Worshippers wearing protective masks receive ashes during Ash Wednesday Mass at the National Shrine of Our Mother of Perpetual Help in Manila, Philippines, Feb. 26, 2020, during the COVID-19 pandemic. The Vatican Congregation for Divine Worship and the Sacraments has issued a note on how priests can distribute ashes on Ash Wednesday while taking precautions to avoid spreading COVID-19. Worshippers wearing protective masks receive ashes during Ash Wednesday Mass at the National Shrine of Our Mother of Perpetual Help in Manila, Philippines, Feb. 26, 2020, during the COVID-19 pandemic. The Vatican Congregation for Divine Worship and the Sacraments has issued a note on how priests can distribute ashes on Ash Wednesday while taking precautions to avoid spreading COVID-19. (CNS photo/Eloisa Lopez, Reuters)

Para Miércoles de Ceniza, el Vaticano pide a sacerdotes medidas de distanciamiento

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) — La Congregación del Vaticano para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos pidió a los sacerdotes que tomen precauciones especiales contra el COVID-19 este año al distribuir cenizas el Miércoles de Ceniza, el 17 de febrero, incluso rociar cenizas sobre la cabeza de las personas en vez de hacer una cruz en la frente de las personas.

La nota de la congregación sobre la “distribución de cenizas en tiempos de pandemia” se publicó en el sitio web de la congregación el 12 de enero y ordena a los sacerdotes que “pronunciada la oración de bendición de las cenizas y después de asperjarlas, sin decir nada, con el agua bendita, el sacerdote se dirigirá a los presentes, diciendo una sola vez y para todos los fieles, la fórmula del Misal Romano: ‘Convertíos y creed en el Evangelio’, o bien: ‘Acuérdate de que eres polvo y al polvo volverás'”.

“El sacerdote luego se limpia las manos, se pone la mascarilla y distribuye las cenizas a quienes se acercan a él o, si corresponde, se dirige a quienes están parados en sus lugares”, dijo. “El sacerdote toma las cenizas y las esparce sobre la cabeza de cada uno sin decir nada”.

La práctica habitual sería repetir la fórmula – “Arrepiéntete y cree en el Evangelio” o “Recuerda que eres polvo y al polvo volverás” – a cada persona mientras las cenizas se esparcen en la parte superior de su cabeza o se frotan sobre su frente.

Rociar cenizas en la parte superior de la cabeza de las personas, en lugar de marcar la frente con cenizas, es la práctica habitual en el Vaticano y en Italia. Dada la propagación del coronavirus, la práctica tiene la ventaja de no requerir que el sacerdote toque a varias personas.

Las versiones en latín, italiano, francés, alemán, español y portugués de la nota también especifican que la máscara debe cubrir la “nariz y la boca” de los sacerdotes.

Copyright © 2021 Catholic News Service, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter