Fondos de estímulo crean trabajos y mejoran hogares

ROCHESTER — Cuando Gabriel Pérez se enteró que el apartamento de su familia en un dúplex en la Avenido Fulton iba a tener un nuevo calentador y se le harían otras modificaciones para preservar energía, él dijo que estaba encantado.

"Es una buena manera de ahorrar dólares", añadió Pérez durante una entrevista el 13 de diciembre en el apartamento, cuyos pisos estaban cubiertos con plástico mientras el equipo de protección contra los efectos adversos del clima de Action for a Better Community (ABC) completaban su trabajo en la casa. ABC recientemente recibió una subvención de 10.9 millones de la Ley Federal de Reinversión y Recuperación Americana para completar proyectos de ese tipo.

Pérez que se graduó recientemente de SUNY Brockport, y su madre han vivido en ese apartamento durante los últimos cinco años. Él dijo que la inversión federal en este tipo de proyectos beneficia a todos los involucrados.

"Es algo muy positivo", dijo él. "Todo el mundo quiere tener una casa caliente en los meses de invierno".

El apartamento está situado en una de las casas de la avenida situada cerca de la Avenida Lake que ABC está mejorando, instalando nuevos calentadores y sellando las ventanas y puertas contra el aire, dijo Francis Torres, gerente del proyecto. Las casas, que son propiedad de Providence Housing Development Corp., se remontan a mediados de la decada del 1990. Providence, una afiliada de la Diócesis de Rochester, desarrolla, financia y administra programas de alojamiento de precios económicos para individuos y familias en los 12 condados de la diócesis, según, www.providencehousing.org.

Uno de los componentes principales del programa de protección contra los efectos adversos del clima de ABC es la inversión por parte de los dueños. Típicamente, los dueños invierten un 25 por ciento de los costos totales de las modificaciones como parte del programa que ABC ha establecido desde hace varias décadas.

Pero con los fondos de estímulo federal que recibió la agencia, que se creo para luchar contra la pobreza en la ciudad en los años sesenta, ha extendido este tipo de proyectos, dijo Washington. Los proyectos más importantes incluyen quitar el revestimiento para instalar aislamiento, poner nuevos tanques de agua caliente y reemplazar ventanas, observó Torres.

"La demanda es grande", dijo Aarón Wicks, director del departamento de planificación y evaluación de ABC. "Es un programa del que hemos estado muy orgullosos. Pensamos que podemos hacer mucho con el".

Como los fondos del estímulo han permitido a ABC completar más proyectos, Providence y los inquilinos que viven en propiedades de la ciudad se han beneficiado, dijo Karen Staertow, asociada de desarrollo para la agencia de alojamiento. Ella añadió que los equipos de ABC están trabajando en proyectos cuyo volumen y magnitud hubiera sido muy difícil de financiar para Providence.

"Estoy muy entusiasmada con el proyecto", dijo Staertow. " Me dije, ‘vaya, podemos hacer esto’. Usar el programa en vez de ser el programa".

La inversión de los dueños es importante cuando uno considera que reemplazar un calentador puede costar por lo menos $1000 y que ABC está haciendo 18 reemplazos en propiedades de Providence, observó ella. Las mejoras incluyen reemplazar bombillos y aislamiento.

"Nos está ahorrando mucho dinero", dijo Staertow.

ABC también está haciendo modificaciones para ahorrar energía en los apartamentos de F.I.G.H.T. Village en la calle Ward, y tratando de finalizar convenios con los apartamentos Pinnace Place y Green Knolls, explicó Washington. Los trabajos en esos lugares incluyen reemplazar calderas, aislar áticos, instalar nuevos refrigeradores y termostatos como también añadir iluminación y hasta reemplazar duchas en cientos de apartamentos, observó él.

"Los inquilinos se pueden beneficiar de cosas como esas", añadió Washington.

Se espera que los fondos de estímulo se acaben el año que viene en algún momento, dijo él. Si se le permite a la agencia terminar los proyectos que haya empezado para esa fecha, ABC terminaría habiéndole ahorrado energía a unos 2,000 apartamentos y casas en la ciudad, comentó Washington.

"Lo magnífico que tiene el programa de protección contra los efectos adversos del clima es que es uno de los pocos programas de subvención que demuestran la rentabilidad de la inversión", dijo Wicks, "con una rentabilidad de $1.20 por cada $1 invertido. Ayuda a cientos de personas a la vez a bajar su consumo de energía.

Aunque las modificaciones para ahorrar energía recibieron un 75 por ciento de los fondos federales de estímulo, la agencia pudo también mejorar o crear nuevas oportunidades de empleo y ayudar en los suburbios a familias que luchaban contra la pobreza y el hambre, añadió Wicks.

Aunque esa porción de la subvención se acabó, él dijo que la agencia pudo ayudar a 147 familias.

Cuando los dirigentes de ABC se enteraron de la cantidad del fundo de estímulo, ellos identificaron como usarlo en un área en que la agencia pudiera hacer una diferencia en la comunidad, explicó Wicks

Con los fondos, la agencia le proporcionó un entrenamiento de desarrollo de habilidades a 95 residentes de la ciudad, incluyendo a jóvenes, y ofreció 24 posiciones temporáneas de las cuales 6 se convirtieron en trabajos fijos a tiempo completo y 4 en trabajos fijos a medio tiempo. Wicks dijo que ABC también había podido expandir su programa de trabajos de verano para jóvenes para que incluyera a 140 estudiantes. El programa de verano generalmente sirve a unos 45 adolescentes, añadió él.

"Se le dio preferencia al empleo debido a la crisis económica que existe", dijo Wicks.

Con los fondos federales, ABC también se asoció con la ciudad, con Monroe Community College y con la Liga Urbana para crear un programa de entrenamiento especializado para que los trabajadores desarrollaran habilidades de construcción ecológicas, dijo Wicks. Tuvo tanto éxito que Monroe Community College ha pedido una subvención para ofrecer otra sesión el año que viene.

Keith Crawford que tomó el entrenamiento ha sido contratado por ABC para que trabaje en el programa de protección contra los efectos adversos del clima. Él se enteró del programa de entrenamiento por un amigo.

"Me gusta el trabajo porque estamos ayudando a la gente", dijo él.

Debido a su compromiso de mejorar la cualidad de la vida de la gente de la comuidad, Crawford añadió que se siente orgulloso de trabajar para ABC

"Me están ayudando a mí a ser autosuficiente", comentó él. "Están ayudando a la gente a ser más independientes".

Copyright © 2024 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter