El papa Francisco aparece durante su audiencia general desde la biblioteca del Palacio Apostólico en el Vaticano el 11 de noviembre de 2020. Un día después de que el Vaticano publicara su extenso informe sobre el excardenal Theodore E. McCarrick, el papa renovó la promesa de la Iglesia Católica de poner fin al abuso sexual. El papa Francisco aparece durante su audiencia general desde la biblioteca del Palacio Apostólico en el Vaticano el 11 de noviembre de 2020. Un día después de que el Vaticano publicara su extenso informe sobre el excardenal Theodore E. McCarrick, el papa renovó la promesa de la Iglesia Católica de poner fin al abuso sexual. (Foto CNS por Vatican Media)

Durante audiencia, papa renueva compromiso de combatir el abuso

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) –Después de que el Vaticano difundiera su extenso reporte sobre Theodore E. McCarrick, el papa Francisco renovó el compromiso de la Iglesia Católica de eliminar el flagelo del abuso sexual.

Antes de concluir su audiencia general semanal del 11 de noviembre, el papa hizo su primera declaración pública sobre la divulgación del reporte enfocado en “el doloroso caso” del ex cardenal. 

“Renuevo mi cercanía a las víctimas de todo abuso y el compromiso de la iglesia para eliminar este mal”, dijo.

Después de leer su breve comentario sobre el reporte, el papa inclinó su cabeza y cerró los ojos en oración.

El reporte de 460 páginas, el cual fue divulgado por el Vaticano el 10 de noviembre, describió el ascenso de McCarrick a través de los rangos jerárquicos de la iglesia a pesar de décadas de acusaciones de abuso sexual y abuso de poder.

Antes de su comentario sobre el reporte, el papa prosiguió con su serie de charlas en la audiencia sobre la oración, reflexionando sobre la importancia de la perseverancia.

Empezó diciendo que alguien le había dicho que “habla demasiado sobre la oración” y que era innecesario.

No obstante, dijo: “Es necesario porque si nosotros no rezamos, no tendremos la fuerza para ir adelante en la vida. La oración es como el oxígeno de la vida. La oración es atraer sobre nosotros la presencia del Espíritu Santo que nos lleva siempre adelante. Por esto yo hablo tanto de la oración”.

Jesús le enseñó a la gente a involucrarse en un “diálogo constante” con Dios, no solo con el ejemplo de su propia oración, sino también con parábolas que destacan la importancia de perseverar en la oración.

Al reflexionar sobre la parábola de Jesús de la persona tenaz que llama incesantemente a la puerta de su amigo pidiendo pan, el papa dijo que a diferencia del amigo que cede ante la constante insistencia, Dios “es más paciente que nosotros y quien llama con fe y perseverancia a la puerta de su corazón, no queda decepcionado”.

“Nuestro Padre sabe bien qué necesitamos. La insistencia no sirve para informarle o convencerle, sino para alimentar en nosotros el deseo y la espera”, dijo el papa.

La parábola de Jesús sobre la viuda que persistentemente buscó y eventualmente obtuvo justicia de parte de un juez sin escrúpulos –continuó– nos hace entender que la fe “no es el impulso de un momento, sino una disposición valiente a invocar a Dios, incluso a discutir con Él, sin resignarse frente al mal y la injusticia”.

Finalmente, la parábola del fariseo que presumía de sus méritos durante la oración, mientras el publicano se sentía indigno de entrar al santuario, nos muestra que “no hay verdadera oración sin espíritu de humildad”, dijo.

El papa Francisco dijo que el evangelio alienta a los cristianos a rezar siempre, “incluso cuando todo parece en vano, cuando Dios parece sordo y mudo y nos parece que estamos perdiendo el tiempo”.

“Hay muchos días de nuestra vida en que la fe parece ser una ilusión, un cansancio estéril”, dijo el papa. “Pero practicar la oración significa también aceptar este cansancio. Muchos santos han experimentado la noche de la fe y el silencio de Dios y ellos han sido perseverantes”.

El verdadero cristiano –agregó el papa– nada teme, sino al contrario “se encomienda al Espíritu Santo, que se nos ha dado como don y que suscita en nosotros la oración”.

Copyright © 2020 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter