Una caravana de migrantes de Centroamérica que intentaba llegar a Estados Unidos fue vista a fines de enero cruzando un río cerca de Ciudad Hidalgo, México. Los ministerios católicos para migrantes en Guatemala están asistiendo a una caravana de aproximadamente 3,000 migrantes que ingresó a Guatemala el 1 de octubre después de partir la noche anterior de San Pedro Sula, Honduras. Una caravana de migrantes de Centroamérica que intentaba llegar a Estados Unidos fue vista a fines de enero cruzando un río cerca de Ciudad Hidalgo, México. Los ministerios católicos para migrantes en Guatemala están asistiendo a una caravana de aproximadamente 3,000 migrantes que ingresó a Guatemala el 1 de octubre después de partir la noche anterior de San Pedro Sula, Honduras. ((Foto CNS por Andrés Martínez Casares/Reuters)

Se forma nueva caravana de migrantes en Honduras

CIUDAD DE MEXICO (CNS) — Los ministerios católicos de migrantes en Guatemala están asistiendo a una caravana que se formó en Honduras y que se dirige hacia el norte, a la frontera con México.

La caravana, de aproximadamente 3,000 migrantes, entró a Guatemala el 1 de octubre, después de haber partido la noche anterior de San Pedro Sula, una ciudad situada en el norte de Honduras.

Esta es la primera caravana masiva que se formó durante la pandemia y refleja la desesperación de la vida en Centroamérica, donde las economías colapsadas han profundizado la pobreza y han motivado a muchos a emigrar.

“Se van en grupos y lo que buscan son alternativas de vida fuera de Honduras, porque Honduras no tiene nada que ofrecer”, dijo la hermana Scalabriniana Nyzelle Juliana Donde, directora del ministerio de migrantes de los obispos hondureños, a Catholic News Service.

“Lo que la mayoría de los migrantes hacen es irse en busca de necesidades básicas. La pandemia ha agravado el hambre, la pobreza, la falta de oportunidades. Las ‘maras’ y las pandillas también han trabajado muy duro durante este tiempo”, expresó.

“Lo que más quieren estas personas es una oportunidad para trabajar y mantener a sus familias porque la verdad es que Honduras es realmente desolador en términos de pobreza”, agregó.

Las caravanas se formaban regularmente en Honduras antes de la pandemia, aunque México había comenzado a desplegar su guardia nacional para impedir que grandes grupos de migrantes transitaran por el país.

Las caravanas también se han convertido en temas políticos, especialmente cuando una gran caravana transitó por México a fines de 2018, provocando el descontento del presidente Donald Trump.

La hermana Nyzelle dijo que la mayoría de los migrantes no están prestando atención a la retórica del presidente ni a las elecciones estadounidenses, y todavía se aferraron a la idea del “sueño americano”.

“Es una cuestión de supervivencia”, señaló. “Entonces, lo que la gente quiere y ansía es una vida mejor y solo mirar hacia Estados Unidos”.

Las conversaciones sobre una salida masiva de migrantes comenzaron dos semanas antes de la formación de la caravana más reciente, expuso la hermana Nyzelle. Ya hay rumores circulando de que se están formando dos caravanas más, indicó.

Los videos en las redes sociales mostraron a los migrantes, incluidos muchos usando máscaras, empujando a los funcionarios fronterizos guatemaltecos para entrar en el país.

El ministerio de migrantes de los obispos guatemaltecos dijo en un comunicado del 1 de octubre que había enviado un equipo para brindar asistencia humanitaria. El albergue Scalabriniano para migrantes en la ciudad de Guatemala proporcionó kits de higiene y alimentos, pero no pudo abrir sus puertas a los viajeros por razones de salud, informó Carlos López, director del albergue.

Copyright © 2020 Catholic News Service, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter