Parroquia de Canandaigua distribuye abrigos de invierno a migrantes, otros necesitados

La Navidad llegó temprano para muchos niños que pertenecen a la Misión de Nuestra Señora de la Guadalupe en Marion.

El 17 de noviembre, docenas de niños — muchos de los cuales son hijos de obreros migrantes — recibieron abrigos de navidad donados y entregados por voluntarios de la Parroquia San Benito en Canandaigua y en East Bloomfield.

“Cuando entregamos los abrigos … había muchos niños felices y emocionados que no podían esperar para elegir un abrigo nuevo”, comentó Angi Salerno, líder del Ministerio de Migrantes de San Benito. “Los padres estaban absolutamente llenos de alegría y muy agradecidos”.

Cerca de 300 abrigos fueron donados este año a la campaña anual de abrigos en el otoño de San Benito, según el Diácono Claude Lester, coordinador del ministerio social y el ministerio sacramental de la parroquia. Los más de 200 abrigos aportados por los feligreses se complementaron con otros 83 abrigos donados por Pactiv, una compañía local.

Durante la campaña de abrigos, los organizadores solicitaron donaciones para niños de edades desde el nacimiento hasta los 15 años, así como para adultos, dijo Salerno. El 16 de noviembre, los voluntarios de la parroquia clasificaron todos los abrigos donados, agrupándolos por tamaño y género.

“Teníamos 23 abrigos para niños pequeños y en realidad 28 abrigos para niñas pequeñas, y todos los tamaños para niños y adultos”, dijo el Diácono Lester. “Fue realmente una cosa maravillosa”.

Aproximadamente el 80 por ciento de los abrigos de los niños fueron entregados a Nuestra Señora de Guadalupe al día siguiente, y los abrigos de los niños restantes y la mayoría de los abrigos de adultos fueron donados al Armario de Ropa de San Vicente de Paúl en Canandaigua.

“Teníamos más abrigos para niños que abrigos para adultos, y aunque pedimos nuevos o un poco usado, la gran mayoría de ellos todavía tenían etiquetas.”, dijo el Diácono Lester.

La entrega anual de abrigos a Nuestra Señora de Guadalupe es solo una de las formas en que los feligreses de San Benito interactúan con la misión Marion, dijo Salerno. Las solicitudes de juguetes y ropa de algunos de los niños de Nuestra Señora de Guadalupe se incluyen entre los artículos escritos en las etiquetas de los árboles de donaciones de la parroquia, y los voluntarios de San Benito regularmente hacen mitones, bufandas y sombreros para los migrantes. La parroquia dona artículos de higiene a la misión, y si una de las familias de Marion necesita artículos o muebles para el hogar, los miembros del ministerio de migrantes de San Benito hacen todo lo posible para satisfacer esas necesidades, dijo Salerno.

Sin embargo, la relación entre las comunidades de San Benito y Nuestra Señora de Guadalupe se basa en mucho más que bienes materiales o artículos donados, agregó.

“Más allá de ayudar a satisfacer las necesidades básicas, nuestras dos comunidades religiosas han formado fuertes lazos en los últimos cinco años del Ministerio de Migrantes de San Benito”, dijo Salerno. “Nuestro propósito es fomentar el evangelismo mutuo, ayudar a satisfacer las necesidades básicas y seguir el mandato del Papa Francisco de dar la bienvenida a todas las personas”.

Cada año, los feligreses de San Benito traen comida a la misión Marion para la celebración de la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, y cada año los miembros de la comunidad misionera son invitados a la barbacoa de San Benito en julio para celebrar la fiesta del patrón parroquial. Los feligreses de Nuestra Señora de Guadalupe con frecuencia invitan a los feligreses de San Benito a unirse a ellos para la Misa Dominical y otros eventos en la iglesia de Marion, dijo.

“Se desarrolló y evolucionó en buenas relaciones personales entre las dos comunidades”, dijo. “Son una comunidad tan maravillosa, amorosa, acogedora y hermosa. Compartimos. Es un dar y recibir mutuo”.

Copyright © 2020 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter