Confession rights our path

Cuaresma 2015

Mis queridos hermanos y hermanas en Cristo:

El amor de Dios por nosotros es infinito, y su capacidad para el perdón y la misericordia no tiene límites. Somos su creación más noble, concebida por su amor perfecto por nosotros. En su amor por el cual se vincula a sí mismo con cada persona, nos levanta una y otra vez cuando pecamos.

En el sacramento de reconciliación y confesión, nosotros experimentamos más perfectamente este amor y misericordia sin fin. Tristemente, muchos católicos no participan en esta experiencia profunda del inmenso cuidado de Dios por nosotros, y otros lo hacen solamente ocasionalmente. Sin embargo, nuestro Santo Padre, el Papa Francisco, repetidamente nos ha recordado que somos una iglesia de pecadores y que cada uno de nosotros se beneficia de la misericordia de Dios.

Es con estos pensamientos en mente que les invito y les ánimo para que reciban el sacramento de reconciliación en el Día de Penitencia y Misericordia de la Diócesis de Rochester, el 24 de marzo, 2015. Además de los horarios para confesión programados regularmente, éste es un día especial señalado para nuestra comunidad diocesana de fe, que se extiende por 12 condados. Todas nuestras parroquias estarán "Abiertas para el Perdón" desde las 12:30 p.m. a las 7:30 p.m. con sacerdotes disponibles para oír confesiones. Ésta es una oportunidad maravillosa durante la temporada de Cuaresma para experimentar el poder sanador del sacramento y de entender verdaderamente el viejo dicho, "La confesión es buena para el alma".

Incluso cuando nuestro Salvador, mortalmente herido, tomó su último aliento antes de morir por nosotros sobre la Cruz en el Calvario, él extendió su misericordia y perdón al ladrón penitente, más tarde reconocido como San Dimas, que colgó de su propia cruz junto a nuestro Señor. El Evangelio de San Lucas nos dice, "Ahora uno de los que colgaba ahí vilipendió a Jesús, diciendo, ‘¿No eres acaso el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros’. El otro, sin embargo, reprendiéndole, dijo como respuesta, ‘¿No temes a Dios, tú que sufres la misma condena? Hemos sido condenados justamente, porque la sentencia que hemos recibido corresponde a nuestros delitos, pero este hombre no ha cometido ningún crimen. Luego el dijo, ‘Jesús, acuérdate de mí cuando estés en tu reino’. Jesús le contestó, ‘Amén, te digo, hoy estarás conmigo en el Paraíso’" (Lucas 23:39-43).

Como San Dimas, todos rogamos para estar con Jesús un día en el Paraíso. El sacramento de reconciliación es un bello don de Dios para enderezar nuestro camino hacia la eternidad con el Señor. Ruego para que tomen parte el Día de Penitencia y Misericordia el 24 de marzo, y, tan a menudo como puedan, ir a confesar durante el año. Nuestro Dios de Misericordia, nuestro Dios de Amor sin fin, Nuestro Dios que conquistó el pecado y la muerte, está esperando para escucharnos y perdonarnos.

Rogando por la bendición de Dios sobre ustedes durante esta santa temporada de Cuaresma a medida que nos preparamos para el júbilo de la Pascua de Resurrección, quedo,

Devotamente suyo en Cristo,

Reverendísimo Salvatore R. Matano

Obispo de Rochester

Copyright © 2024 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter