Niños, otros marchan por la paz en sus vecindarios

ROCHESTER — R.J. Dukes vio cuando un primo fue acuchillado en el cuello y a un tío le dispararon cuando caminaba en su vecindario en el noroeste de la ciudad.

R.J. tiene 8 años de edad, y algunos de los incidentes ocurrieron hace cuatro años.

R.J. fue uno de los casi 40 niños y 60 miembros de la comunidad que marcharon en la quinta Caminata por la Paz anual de los Ministerios de la Comunidad de Cameron el 18 de mayo. La caminata fue organizada originalmente por el personal que se vio forzado a traer a los niños matriculados en su programa después del horario escolar a jugar adentro después de un tiroteo ocurrido hace cinco años, dijo Katherine Sime, directora de la juventud de Cameron.

Los niños no estaban contentos con el cambio y su respuesta fue crear la marcha, añadió ella. Ellos hacen rótulos y ayudan a hacer los planes para el evento anual, dijo Sime.

"Tiroteos, violencia, cosas que matan a la gente… Deseo que esto termine", observó R.J., estudiante de segundo grado en la Escuela Flower City No. 54. "Esto (la caminata) es una gran oportunidad para decir que no queremos solamente defender la paz. Queremos que la violencia termine".

Dijo que él quiere ser presidente de los Estados Unidos para poder encontrar las maneras para que todas las comunidades frenen la violencia que afecta a los vecindarios como el suyo.

"Voy a hacer la diferencia", dijo.

Cuando R.J. y los que iban en la marcha caminaban desde el centro del programa después de horas escolares en la Calle Cameron, por la Avenida Lyell a la Biblioteca Pública de Rochester y de regreso, también gritaban por la paz a medida que los autos y camiones de bomberos tocaban la bocina y los vecinos los saludaban en apoyo. Representantes de la HealthiKids Coalition, una iniciativa de Common Ground Health, también tomaron parte en la caminata.

Jen Biedeman de HealthiKids dijo que los niños en el vecindario Lyell-Otis experimentan tasas de crímenes violentos que son 60 por ciento más altas que en el resto de la ciudad.

"Eso no está bien", dijo ella antes de la marcha.

Ella urgió a los oficiales de la ciudad para que incluya la creación de áreas de juego al aire libre adicionales seguros y que además alienten a las familias a permanecer activas y saludables.

Luego de la marcha, los niños leyeron poemas y ensayos acerca de lo que significa para ellos sentirse seguros y cómo la violencia les afecta. R.J. y Kaylee Vo, 9, también cantaron "Where Is the Love?" (¿Dónde está el amor?), por Black Eyed Peas.

Heaven Adger, 8, explicó que su madre no la deja jugar afuera.

"Ella no quiere que nos pase algo", dijo. "Necesitamos paz en nuestro mundo".

"Estos niños son estrellas de rock", observó Beideman. "Estos niños son poderosos agentes de cambio. … Y mientras más apoyemos a nuestros niños, mayor será nuestro apoyo a (toda la) comunidad".

Copyright © 2020 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter