Programa lleva nutrición a las puertas de la gente

ROCHESTER — El Curbside Market (Mercado de la Acera) está impresionando positivamente a los residentes de la ciudad desde que Foodlink comenzó su nueva misión a principios de julio.

"Hasta la fecha este programa funciona realmente bien", dijo David Krebs que conduce el camión de Curbside Market y ayuda a preparar sus anaqueles de productos a bajo costo para que los residentes los puedan comprar.

"Nos han recibido con sonrisas y entusiasmo casi en todos los lugares donde vamos", dijo Krebs luego de estacionar el camión frente a Andrews Terrace en la Calle St. Paul el 18 de julio.

Para José González de Santurce, Puerto Rico, el camión le ha ayudado a extender su presupuesto para comida.

González entró al camión en Andrews Terrace, donde ha vivido durante los últimos siete años, para abastecerse de uvas, lechuga y tomates. Dijo que es muy probable que los productos por los cuales pagó $5 le hubieran costado el doble en una tienda de comestibles.

"Esto es una ayuda buena para la gente", dijo. "Mucha gente no puede ir de compras".

Para servir a esa población de los residentes de la ciudad que son de avanzada edad o discapacitados fue la razón para comenzar con el Curbside Truck (Camión de la Acera), explicó Mitch Gruber, el coordinador del acceso a la comida para la comunidad de Foodlink.

El programa es parte de la iniciativa de Growing Communities (Cultivando las (Comunidades), que es una asociación entre Foodlink, Pathstone, la ciudad de Rochester, la Asociación de Marketview Heights y el Citizens Bank. En junio, funcionarios del banco entregaron un cheque por $121,500 para apoyar los programas de Growing Communities, que tratan de proveer acceso a comida sana, desarrollo de la juventud y programas de educación financiera para los residentes de Marketview Heights.

Con el dinero de la subvención, Foodlink compró el camión y la refrigeración requerida para proveer un "pasillo de productos en ruedas".

"A la gran mayoría de la gente (que servimos) les es difícil ir a un lugar donde venden productos de la granja que queda a cuatro cuadras de distancia o a una tienda de comestibles a 10 cuadras de distancia," dijo Gruber. "Nosotros llegamos justo hasta sus puertas".

El camión se detiene en todos los lugares de la Rochester Housing Authority como también en los que están afiliados con el Anthony Jordan Health Center.

"Para algunos de nuestros residentes la transportación el difícil", dijo Alex Castro, director ejecutivo de la autoridad de vivienda. "Muchos de los retos con los que se enfrentan nuestros residentes tienen que ver con acceso fácil y el (camión) se encarga de esto. Se encarga de la accesibilidad y asequibilidad. … Y mayormente, las cosas que están proveyendo son productos que para nuestros residentes son muy difíciles de obtener".

El programa Curbside es también otra paso en los esfuerzos de Foodlink durante los últimos cuatro años para servir a los vecindarios designados por el gobiernos de E.U. como "desiertos de comida", dijo Gruber, "que no tienen acceso a productos frescos". Foodlink comenzó los lugares donde se venden productos de la granja en 12 áreas que siguen operando.

"Pero seguíamos teniendo un gran número de gente… que no podemos alcanzar debido a falta de movilidad para ir a la esquina o al parque," dijo. "La mejor forma de alcanzar esta población es llevar el lugar de productos a ellos". "El programa ayuda también a la industria agrícola local, ya que todos los alimentos disponibles en el camión se han comprado de los agricultores del área, dijeron Gruber y Krebs.

"No hay naranjas ni plátanos (guineos)", dijo Gruber. "Todas las frutas son locales".

La garantía de proveer surtidos de alimentos sanos producidos por los agricultores es lo que hace que este programa sea sostenible.

"Esto puede llegar a ser algo con permanencia", dijo Krebs.

El estado de Nueva York también ha llegado a participar en las iniciativas de Foodlink y ha provisto cupones de $2 para ofrecerlos a residentes que compran $5 en productos y están matriculados en el Supplemental Nutrition Assistance Program (siglas en inglés SNAP por Programa de Ayuda de Nutrición Suplementaria).

En la primera semana del programa Curbside, más de 100 de estos cupones fueron distribuidos, dijo Gruber.

James Dispenza, un residente de Rochester que cogió rápidamente una bolsa de vegetales en Andrews Terrace antes de tomar un autobús, dijo que la ciudad necesita desesperadamente más programas como el Curbside Market.

Tenemos que comenzar a alimentar a más gente, dijo. "Dios nos pide encargarnos de los pobres … y no lo estamos haciendo".

NOTA DE LA REDACCIÓN: Para más información sobre el Curbside Market, llame al 585-328-3380 o visite http://foodlinkny.org/wp-content/uploads/2012/04/foodaccessschedules.pdf.

Copyright © 2024 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter