Latino Catholics recite the Lord's Prayer during Mass at the Labor Day Encuentro gathering at Immaculate Conception Seminary in Huntington, N.Y., Sept. 3, 2018. (CNS photo/ Gregory A. Shemitz, Long Island
Catholic) Católicos latinos recitan el Padrenuestro durante la Misa en el Encuentro del Día del Trabajo en el Seminario de la Inmaculada Concepción en Huntington, Nueva York, el 3 de septiembre de 2018. (Foto de CNS/Gregory A. Shemitz, Católico de Long Island)

Disminuye el número de latinos estadounidenses que se identifcan como católicos

(OSV News) — El número de latinos en Estados Unidos que se identifican como católicos sigue disminuyendo constantemente, con sólo alrededor del 43% ahora auto-identificándose como católicos, según un nuevo análisis del Pew Research Center. El porcentaje de latinos sin afiliación religiosa también ha aumentado.

En su estudio, publicado el 13 de abril, Pew señala que el porcentaje de adultos hispanos que se identifican como católicos ha descendido del 67% en 2010 al 43% en 2022. Durante el mismo período, los latinos estadounidenses que se identifican como no afiliados religiosamente (describiéndose a sí mismos como ateos, agnósticos o «nada en particular») aumentaron del 10% en 2010 al 30% en 2022.

Hosffman Ospino, un profesor del Boston College que tiene años de experiencia examinando el papel de los católicos hispanos en el futuro de la Iglesia católica en Estados Unidos, dijo que este declive ha estado «en marcha» durante décadas y que las generaciones más jóvenes de latinos son menos propensas a identificarse como católicos.

«Hay que tener en cuenta que la población hispana está creciendo en Estados Unidos. Y la mayor fuente de crecimiento de la comunidad hispana no es la comunidad inmigrante, como solía ser en los años 80 y 90», dijo Ospino. «Ahora la mayor fuente de crecimiento de la comunidad latina es la generación nacida en Estados Unidos, que está siendo criada en gran parte tanto por inmigrantes como por latinas nacidas en Estados Unidos. … Es una población muy joven, por lo que las tendencias que Pew está observando reflejan las tendencias más amplias entre todos los jóvenes de Estados Unidos a través de los diferentes grupos raciales, étnicos y culturales.»

Los datos de la Oficina del Censo de EE.UU. muestran que la población hispana de EE.UU. alcanzará los 62.6 millones a mediados de 2021, lo que representa el 18.9% de la población total. Desde la década de 2000, según el estudio del 13 de abril, los nacimientos en Estados Unidos han impulsado el crecimiento de la población hispana en Estados Unidos, con cuatro de cada cinco (79%) de los latinos estadounidenses entre 18 y 29 años nacidos en Estados Unidos.

El estudio de Pew también indica que cerca de la mitad (49%) de los latinos estadounidenses de 18 a 29 años se identifican como no afiliados religiosamente, mientras que el 30% se identifica como católico y el 15% como protestante. En comparación, sólo uno de cada cinco latinos de 50 años o más no tiene afiliación religiosa, y la mayoría de ellos (56%) nació fuera de Estados Unidos.

La encuesta también señaló que los latinos nacidos en EE.UU., en general, son casi dos veces más propensos (39%) que los latinos nacidos en el extranjero (21%) a identificarse como no afiliados religiosamente, con los jóvenes latinos impulsando el crecimiento entre ese grupo.

«Lo que revela (el estudio de Pew) en muchos sentidos es que la Iglesia católica contaba con el gran crecimiento de los hispanos inmigrantes que son católicos», dijo Ospino. «Ahora la pregunta es: ¿estamos preparados para afrontar la realidad de que la evangelización en las próximas décadas se va a centrar en gran medida en esos hijos y nietos de inmigrantes de América Latina, la generación nacida en Estados Unidos?».

A pesar del descenso en los números en la última década, los católicos siguen siendo el grupo religioso más numeroso entre los latinos de Estados Unidos, según el informe Pew. Los latinos también siguen siendo aproximadamente «el doble de propensos que los adultos estadounidenses en general a identificarse como católicos y menos propensos a ser protestantes».

El estudio del Pew también indicaba que «el catolicismo ha experimentado las mayores pérdidas debido al cambio de religión entre los hispanos», siendo casi una cuarta parte de todos los hispanos de EE.UU. ex católicos. La encuesta en la que se basó el estudio afirmaba que, mientras que cerca de dos tercios de los adultos hispanos (65%) dijeron haber sido criados como católicos, el 43% lo son actualmente.

El informe también señala que el protestantismo ha experimentado un crecimiento más modesto debido al cambio de religión. (En general, la proporción de latinos que se identifican como protestantes — alrededor del 21% de todos los adultos hispanos — se ha mantenido relativamente estable).

Alejandro Aguilera-Titus, director adjunto de la Pastoral Hispana del Secretariado para la Diversidad Cultural en la Iglesia de la USCCB, habló del contexto histórico en el que los latinos de Estados Unidos abandonan la fe católica. En décadas pasadas, durante lo que Aguilera-Titus describió como una época de «proselitismo agresivo» por parte de otras denominaciones religiosas que se acercaban a los nuevos inmigrantes hispanos, los obispos estadounidenses respondieron con el primer proceso de Encuentro, que ayudó a formular un plan pastoral nacional para el ministerio hispano en 1987.

«Ese plan (de 1987) realmente abrió de par en par la puerta para que miles de parroquias comenzaran a comprometerse con la pastoral hispana», dijo a OSV News. «Y hoy, tenemos más de 4.500 parroquias con un ministerio hispano latino, lo que significa que llevan a cabo la pastoral en español, en un contexto cultural adecuado».

Aguilera-Titus añadió que — con más de 16,000 parroquias en los Estados Unidos — el esfuerzo para desarrollar y fortalecer la pastoral hispana continúa. «Cuantas más parroquias se comprometan con la pastoral hispana latina, menos necesidad tendrán los católicos hispanos latinos de ir a otras iglesias», dijo.

Para Ospino, la secularización es el mayor desafío al cristianismo católico y a la cristiandad católica. «La generación más joven, particularmente, no siente que la religión organizada sirve para algo en sus vidas», dijo.

Según el análisis de Pew, la desafiliación de la religión es más común entre los hispanos nacidos en Estados Unidos: Alrededor de una cuarta parte de los hispanos nacidos en EE.UU. (23%) que dicen que fueron criados dentro de una fe ahora no están afiliados religiosamente, en comparación con el 16% de los hispanos nacidos en el extranjero. Pero, según el estudio, «el catolicismo ha experimentado pérdidas igualmente grandes tanto entre los hispanos nacidos en EE.UU. como entre los nacidos en el extranjero».

Estos cambios constantes y graduales podrían tener amplias implicaciones en el futuro. Los católicos hispanos representan cerca del 45% de todos los católicos del país. Sin embargo, cerca del 60% de todos los católicos menores de 18 años son hispanos. Lo mismo ocurre con casi la mitad de los jóvenes adultos católicos (de 18 a 39 años)

Una estimación reciente del equipo de investigación del V Encuentro Nacional de Pastoral Hispana/Latina, que cuenta con el apoyo de los Obispos Católicos de Estados Unidos, calculaba que en 2021 había 31 millones de católicos hispanos. Ospino calificó este dato de «signo de esperanza», pero — combinado con el actual análisis de Pew — es también una llamada a «cambiar de marcha».

«La Iglesia estadounidense en su conjunto, institucionalmente, a nivel pastoral, a todos los niveles debe atesorar el don de la comunidad hispana» que todavía se autoidentifica como católica, dijo Ospino. «Eso significa inmigrantes, significa jóvenes, significa los que han nacidos en EE.UU., pero tenemos que atesorar e invertir en la comunidad hispana».

Ospino sugirió tratar de aumentar el número de niños hispanos matriculados en escuelas católicas e invertir en la pastoral juvenil y en programas parroquiales diseñados para servir a la población hispana nacida en EE.UU. y la necesidad de divulgación y catequesis no sólo en español, sino también en inglés y programas bilingües. «Sigamos invirtiendo en en la comunidad inmigrante, pero redoblemos la energía y los recursos para llevar el Evangelio entre los nacidos en Estados Unidos y tratar de retenerlos. De lo contrario, los perderemos», afirmó.

Aguilera-Titus coincidió en que es crucial hacer un mejor trabajo con «los hijos de inmigrantes, los nietos de inmigrantes», no sólo para que sigan siendo católicos, sino para reforzar su identidad católica.

Calificando esta necesidad como «un área de gran preocupación para los obispos», Aguilera-Titus dijo que involucrar a los jóvenes y jóvenes adultos hispanos y a sus familias en la Iglesia católica es una de las principales prioridades del nuevo Plan Pastoral del Ministerio Hispano que podría lanzarse este año. El plan de 10 años, que surgió del extenso proceso multianual del V Encuentro Nacional, está en la agenda de la asamblea de la USCCB en junio, dijo Aguilera-Titus.

Al igual que Ospino, Aguilera-Titus también habló de la necesidad de desarrollar el liderazgo para que los católicos hispanos puedan servir a la Iglesia y a la sociedad.

«Necesitamos que más latinos hispanos pasen de sentirse bienvenidos en las parroquias a desarrollar un sentido de pertenencia y luego un sentido de propiedad», dijo.

Copyright © 2024 Rochester Catholic Press Association, Inc. All rights reserved. Linking is encouraged, but republishing or redistributing, including by framing or similar means, without the publisher's prior written permission is prohibited.


No, Thanks


eNewsletter