En fiesta de Madre Teresa, cardenal elogia defensa de ella de los no nacidos

Por Cindy Wooden
Catholic News Service

CIUDAD DEL VATICANO (CNS) — El amor por aquellos que la sociedad considera "inútiles" o hasta un estorbo llevó a santa Teresa de Calculta a ser una valiente defensora de los que están por nacer, dijo el cardenal Pietro Parolin.

Igual que los profetas y santos que le precedieron, Madre Teresa no se "arrodillaba ante nadie excepto el todopoderoso" y no se inclinaba ante "las modas o ídolos del momento", dijo el cardenal Parolin, secretario de estado del Vaticano.

En el aniversario 19 de la muerte de Madre Teresa, en su fiesta el 5 de septiembre, el cardenal presidió una Misa en la Plaza de San Pedro para agradecer la canonización de la fundadora de las Misioneras de la Caridad.

Con cientos de miembros de las Misioneras de la Caridad reunidas en la escalinata de la Basílica de San Pedro y miles de peregrinos en la plaza, el cardenal Parolin sostuvo a Madre Teresa como un brillante espejo del amor de Dios y un maravilloso ejemplo del servicio al prójimo".

Su ejemplo, dijo el cardenal, es un llamado a todos los cristianos "a convertirnos de ser tibios y mediocres a permitirnos ser prendidos por el fuego del amor de Cristo".

Aunque Madre Teresa se hizo famosa por cuidar de los más pobres entre los pobres materialmente, ella dijo que sabía que la peor forma de pobreza es no ser amado ni deseado.

"Eso la llevó a identificar como ‘los más pobres entre los pobres’ a los niños que todavía no habían nacido y cuya existencia estaba amenazada", dijo el cardenal Parolin. "Un bebé no tiene nada suyo propio; toda su esperanza y necesidad está en las manos de otro".

Los que están por nacer, él dijo, "piden ser bienvenidos y protegidos de modo que puedan convertirse en lo que ya son: uno de nosotros".

Como todo ser humano, dijo el cardenal, los que están por nacer tienen una misión básica en la vida: "amar y ser amados, como a Madre Teresa le gustaba decir".

"El heroico ejercicio de la caridad y la clara proclamación de la verdad" se encontraban en Madre Teresa, él dijo.

Al final de la Misa, el padre misionero de la caridad Brian Kolodiejchuk le agradeció al papa Francisco por canonizar a Madre Teresa. El sacerdote sirvió como el postulador principal y promotor de la causa de santidad de ella.

"Realmente no podemos agradecerle suficientemente todo lo que él ha hecho por nosotros a través de santa Teresa", él le dijo a los que estaban en la plaza. "Siguiendo el ejemplo de ella de fe y amor, que nosotros amemos a Dios aún más generosa y fielmente con todos nuestros corazones y veamos y amemos a Dios en nuestro prójimo, especialmente en los menos amados, deseados y atendidos entre nuestros hermanos y hermanas".

Reconociendo a todo los involucrados en hacer de la celebración de la santidad de ella una experiencia alegre y llena de oración, él también dijo: "Agradecemos a los más pobres entre los pobres, en quienes Jesús es amado y servido".

Copyright © 2024 Catholic News Service, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter