Superintendente presenta notificación de demanda contra la junta escolar

ROCHESTER — El Superintendente Bolgen Vargas ha presentado una notificación de demanda contra la junta del Distrito Escolar de la Ciudad de Rochester, que él dice aprobó resoluciones que violan su contrato y son “en represalia".

 El Presidente de la junta Van White dijo que los siete miembros de la junta votaron el 3 de marzo para aprobar unánimemente las dos resoluciones que son objeto de la demanda, la cual él no había visto cuando habló con El Mensajero Católico el 4 de marzo.

Las resoluciones de la junta buscan definir cuáles puestos en el "Grupo de Empleo del Superintendente" — los miembros del equipo de administradores ejecutivos – están excluidos del derecho a la negociación colectiva bajo la ley de servicio civil de Nueva York. La junta ha autorizado al bufete de abogados Hodgens Russ LLP para conseguir una determinación de la Junta de Relaciones de Empleados Públicos respecto a esta pregunta, de acuerdo a las resoluciones, que se encuentran en www.boarddocs.com/ny/rochny/Board.nsf/files/9UA3EC616FDA/$file/03.03.15.pdf. La junta del distrito decidirá — basándose en la determinación de la Junta de Relaciones de Empleados Públicos — cuáles puestos serán parte del grupo del superintendente y dentro de su poder para nombrar.

De acuerdo a la carta al bufete de abogados de la junta enviada por el abogado de Vargas, Steven Modica, el conflicto surge de las interpretaciones de la ley aprobada por el anterior Gobernador George Pataki en el 1997. Mediante esas enmiendas a la Ley de Educación de Nueva York, a los superintendentes, especialmente los de Rochester, Buffalo y Syracuse se les otorgó el derecho a nombrar sus propios equipos de administradores.

Por lo tanto, el superintendente tiene el derecho a "nombrar superintendentes asociados, asistentes y superintendentes de distrito, y a otro personal supervisor excluido del derecho a la negociación colectiva conforme al artículo catorce de la ley de servicio civil que estipula que puede hacerlo dentro de las cantidades presupuestadas para tales puestos", dice la carta de Modica.

"La resolución de la junta elude el estatuto y permite que ellos (y no el superintendente) ejerza control sobre los individuos contratados para puestos de liderazgo por el distrito", dice la demanda de Vargas.

Sin embargo, las resoluciones de la junta dicen, que el número de puestos en el “Grupo de Empleo del Superintendente" se ha más que duplicado a 32 desde el 1997 cuando la ley entró en vigor, excediendo el "alcance legal de dicha ley".

White dijo que éste es el primer "desacuerdo significativo" entre la junta y el superintendente en los pasados tres años de estar trabajando juntos. Y las dos partes han acordado cambios grandes, incluyendo la asociación a través de la cual la Universidad de Rochester supervisará las operaciones de la Escuela Secundaria East empezando en el otoño.

"Estamos logrando algún progreso" en el distrito y ese debe ser el enfoque de la junta, dijo White. "Los abogados tienen que resolver esto, no los educadores".

En una declaración enviada al personal el 4 de marzo, Vargas concurrió en que el distrito debe centrarse en los estudiantes. El portavoz del distrito Chip Partner dijo que Vargas no haría comentarios adicionales.

"Las acciones de la junta han planteado cuestiones legales que serán abordadas por los tribunales y abogados involucrados", dijo Vargas en su declaración al personal. "Es importante que todos sigamos haciendo nuestro trabajo y nos mantengamos centrados en el trabajo crítico de apoyar a los estudiantes".

"Tenemos trabajo por hacer", White estuvo de acuerdo. "No podemos centrarnos en esto".

Copyright © 2022 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.

No, Thanks


eNewsletter