San Antonio María Claret (protagonizada por Antonio Reyes) bendice a Lucas (Joseph Ewonder), esclavo, en “Esclavos y Reyes”. A scene from the movie "Slaves and Kings." (Photo by Bosco)

‘Esclavos y Reyes’ muestra la vida española de un santo en el siglo XIX

NEW YORK – El conflicto social que agitó a España, tanto durante el siglo XIX como en el período previo a su trágica guerra civil de 1936-39, sirve de fondo para la biografía de “Esclavos y Reyes” (Bosco). Esta crónica de la variada vida de San Antonio María Claret (Antonio Reyes) está enmarcada por la investigación sobre él, realizada en la época de la Depresión, 60 años después de su muerte en 1870 a los 62 años de edad.

La investigación es obra del escritor y autor izquierdista José Martínez Ruiz, quien escribió bajo el seudónimo de Azorín (Carlos Cañas). Éste reevalúa las calumnias propagadas contra Claret a lo largo de su vida, por sus poderosos enemigos.

Para lograr un juicio equilibrado, no obstante, Azorín deberá vencer no sólo sus inclinaciones anticlericales sino el desapruebo de sus pares literarios. (De hecho, Azorín parece haber oscilado entre el liberalismo y el conservatismo a lo largo de su carrera, para eventualmente adaptarse – al menos, aparentemente – al régimen de Franco, aunque hay poca indicación de esto en la pantalla.)

A través del lente indagador de Azorín, se nos muestra los varios roles que Claret tomó después de su ordenación al sacerdocio.

Evangelista dedicado, también fue, sucesivamente: fundador de Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, más conocidos como los Claretianos; arzobispo de Santiago, Cuba; y confesor de la Reina Isabel II (Alba Recondo). Su ejercicio en este último cargo, como se muestra aquí, fue desafiante.

Informativo, aunque rígido, el retrato del director Pablo Moreno resalta la oposición del sujeto a la esclavitud, su liberación por las preocupaciones materiales y su deseo de desviarse del tempestuoso escenario político de su tierra natal. Es una retrospectiva edificante. Sin embargo, la película está empañada por diálogos incómodos; su poca naturalidad está, quizás, exagerada por la decisión de doblar la película al inglés en lugar de usar subtítulos.

Aún así, los muchos logros de Claret brillan a través de estas imperfecciones estéticas. En una época en la que figuras positivas de sacerdotes son una rareza en el cine, esta excepción a la regla será muy bienvenida por los espectadores católicos.

“Esclavos y Reyes” la estrena Fathom Events y se exhibirá el lunes 22 de agosto en inglés, y el martes 23 de agosto en español. Para información de cines, visite: www.fathomevents.com/categories/inspirational.

Espere: Un tono reverente y contenido inspirador. Tenga cuidado con: Breve violencia con sangre, las consecuencias de una batalla y de un linchamiento, temas maduros, incluye adulterio e ilegitimidad, un par de groserías suaves y un único término grosero. La recomendación para le cinéfilo católico es T – apta para adolescentes maduros. No ha sido clasificada por la Motion Picture Association.

– – –

Ex miembro de personal de Catholic News Service, John Mulderig ha criticado medios visuales desde una perspectiva católica por 15 años. Su columna está sindicada por Catholic Review Media.

Copyright © 2022 Catholic News Service, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter