El obispo Cristóbal Ascencio García de Apatzingán, México, sentado, observa cómo el arzobispo Franco Coppola, nuncio apostólico en México, habla a los residentes durante una visita a Aguililla el 23 de abril de 2021. El obispo Ascencio ha dicho que en política, "hay una lucha por el poder, un poder que aporta un enriquecimiento injustificable." El obispo Cristóbal Ascencio García de Apatzingán, México, sentado, observa cómo el arzobispo Franco Coppola, nuncio apostólico en México, habla a los residentes durante una visita a Aguililla el 23 de abril de 2021. El obispo Ascencio ha dicho que en política, "hay una lucha por el poder, un poder que aporta un enriquecimiento injustificable." (Foto CNS por Alan Ortega/Reuters)

Obispos instan a mexicanos a votar en elecciones, pero ven señales de alerta

CIUDAD DE MÉXICO (CNS) — La conferencia de obispos mexicanos se ha comprometido a evitar la promoción de partidos o candidatos en las próximas elecciones de mitad de período del país. Los obispos también emitieron un comunicado el 6 de mayo, pidiendo a los ciudadanos que voten y apoyen a los candidatos que promueven el bien común.

Sin embargo, al menos un obispo de una diócesis con conflictos de cárteles de drogas ha expresado su consternación por las campañas, manifestando que los políticos de su rincón del país no buscan el bien común. Él también advirtió sobre candidatos ganadores, que entran a situaciones potencialmente imposibles, en las que el crimen organizado ejerce el control — y no los funcionarios que fueron justamente elegidos.

En un comunicado del 6 de mayo, los obispos señalaron que los mexicanos deben “mostrar discernimiento con el objetivo de optar por las personas que pueden hacer realidad el auténtico bien común”.

“Si hemos avanzado en la cultura democrática, debemos erradicar actitudes como la apatía y la indiferencia, así como evitar que cualquier persona o grupo intente manipular a la ciudadanía en el ejercicio de su voto mediante presiones, regalos, o chantajes”, prosigue el comunicado. “Hoy, más que nunca, el bien común exige más acciones que palabras”.

Ese mismo día, en una discusión organizada por la publicación Desde la Fe de la Arquidiócesis de México, el obispo Cristóbal Ascencio García de Apatzingán expresó: “Habrá elecciones porque el sistema las requiere, pero, personalmente, cada día estoy más decepcionado con las elecciones.

“Parece que ha cambiado el sentido de ejercer la política como servicio”, añadió. “Hay una lucha por el poder, un poder que trae un enriquecimiento injustificable”.

México participará en elecciones federales y de municipalidades el 6 de junio y elegirá gobernadores en 15 estados. La elección se lleva a cabo durante una pandemia y una economía en recesión, pero es de suma importancia para el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien quiere mantener una mayoría en la cámara baja del Congreso.

Las encuestas muestran que el partido MORENA del presidente lidera cómodamente — producto de la popularidad de López Obrador y una aversión persistente por los partidos de oposición, que fueron repudiados en 2018 después de varios términos decepcionantes en el cargo. Sin embargo, no se sabe cuántos escaños podría obtener MORENA.

López Obrador ha causado cierta preocupación en México en su intento de centralizar el poder en la presidencia y en su intento de ejercer influencia sobre el poder judicial y las agencias autónomas del país.

López Obrador también ha respaldado a varios candidatos polémicos, incluyendo candidatos a gobernador de los estados de Guerrero y Michoacán, quienes fueron descalificados por el instituto electoral del país por no presentar informes de gastos. Posteriormente, el presidente lanzó ataques mordaces contra el instituto — formado para supervisar elecciones libres y justas en un país con un historial de resultados electorales cuestionables; el presidente prometió reformar o eliminar el instituto si su partido gana suficientes escaños.

“Estas elecciones han mostrado un deseo de poder a toda costa” al ir en contra del instituto electoral, dijo el obispo Ascencio. “Quizás … no estamos en una verdadera democracia, y nos dirigimos hacia una dictadura disfrazada de democracia”.

La diócesis del obispo Ascencio ha sido duramente golpeada por la violencia de los carteles de droga, algo que se destacó en una visita reciente a la ciudad sitiada de Aguililla por parte del arzobispo Franco Coppola, nuncio apostólico. El obispo expresó su desconcierto por la aparición de un candidato a la alcaldía de Michoacán en la lista de buscados de la Administración Antidrogas.

“En mi diócesis … es muy probable que haya complicidad entre el crimen organizado y los que ejercen el poder político”, expresó el obispo Ascencio. “Me han dicho que están abrumados por la situación delictiva y que la seguridad no es su deber, es algo para el gobierno federal”.

En este ciclo electoral, el obispo dijo que lo han buscado más candidatos para las reuniones que en años anteriores. Advierte que “no han tenido en cuenta la realidad”.

“Lo que no se ve es que el poder no está en manos de gobernantes legítimos”, sostuvo. “El poder en muchos lugares está en manos del crimen organizado. Parece que el sector político está al servicio del crimen organizado”.

Copyright © 2021 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter