People search for survivors under the rubble following an earthquake in Diyarbakir, Turkey, Feb. 6, 2023. People search for survivors under the rubble following an earthquake in Diyarbakir, Turkey, Feb. 6, 2023. A powerful 7.8 magnitude earthquake rocked areas of Turkey and Syria early that morning, toppling hundreds of buildings and killing more than 1,500 people. (OSV News photo/Sertac Kayar, Reuters)

Más de 5,000 muertos por un terremoto de magnitud 7.8 que sacudió Turquía y Siria

(OSV News) — Un poderoso terremoto sacudió Turquía y Siria en las primeras horas de la mañana del 6 de febrero, matando a cientos y dejando miles de heridos.

El terremoto golpeó las provincias de Gaziantep y Kahramanmaras, en el sur de Turquía, y el noroeste de Siria, cuando muchos fueron despertados y evacuados para escapar de la devastación.

Hasta el momento de publicación de este artículo, más de 5,000 personas han muerto en ambos países. Sin embargo, se espera que el número de muertos aumente a medida que los rescatistas se apresuran para salvar a muchos atrapados debajo de los escombros caídos.

Los residentes turcos publicaron videos de edificios que continúan derrumbándose a raíz de réplicas mortales. El castillo de Gaziantep, un antiguo castillo construido hace más de 2,000 años, resultó gravemente dañado.

El Papa Francisco envió un telegrama a las víctimas del terremoto en Turquía y Siria, dirigido a los nuncios papales en ambos países. El papa dijo que estaba «profundamente entristecido al enterarse de la gran pérdida de vidas causada por el terremoto». Y aseguró a las víctimas «su cercanía espiritual con todos los afectados» y envió un sentido pésame «a quienes lloran su pérdida».

En un mensaje al cardenal Mario Zenari, nuncio apostólico en Siria, el Papa Francisco dijo que «reza en particular por el personal de emergencia involucrado en los esfuerzos de socorro en curso». Ambos telegramas a los nuncios fueron firmados en nombre del papa por el Cardenal Pietro Parolin como secretario de Estado del Vaticano.

En un comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que el gobierno estaba movilizando esfuerzos de socorro en la región sur y expresó su esperanza de «superar este desastre juntos en el menor tiempo posible y con la menor cantidad de daños».

«Transmito mis mejores deseos a todos nuestros ciudadanos afectados en Kahramanmaras por el terremoto, que también se sintió en muchas partes de nuestro país», expresó.

Como informó The Associated Press, en la ciudad turca de Adana, se podía escuchar a un sobreviviente gritando desde debajo de los escombros: «Ya no tengo fuerzas».

En Siria, la Defensa Civil Siria, una organización humanitaria conocida comúnmente como Los Cascos Blancos, dijo a través de Twitter: «El número de víctimas puede aumentar ya que muchas familias siguen atrapadas. Nuestros equipos están en el terreno buscando sobrevivientes y sacando a los muertos de los escombros». A las 8:30 a.m., hora del este, más de 500 personas en Siria fueron reportadas muertas.

El sismo se sintió hasta El Cairo y despertó a la gente en Beirut y en Damasco, Siria. En ese país, el sismo golpeó la región dividida entre el territorio controlado por el gobierno y el último enclave de Siria en manos de las fuerzas de oposición. Los también afectados por el terremoto son los refugiados que escaparon del conflicto en Siria a Turquía.

En una entrevista telefónica del 6 de febrero con OSV News, Giulia Longo, gerente de programas de Caritas Turquía y directora de la oficina de la organización benéfica católica en Anatolia, dijo que el terremoto devastó las oficinas diocesanas de la agencia en Iskanderun.

«Nuestra diócesis ha sido destruida, la oficina diocesana ha sufrido daños irreparables, la iglesia ya no está allí», dijo Longo a OSV News.

«Por lo tanto, los servicios que ofrecíamos ya no funcionan. Todavía estamos en contacto con la gente. Los facilitadores de la comunidad están vivos, (sin embargo) algunos de nuestros benefactores han muerto».

Longo, quien ha trabajado en Turquía durante los últimos cuatro años, estaba en Italia en el momento del terremoto y ahora está trabajando para coordinar los esfuerzos de socorro con Caritas Internationalis y sus afiliados.

«Mañana por la mañana (7 de febrero) tenemos una reunión oficial con las confederaciones de Caritas para entender cómo coordinar toda la ayuda que llegará», dijo. “Y hoy nos estamos dedicando a la evaluación (de la situación) y al luto, porque este es un día de luto”.

Longo dijo a OSV News que aunque Caritas Turquía ha brindado ayuda humanitaria en el país, incluso durante el devastador terremoto que azotó a Izmir en 2020, la destrucción de las oficinas de Caritas en el país dificulta mucho los esfuerzos de ayuda.

Sin embargo, dijo que le llamó la atención «sentirse muy querida y parte de un grupo de personas que tienen el deseo de levantarse de nuevo».

«Es muy extraño que nunca haya tiempo para sufrir, solo hay tiempo para volver a trabajar», dijo Longo.

«Habrá un momento para hablar sobre lo que sucedió, pero por el momento, todavía estamos llenos de adrenalina; (estamos) tratando de entender qué debemos hacer y cuál es la mejor manera de hacerlo».

– – –
Junno Arocho Esteves escribe para OSV News desde Roma.

Copyright © 2024 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter