Kennedy Kleps, de cinco años, actúa en la producción de “Once” del Teatro Geva, que se estrenó a fines de febrero. Kennedy Kleps, de cinco años, actúa en la producción de “Once” del Teatro Geva, que se estrenó a fines de febrero.(Foto cortesía del Teatro Geva)

Elenco de ‘Once’ en Geva incluye a estudiante de Sta. Rita, Webster

WEBSTER — Kennedy Kleps es una artista.

Su hoja de vida incluye una aparición en la pasarela durante la Semana de la Moda de Rochester 2018, una parte en la actuación de “The Nutcracker” del Ballet de la ciudad de Rochester en 2019 y un pequeño papel en la producción de “Once” del Teatro Geva.

Y Kennedy tiene solo 5 años de edad.

“Ella siempre ha sido una artista”, comentó la madre de Kennedy, Diana Kleps. “Tengo tantos videos de cuando tenía 18 meses, incluso 2 años, solo disfrazándose… y bailando y actuando”.

El interés de Kennedy en actuar inspiró a Diana Kleps a buscar oportunidades de audición para niños en el área de Rochester. Así se enteró de las oportunidades con la Semana de la Moda de Rochester, el Ballet de la Ciudad de Rochester y el Teatro Geva.

“Siempre lo consulto con ella y le pregunto: ‘¿Esto es algo que quieres hacer?’ Si ella dice que sí, lo intentamos”, explicó Kleps, quien pertenece a la parroquia Santa Rita en Webster junto con Kennedy, su esposo, Tom, y el hijo, Tommy

Antes de cada audición, Diana y Tom Kleps le recuerdan a Kennedy que muy bien puede obtener el papel, pero también existe la posibilidad de que no lo consiga, aunque lo desee. Está bien estar triste si eso sucede, los Kleps le dicen a su hija, pero eso no significa que deba rendirse.

“No siempre vas a obtener ciertas cosas que quieres, pero sigues trabajando duro y tal vez algo más suceda”, dijo Diana Kleps.

Las tres apariciones que Kennedy ha ganado hasta ahora han brindado oportunidades para que Diana y Tom Kleps enseñen a Kennedy y a Tommy sobre el significado del compromiso.

“Una vez que comienzas algo, tienes un compromiso, por lo que no está bien decepcionar a las personas una vez que comienzas”, dijo Diana Kleps.

El compromiso actual de Kennedy la mantendrá ocupada hasta el 22 de marzo. Ella y otra niña comparten el papel de Ivonka, la hija del personaje femenino principal en la producción de Geva de “Once”, que se estrenó a fines de febrero. Kennedy dijo que hasta ahora está disfrutando de su papel, aunque una de sus partes favoritas no es visible para el público.

“¡Tengo mi propio vestidor!” explicó con entusiasmo la niña extrovertida a El Mensajero Católico.

El vestuario alberga los trajes de Kennedy, que incluyen un cómodo pijama amarillo y una camisa de manga larga con lentejuelas, medias negras y una falda rosa. El rosa es uno de los colores favoritos de Kennedy, junto con el morado, el dorado y el verde azulado.

Kennedy también es partidaria de los flamencos, helados y tacos. Probablemente esto último no sea sorprendente dada su herencia, señaló Diana Kleps, quien se mudó de la República Dominicana a la ciudad de Nueva York cuando era niña. Los abuelos maternos de Kennedy viven en la República Dominicana, y la familia Kleps viaja allí para visitar con frecuencia.

La madre de Diana Kleps también viene a Webster durante varios meses cada año para pasar tiempo con sus nietos. Ella no habla inglés, pero Kennedy puede comunicarse con ella porque está aprendiendo a hablar y leer tanto español como inglés.

“Quiero decir, es la mitad de lo que ella es”, dijo Tom, señalando que las habilidades de su hija en español son útiles cuando su suegra viene de visita. “No hablo español. A veces, la mamá de (Diana) me habla como si lo entendiera, y realmente no lo entiendo. … Digo: “Kennedy, ¿qué dijo mamá?” Y ella me lo dice”.

Cuando ella no está actuando o visitando a su familia en la República Dominicana, la vida de Kennedy se parece mucho a la de cualquier otro niño de 5 años. Le encanta aprender nuevas canciones y jugar con sus amigos en el programa preescolar de la escuela Santa Rita. Diana Kleps, quien frecuentemente es voluntaria en el aula de Kennedy, dijo que su hija disfrutó especialmente haciendo tarjetas de San Valentín con sus compañeros para regalar a los residentes de hogares de ancianos.

El enfoque de la escuela en el servicio encaja bien con los propios valores de la familia Kleps. En la víspera de Navidad, la familia entregó regalos a ocho familias necesitadas, y regularmente se ofrecen como voluntarios en Sojourner House en Rochester.

“Es importante para nosotros inculcarles la importancia de dar y ayudar a los demás”, dijo Tom Kleps.

Copyright © 2020 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter