Las familias de los inmigrantes que buscan asilo pasan por debajo de una cerca de alambre de púas. Las familias de los migrantes que buscan asilo pasan por debajo de una cerca de alambre de púas mientras son escoltadas por un grupo de la iglesia local al lugar donde se entregan a la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos, después de cruzar el río Grande hacia los Estados Unidos desde México, en Roma, Texas, el 16 de abril de 2021.(Foto OSV News por Go Nakamura/Reuters)

Grupos católicos condenan el presunto trato ‘inhumano’ hacia los migrantes por parte de Texas, detallada en un reporte

(OSV News) — Los defensores de los migrantes condenaron alegaciones de trato inhumano a los migrantes que buscaban cruzar la frontera hacia Texas, dichas alegaciones fueron parte de un informe que incluía una acusación de que el estado ordenó a su personal que no les diera agua a los migrantes a pesar del calor extremo.

El periódico Houston Chronicle informó el 17 de julio que obtuvo este mes un correo electrónico del 3 de julio que mostraba las preocupaciones de un médico policía con un supervisor del Departamento de Seguridad Pública de Texas sobre el trato a los migrantes en la frontera en Eagle Pass, Texas. El correo electrónico sugirió que los oficiales involucrados en la iniciativa de seguridad fronteriza del gobernador republicano de Texas Greg Abbott, la Operación Estrella Solitaria (Operation Lone Star), recibieron la directiva de no dar agua a los migrantes.

«Debido al calor extremo, la orden de no dar agua a las personas también necesita ser revocada inmediatamente», escribió el policía, añadiendo «Creo que hemos cruzado la línea hacia lo inhumano».

Dylan Corbett, director ejecutivo del Hope Border Institute, dijo a OSV News el 19 de julio que «lo que estamos viendo es esencialmente una ocupación militar de la frontera por parte del gobernador».

«En El Paso, hay un espectáculo bochornoso de policías estatales, guardias, alambre de púas, cercas adicionales y humvees militares, todos posicionados contra los más vulnerables», dijo Corbett. «La estrategia del gobernador es causar dolor. Y esto está matando gente».

Corbett dijo que solo en junio, 70 personas, a su conocer, » murieron cruzando la frontera».

«Hace poco, el obispo tuvo que administrar la extremaunción a un adolescente que se desplomó en el desierto y murió», dijo. «Esto es lo que ocurre con las brutales políticas de disuasión en la frontera».

El correo electrónico del 3 de julio daba a entender que los funcionarios estatales habían colocado «trampas» de barriles envueltos en alambre de espino en partes del río de aguas altas con poca visibilidad, según el informe de Chronicle. El policía argumentó en el correo electrónico que el alambre ha aumentado el riesgo de ahogamiento al obligar a los migrantes a adentrarse en partes más profundas y peligrosas del río Grande (río Bravo en México).

Según el correo electrónico, a finales del mes pasado se encontró a una mujer embarazada que sufría un abortoespontáneo fue encontrada a fines del mes pasado atrapada en la alambrada, describiéndola como doblegada por el dolor. Se encontró a un padre cargando a su hijo adolescente después de que se rompió la pierna navegando alrededor del cable, mientras que una niña de 4 años se desmayó por agotamiento por calor después de que trató de atravesarlo, pero fue empujada hacia atrás por los miembros de la Guardia Nacional de Texas.

CLINIC (Catholic Legal Immigration Network, Inc.) condenó las acusaciones del informe, afirmando que «representan lo peor del sistema de inmigración estadounidense, que deshumaniza a las personas vulnerables y desesperadas atrapadas en él».

«Las personas de fe y conciencia no pueden apartar la mirada del hecho
de que estas acciones las realizan empleados del gobierno en nuestro nombre «, dijo Anna Gallagher, directora ejecutiva de
CLINIC, en una declaración del 20 de julio a OSV News. «O creemos que
todas las personas tienen una dignidad intocable, o no lo hacemos. Permitir
este comportamiento despreciable niega esa verdad y rechaza los principios más
profundos de nuestra fe católica y los valores de nuestra nación».

En una declaración conjunta del 18 de julio con el Zar Fronterizo de Texas, Mike Banks, el Director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steve McCraw, y el General Adjunto de Texas, Mayor General Thomas Suelzer, la oficina de Abbott dijo: «No se han dado órdenes ni instrucciones bajo la Operación Estrella Solitaria que comprometan las vidas de aquellos que intentan cruzar la frontera ilegalmente».

El comunicado dice que el Departamento de Seguridad Pública y el Departamento Militar de Texas toman medidas para «monitorear a los migrantes en peligro, brindar atención médica adecuada cuando sea necesario y animarles a utilizar uno de los 29 puentes internacionales a lo largo de la frontera entre Texas y México, por donde pueden cruzar de forma segura y legal».

Sin embargo, la declaración también argumentó que la «ausencia de estas herramientas y estrategias» en el enfoque de Texas hacia la frontera «incluido el alambre de púas que se engancha en la ropa, alienta a los migrantes a realizar cruces ilegales y potencialmente mortales».

La oficina de Abbott declaró que todo el personal «asignado a la Operación Estrella Solitaria está preparado para detectar y responder a cualquier persona que pueda necesitar agua o atención médica».

«Hasta que el presidente Biden dé marcha atrás en sus políticas de fronteras abiertas y haga su trabajo para asegurar la frontera, Texas continuará protegiendo a los texanos y estadounidenses del caos a lo largo de la frontera», afirmó.

Cuando se le preguntó sobre el informe en una conferencia de prensa el 18 de julio, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo que si el informe es cierto, «es abominable, despreciable, peligroso».

«Y estamos hablando de los valores fundamentales de lo que somos como país», dijo.

En un comunicado de prensa, Domingo Garcia, presidente nacional de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, en inglés), dijo que el grupo «condena el trato inhumano de personas inocentes y denuncia el uso de alambre de púas, boyas y cualquier otra barrera que ponen en peligro la seguridad de las mujeres y niños que buscan asilo».

«Estos son refugiados cristianos y merecen ser tratados con dignidad y respeto», dijo, y añadió: «¿Qué diría Jesús de semejante trato a los más vulnerables de la sociedad?»

– – –
Kate Scanlon es una reportera nacional de OSV News que cubre Washington. Síguela en Twitter @kgscanlon.

Copyright © 2024 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter