega de las mascarillas, comuníquese con Ebenhoe en mebenhoe@cfcrochester.org. Además, la ubicación de CFC en la Avenida Joseph No. 539. está operando de forma remota y está recibiendo nuevos casos de asistencia financiera y gestión de crisis por teléfono. Para programar una cita, llame al 585-546-7220, ext. 6800.

Copyright © 2020 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter