Fondos de campaña ayudan a la gente a ponerse al día

NOTA DE LA REDACCIÓN: Los apellidos de algunas personas en este artículo se omitieron para proteger su privacidad.

El invierno pasado, Kim iba a ser desahuciada por pagos de alquiler atrasados. Ella estaba empleada, pero dejó su trabajo cuando sus horas fueron reducidas y no estaba recibiendo la paga prometida. Kim había estado viviendo en su apartamento por siete años y no quería dejar su casa, pero sin trabajo, ella y sus dos hijas estaban a riesgo de quedarse sin hogar.

Kim fue al Centro Católico de la Familia (CFC, siglas en inglés) en Rochester para que le ayudaran. La agencia pagó la mitad de lo que debía Kim con dinero que recibió la Campaña de Navidad del Catholic Courier/Caridades Católicas anual, dijo Claudia Gill, directora asociada de servicios voluntarios del CFC. La agencia también trabajó con Kim para crear un plan de pago de modo que ella pudiera pagar al casero el resto de lo que debía. Gill dijo que el casero y la corte de desahucio aceptaron esta propuesta, y Kim pudo quedarse en su casa con sus niñas. Kim pudo encontrar un trabajo que pagaba los suficiente par mantener a ella y sus hijas.

La historia de Kim es una de las muchas historias de personas que han sido ayudadas con dinero que el CFC ha recibido de la Campaña de Navidad del Catholic Courier/Caridades Católicas. La campaña anual recauda dinero para los fondos de emergencia de varias oficinas de las Caridades Católicas y agencias afiliadas por toda la diócesis. El año pasado, los $12,350 de los fondos de la Campaña de Navidad recibidos por CFC ayudaron a 179 familias (419 personas), dijo Lisa Lewis, vicepresidenta de servicios residenciales.

Además de ayudar a personas como Kim a conseguir y mantener su vivienda, CFC también usa los fondos de la campaña para ayudar a las personas con sus cuentas de servicios públicos durante los meses de invierno. Con el clima brutal el invierno pasado. Lewis dijo que la necesidad fue tan grande que el Obispo Salvatore R. Matano pidió segundas colectas para ayudar a las personas luchando con los costos de calefacción.

"Estamos viendo a personas con cuentas más grandes porque tienen menos ingresos o ingresos fijos", añadió ella. "Incluso una pequeña crisis durante el año puede causar que la gente se atrase".

Roger y Jean se atrasaron en sus pagos de calefacción y electricidad. Su familia de cuatro vino a los Servicios de Recursos de la Comunidad del CFC después de recibir notificación final de terminación de servicios de Rochester Gas and Electric. Horas antes de que se cortara el servicio de electricidad, la pareja recibió dinero de la Campaña de Navidad para mantener las luces encendidas, dijo Gill.

Los fondos de la Campaña de Navidad de este año seguirán proveyendo a las personas necesidades básicas tales como alimentos, albergue y electricidad, observó ella.

"Cada dólar es importante para el trabajo que hacemos", añadió John Paul Pérez, director de servicios de vivienda de CFC, refiriéndose a la importancia de la Campaña de Navidad. "A veces la gente necesita sólo un poco de ayuda para ponerse al día, y la campaña hace esto posible".

Copyright © 2024 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter